Alejandro Fantino reveló su confusa experiencia en el baño de un boliche gay


Casi al final de la retransmisión de su software del miércoles, Alejandro Fantino se tomó un momento para relatar una desopilante particularidad sobre la incertidumbre en la que fue a un boliche gay y su experiencia se tornó confusa a raíz de un tenso aproximación que tuvo en el baño del oficio y la reiterativa pregunta que los demás asistentes del recinto cadencioso le hicieron a lo amplio de una velada.

Después de hacer una publicidad, el conductor de televisión se dirigió a Marcela Tauro, Luis Ventura y Fernanda Carbonell y comenzó a contar su historia. “Grandes boliches. Había uno que era boliche gay, que después fue Amérika. Se llamaba Bunker. Yo iba los domingos porque no era gay, era ‘surtido’. Yo tenía 22 o 23 años, e iba los domingos cuando salía de Mitre”, indicó el relator de fútbol.

“Había una palabra, un término de esa época que no sé si se sigue usando, que es ‘Paki’, que es que si no sos gay y sos heterosexual, sos paki. Entonces un día yo estaba en el baño, en un mingitorio ahí recién llegado, con mi pelo largo. Había unas diosas, bailarinas de hip-hop, unas bombas atómicas”, continuó el periodista deportivo oriundo de la provincia de Santa Fe.

“Era un domingo hermoso, pero yo no sabía. Entonces morapio un espiritado, y cuando yo termino de orinar y guardo, me dice: ‘Hola, ¿qué tal?’, muy serio. Y me dice: ‘¿Vos sos paki?¿Sos paki o no sos paki?’, reveló el conductor de Fantino a la tarde, contando que no sabía cómo contestar esa pregunta.

“Mirá, me dicen Gringo. Me llamo Alejandro, también me dicen Toro en Santa Fe. Me llamo Alejandro Jorge Fantino, pero no soy paki”, fue la respuesta del periodista en aquel entonces, que finalmente supo qué significaba ese término al irse del recinto cadencioso.

“Ya van dos o tres que me dicen paki, debe haber uno parecido a mí que le dicen así. Y me dijeron: ¡No, bol…! Paki son…”, y ahí lo entendí”, concluyó la figura de América y ESPN, causando las carcajadas de sus colegas.

Tal como lo explicó Fantino, ese modismo es utilizado con frecuencia de guisa peyorativa por quienes son parte de la comunidad LGBTQI+ para referirse a los heterosexuales, y el origen del mismo tiene oficio a mediados del Siglo XX en la Argentina. Es un apócope de paquidermo, animal moroso, torpe, pesado y de piel dura que representa así el modo en el que se percibe a las personas heterosexuales en la intimidad. Actualmente, este término volvió a tener popularidad entre los centennials (la coexistentes de nacidos entre 1997 y 2010).

L.L.

Galería de imágenes




FUENTE

Be the first to comment on "Alejandro Fantino reveló su confusa experiencia en el baño de un boliche gay"

Leave a comment

Your email address will not be published.


*