Alberto, Larreta y Kicillof exploran una cuarentena descentralizada


El martes el total de casos había sido de 3.645. En Olivos nadie quiso arriesgar si los 4.250 contagios registrados 24 horas posteriormente se trataron de un pico donde se estacionarán los casos en una nueva meseta o si la tendencia se disparará más allá. La cuarentena estricta que se decretó el 1 de julio implicó el obstrucción de comercios no esenciales, la suspensión del running porteño y la reserva del transporte sabido de los trabajadores no esenciales. El maduro nivel de encierro social debería favor impactado en una desestimación en la cantidad de contagios teniendo en cuenta que el virus se encuentra en etapa de circulación comunitaria.

Más allá de lo acotada que pueda ser la tolerancia que se decrete a partir del sábado, en los hechos la cuarentena comienza a tornarse insostenible socialmente posteriormente de cuatro meses de chiquero. Por eso Nación, Ciudad y Provincia avanzarían en un esquema de flexibilización para adaptar la reglamento a los hechos consumados. Una especie de autogobierno del aislamiento con parámetros atados a la progreso de la curva de contagios y aislando a los grupos de aventura. Habría un ámbito de actividades autorizadas para el AMBA pero tanto Ciudad, como Provincia y los Municipios definirían de acuerdo a su efectividad epidemiológica que se autoriza en cada distrito. Una especie de descentralización de la cuarentena.

Fue una marcha frenética para Alberto. El Presidente mantuvo una cargada memorándum en Olivos donde, adicionalmente de coordinar la nueva etapa de aislamiento en el AMBA, encabezó anuncio de inversión de 9.600 millones de pesos unido a Gabriel Katopodis destinado a infraestructura universitaria, y además anunció una inversión de 15 millones de dólares para la instalación de una planta de insumos para la construcción en Santa Fe, a través de una videoconferencia con Omar Perotti. Luego, trasladó a la residencia presidencial la reunión de ministerio crematístico que suele celebrarse en Casa Rosada para avanzar en la memorándum pos pandemia y en la continuidad del software de Asistencia al Trabajo y la Producción (ATP) así como la reconversión del IFE en un ingreso universal. Y mañana a las 11 recibirá al comité de infectólogos para realizar el anuncio de la nueva etapa de la cuarentena que se extendería hasta el viernes 31.

Fernández recibió poco posteriormente de las 19 al director de Gobierno porteño y al regidor porteño. La reunión se extendió hasta cerca de las 22. El aproximación había sido convocado por el Presidente para.”terminar de evaluar cuáles son las políticas que se van a padecer delante” a partir de este viernes, cuando finaliza la etapa más estricta de la cuarentena”, según adelantó el director de Gabinete, Santiago Cafiero, uno de los asistentes al aproximación. Además de Cafiero, participaron además de la reunión el ministro de Desarrollo Social, Daniel Arroyo, la secretaria de Acceso a la Salud, Carla Vizzoti, los ministros de Salud, Fernán Quirós (Ciudad) y Daniel Gollán (Provincia) así como los jefes de ministerio porteño, Felipe Miguel, y el porteño Carlos Bianco. Sobre las propuestas del gobierno porteño, Quirós indicó que la Ciudad sugiere retomar las actividades deportivas al canción vacancia y los comercios de cercanía, adicionalmente de amparar las expectativas de los niños, aunque insistió en que no se liberarán las reuniones sociales. El martes, los jefes de Gabinete porteño y porteño, Carlos Bianco y Felipe Miguel, respectivamente, tuvieron un aproximación en la ciudad de La Plata, tras el acuerdo corto el lunes por Kicillof y Rodríguez Larreta para lanzarse “coordinadamente” entre ambas administraciones la forma en que continuarán las restricciones en el AMBA. Kicillof dijo que las medidas en el Gran Buenos Aires a partir del sábado “no van a ser idénticas” a las de la Ciudad, pero ratificó que “la decisión es coordinarlas” porque “no es sostenible que de un lado de la General Paz se abra todo y del otro lado nada”.

El aislamiento social, preventivo y obligatorio rige en el país desde el 20 de marzo y fue prorrogado en sucesivas oportunidades mediante Decretos de Necesidad y Urgencia (DNU) emitidos por el Poder Ejecutivo doméstico. La cuarentena se fue flexibilizando en distintas partes del país, y actualmente sólo el AMBA y las provincias de Chaco, Jujuy, Catamarca y San Luis, adicionalmente del sección rionegrino de General Roca y el conglomerado urbano de Neuquén, permanecen en la etapa 1 del aislamiento.



Click aqui para ir a la informe llamativo

Be the first to comment on "Alberto, Larreta y Kicillof exploran una cuarentena descentralizada"

Leave a comment

Your email address will not be published.


*