A un año de un día histórico: qué falta y en qué avanzó San Lorenzo para construir su estadio en Boedo


El 1° de julio de 2019 quedará para siempre tatuado en el corazón de todos los hinchas de San Lorenzo. Ese día, desde el primer segundo, el firmamento de Boedo se iluminó en plena oscuridad para celebrar entre abrazos y lágrimas la toma de posesión del terrero de Av. La Plata al 1700 luego de deber recibido la presa que le pertenecía a Carrefour. Miles de cuervos coparon el predio abrigados hasta los dientes, pero el calor de análogo entusiasmo y satisfacción encendió aquella indeterminación inolvidable. Pero más allá de la emoción, se trató de un paso más de una gesta a la que todavía le resta un camino extenso y que al atravesar la linde de venida se topará con un nuevo estadio, donde alguna vez vibró el Viejo Gasómetro.

Un año posteriormente de deber corto el objetivo secreto de poner nuevamente los pies en tierra santa, ¿en qué se avanzó y que equivocación todavía para que San Lorenzo pueda poner su primer teja allí?

Hay varios frentes que atender, sin dudas. Pero todo depende de una cuestión central: conseguir aprobar la ley de Rezonificación en la Legislatura porteña. El tesina fue presentado por el expresidente y coetáneo vice 2° -a la vez que ministro de Deportes y Turismo de la Nación-, Matías Lammens​ en noviembre de 2018 y tomó estado parlamentario en marzo de 2019, de la mano del congresista Leandro Santoro (Frente de Todos). El mismo caduca a fin de año. Sin su aprobación el Ciclón no puede aspirar a construir una cancha en el barriada que lo vio hacerse excelso.

No es tan simple, ya que el proceso premioso hasta resistir a la votación final es engorroso. Como primera medida, el tesina debe ser tratado por la Comisión de Planeamiento Urbano, cuya presidente, Victoria Roldán Pérez, y Agustín Forchieri (vice de la Legislatura) se juntaron con Marcelo Tinelli​ en noviembre pasado. Sin incautación, no hubo avances aún.

Mirá además

Una vez que reciba tratamiento y aprobación en la Comisión, pasará al circuito para su correspondiente aprobación. Luego se convocará a una audiencia pública y se repetirá el aludido proceso: volverá a Planeamiento Urbano y posteriormente pasará otra vez al circuito para la votación final. Recién ahí, si obtiene los votos necesarios, será ley. Pero todo está frenado.

Un género de simpatizantes, con la Subcomisión del Hincha a la cabecera, comenzó a realizar movidas virtuales para instalar en las redes sociales el tema y exigir el tratamiento del tesina ayer de su caducidad. Desde el club no se expresaron públicamente sobre la cuestión en los últimos meses y por lo bajo argumentan que la pandemia, lógicamente, paró todo. De todos modos, varias agrupaciones de hinchas retrucan que la Comisión de Planeamiento Urbano está sesionando de modo online.

Marcelo Tinelli se había juntado con funcionarios de Juntos por el Cambio de la Legislatura por la Vuelta a Boedo pero la pandemia frenó todo. Foto: San Lorenzo

Marcelo Tinelli se había juntado con funcionarios de Juntos por el Cambio de la Legislatura por la Vuelta a Boedo pero la pandemia frenó todo. Foto: San Lorenzo

Tinelli explicó en charla con asambleístas y miembros de Comisión Directiva que se está trabajando de guisa cautelosa puesto que no se tráfico de una ley cualquiera ya que tiene «tintes políticos». 

Mirá además

El orden del día de la Legislatura está estipulado por el oficialismo de la Ciudad de Buenos Aires, es proponer Juntos por el Cambio, ya que tiene mayoría propia (más de 30 legisladores, que con aliados serían 39). Cualquier ley que se trate en la Legislatura requiere el conocido bueno del presidente de la cámara, Diego Santilli. Claro que la figura de Horacio Rodríguez Larreta, dirigente de Gobierno de CABA, resulta fundamental en este aspecto.

«Es una cuestión netamente política», repiten en el club de Boedo. Y advierten que hay que entender dar los pasos adecuados en los momentos oportunos. Algunos hacen números y estiman que si la ley se debatiera hoy en el plenario correría el aventura de no encontrar aprobación. Por eso, desde la dirigencia hay un gimnasia de diálogo con los referentes del Gobierno porteño para obtener su conocido bueno.

Mirá además

Y, según pudo entender Clarín, no se descarta presentar otro tesina superador ayer de fin de año que contemple el acuerdo con la empresa de edificación e ingeniería española IDOM, que está a cargo del masterplan del estadio nuevo, así como además los aportes de los vecinos del barriada de Boedo que pueden comunicarse con el club para expresar sus inquietudes y micción. Como un insinuación con destino a Horacio Rodríguez Larreta, San Lorenzo abrió una vía de diálogo con los ciudadanos que viven en la cercanía a la manzana recuperada. Además, la audacia de ceder el predio para la instalación de un centro de contención para adultos mayores durante la cuarentena es otra muestra del trabajo en conjunto entre la institución y la Ciudad.

"Tierra Santa", así le llaman los fanáticos del Ciclón al predio recuperado de Av. La Plata. Foto: Juano Tesone

«Tierra Santa», así le llaman los fanáticos del Ciclón al predio recuperado de Av. La Plata. Foto: Juano Tesone

Por otro costado, Tinelli mantuvo dos teleconferencias con la constructora española durante el aislamiento para avanzar en el tesina de la cancha, que buscará darle un valencia añadido a Boedo, contemplando espacios verdes, comerciales y educativos. Según cuentan a su cerca de, el presidente del Ciclón quedó fascinado con lo presentado por IDOM ya que revitalizará la zona con la promesa de una verdadera transformación urbana. Tinelli hizo observaciones y planteó algunas correcciones, como por ejemplo la ubicación de las cámaras de TV. Seguirán progresando.

Mirá además

La otra pata es la económica. Si ya ayer resultaba complicado pensar en construir un estadio -se deje de unos 70 millones de dólares de inversión-, todo toma otro color con la crisis mundial desatada por la pandemia de coronavirus cuyas consecuencias finales aún se desconocen. Pero la idea de hacer la tercera cancha de su historia no se negocia. Tinelli ya tendió puentes con inversores chinos y con importantes bancos de Europa.

Antes, deberán terminar de saldar la totalidad de la deuda con Carrefour por el demarcación. Deben dos cuotas de 1 millón de dólares cada una, más 2 millones a liquidar por la vía publicitaria. Son muchos los escalones que todavía le quedan por subir a San Lorenzo para ver su sueño hecho ingenuidad. Pero en el club de Boedo no están dispuestos a quedarse a porción de camino.



FUENTE

Be the first to comment on "A un año de un día histórico: qué falta y en qué avanzó San Lorenzo para construir su estadio en Boedo"

Leave a comment

Your email address will not be published.


*