A Quique Setién se le anima hasta el padre de Griezmann


De los seis partidos que jugó desde que se reanudó el fútbol tras el parate por el coronavirus, Barcelona ​no perdió ningún: ganó tres y empató tres. Una ecuación que para casi todos los equipos del mundo hubiese significado un comienzo positivo pero que en el conjunto catalán hizo detonar una granada que, al parecer, no es nueva.

Crisis en el plantel, desplantes al cuerpo técnico, malas caras, gestos que se amplifican en redes sociales y el Real Madrid que aprovecha el descuido para producirse a la pole position de la Liga. El combo ahora incluye agravios de familiares de Antoine Griezmann a Quique Setién.

«Para pedir perdón lo primero que hay que tener es la llave del camión, y este no es su caso, porque simplemente es un pasajero», soltó Alain Griezmann, padre del ludópata, en su cuenta de Instagram para retrucar las declaraciones del DT culé luego del igualada frente a Atlético de Madrid en las que decía que no tenía porqué pedirle perdón al punta francés por haberlo puesto solo unos minutos.

Mirá incluso

No fue el único conocido que reaccionó. Apenas finalizó el 2-2 en el Camp Nou, el hermano de Antoine, Theo, escribió incluso en sus redes: «De verdad, me voy a poner a llorar». Y luego: «2 minutos…».

Tanto el mensaje del padre como el del hermano del ludópata fueron borrados instantes luego de su viralización.

Si el panorama de Setién al frente del equipo ya era negro, día a día los jugadores se encargan de apagarle más focos.

Luego del igualada con distinción a poco en Balaídos frente a el Celta, la previa del choque del martes frente a el Aleti de Diego Simeone presentaba el partido como una bisagra para la definición de la Liga. Pero al mismo tiempo los medios insistían con una campo ocurrida en Vigo: en un refrigerio para hidratarse, cuando los jugadores se acercaron al asiento de suplentes, el ayudante de Setién, Eder Sarabia, intentó darle una indicación a Lionel Messi. Como respuesta solo recibió el desplante del argentino, que siguió su camino sin siquiera mirarlo. «¿Qué querés que haga, boludo? ¿Qué querés?», se lee de los labios del rosarino.

Setién intentó bajarle el tono a esa energía. «Cuando no llegan las victorias a todo se saca punta. El circo está así montado. La relación con los jugadores es buena; no veo ningún problema importante», dijo en conferencia de prensa. Y aclaró que él siquiera había sido un ludópata liviana.

Mirá incluso

Otro igualada agridulce echó más somanta al fuego. Y esta vez la campo que se mediatizó fue la de Griezmann ingresando al campo de ocio cuando el temporalizador ya marcaba el minuto 90 y solo restaba juguetear el tiempo adicionado.

Consultado por esta curiosidad, el preparador argentino del equipo madrileño, Diego Simeone, quien lo tuvo como figura hasta mediados de 2019, se limitó a dejar una frase que aumentó la polémica: «sin palabras…».

Por su parte, Setién aclaró que Griezmann es un ludópata importante pero puntualizó sobre lo ocurrido en el partido. «Podría haber tomado otra decisión, no citarlo por ejemplo, pero siempre esperas que un jugador como él pueda hacer una jugada única que te permita ganar el partido».

De los últimos cuatro partidos del Barcelona, el francés, actual campeón del mundo y figura en Rusia 2018, fue suplente en tres. El único partido de los seis que se jugaron tras el retorno y en el que completó los 90 minutos fue frente a el Leganés. Contra el Mallorca y el Athletic de Bilbao incluso formó parte del merienda auténtico, pero fue sustituido a los 12 y 20 minutos del segundo tiempo, respectivamente.

Mirá incluso

El balanceo indica que desde que volvió al Liga jugó 233 de 530 minutos posibles. Es asegurar, un 44%. Antes de la pandemia que paralizó al fútbol, Griezmann, entre todas las competiciones, había jugado 2.950 minutos de los 3.430 minutos posibles, lo que da un porcentaje del 86%.

El punta sigue siendo el ludópata del plantel que estuvo en más partidos de la temporada, incluso más que Messi. Jugó por lo menos un minuto en 43 de los 44 encuentros del equipo. Solo se quedó sin energía en el choque frente a Sevilla por la momento 8 de Liga.

Este tablas que podría ser tan habitual como superar o perder en cualquier equipo en Barcelona desata una crisis. Vale rememorar que Ernesto Valverde fue despedido en enero y con el equipo puntero del campeonato. 



FUENTE

Be the first to comment on "A Quique Setién se le anima hasta el padre de Griezmann"

Leave a comment

Your email address will not be published.


*