anticipo del gobierno a la CGT


En una reunión con la mesa chica, los funcionarios anticiparon las claves de lo que viene. Hay tensión por los precios, las paritarias y los despidos

El Gobierno anticipó al sindicalismo el espíritu de los anuncios inminentes que prepara para salir de la crisis. Se manejo de un paquete con lineamientos orientados al control de la inflación, el impulso de la inversión productiva y la concepción de empleo tras la destrucción de 270.000 puestos de trabajo en los últimos dos meses. Ese fue el tema central de la recepción encabezada este lunes por una comitiva oficial de estrecha confianza de Alberto Fernández con casi una docena de dirigentes de la CGT en la sede de la Federación de Trabajadores de Sanidad, liderada por Carlos West Ocampo y Héctor Daer, uno de los cotitulares de la central obrera.

El equipo integrado por la secretaria de Legal y Técnica, Vilma Ibarra, la vicejefa de Gabinete, Cecilia Todesca, el ministro de Desarrollo Productivo, Matías Kulfas, y su par del Ministerio de Trabajo, Claudio Moroni, fue el encargado de anticipar a los comensales el rumbo que adoptará la papeleo doméstico a través de 60 medidas en carpeta y permanecer el diálogo reclamado por la dirigencia sindical y el patronal luego del aproximación de la semana pasad en la Casa Rosada, en donde Moroni les pidió a entreambos sectores hacer «sacrificios» y «renuncias» de cara al retorno a la «nueva normalidad» y frente a un contexto de maduro conflictividad social por el destrucción del desempleo y la pobreza.

En ese marco, los funcionarios hicieron hincapié ayer en controlar la inflación desde «una mirada macro», es asegurar, procurando que los retoques en los alimentos y el descongelamiento de las paritarias impacten lo menos posible sobre los precios. En esa hilera, los bancarios, los trabajadores de la nutriente y la industria del gas cerraron en los últimos días subas «puente» de entre el 12 y el 26% por debajo de una inflación prevista del orden del 40%. La preocupación de fondo es por el dólar, sometido a una creciente presión por la demanda sostenida y la emanación monetaria. «La inflacion se dispara siempre cuando faltan dólares porque no hay confianza en el peso», reconoció uno de los enviados de Fernández.

 

Con esa preocupación, el Gobierno además rastreo contener el pago mediante una reducción escalonado de los subsidios frente a la caída de la colecta y la negociación inminente de la deuda con el FMI. Si proporcionadamente el gobierno crematístico ayer anunció la continuidad de la público a las empresas (ATP), lo cierto es que ese software pasó de cubrir el salario de 2,4 millones a 1,8 millones de trabajadores privados, mientras se mantuvieron los créditos a las pymes y se sumaron a otros 280.000 autonónomos y monotributistas a los préstamos a tasa cero. Esa situación que genera tensión con la Unión Industrial Argentina (UIA) y las cámaras pyme de la provincia de Buenos Aires, que ya registraron el cerrojo de 40.000 empresas.

Por la parte sindical, adicionalmente de los dueños de casa, estuvieron presentes en la reunión el otro cotitular de la CGT, el estacionero Carlos Acuña, el estatal Andrés Rodríguez, el albañil Gerardo Martínez, el mercantil Armando Cavalieri, el metalúrgico Antonio Caló, el dirigente de Obras Santiarias, José Luis Lingeri, el del Seguro, Jorgé Solá, y el cancerbero Victor Santamaría. «Se calma que en los próximos días exista un musculoso anuncio sobre un paquete de medidas para inyectar caudal de trabajo en las medianas empresas para dinamizar un poco la caudal y retornar a ponerla en marcha», confirmó en declaraciones a Radio Rivadavia Daer.

Uno de los puntos que asomó en la reunión fue la escazes de impulsar la inversión productiva mediante préstamos otorgados por la banca pública y privada, pegado con el mejora de industrias habilitadas y la concepción de empleo. El principal motor, según los funcionarios, será la obra pública en marcha mediante en 150 rutas del país, el plan federal Argentina Hace en 2.300 municipios. Pero en la central obrera además reclaman la reactivación de la obra privada para construir viviendas tras la pérdida de más de 180.000 empleos. Solo el 30% de la actividad está en funcionamiento y el AMBA, aún bajo cuarentena, concentra la medio de las obras.

 

Moroni tomó ayer nota de los pedidos. Los sindicalistas están preocupados adicionalmente por la continuidad de la prohibición por decreto de los despidos y suspensiones, así como del acuerdo con la UIA de rebajas salariales de hasta el 25% del personal suspendido. Ambas medidas vencen a fines de este mes, por lo que será esencia la negociación con los industriales, aunque la osadía final depende de Fernández. La reunión de ayer representó un advertencia a la mesa chica de Azopardo, en medio del conflicto de Camioneros en Mercado Libre y el rechazo de los gremios aeronáuticos al procedimiento de crisis solicitado por LATAM. «Es el diálogo normal de un gobierno con la central obrera sin rótulos ni formalidades», explicó a iProfesional Solá, además secretario de prensa de la entidad sindical.

Las gestiones oficiales continuarán con contactos con la UIA, que este martes tendrá su reunión de juntura directiva, y Moroni se reunirá el miércoles a las 16 con el titular de la CTA de los Trabajadores, Hugo Yasky, uno de los dirigentes gremiales más afines a Cristina Kirchner. La idea, según Yasky, es suscitar una serie de propuestas para combatir el desempleo y sostener los ingresos, que incluyen el reforzamiento de los ATP destinados a las pyme, que representan más del 90% de los beneficiarios, en vistas de que muchas de esas empresas no han recibido los fondos estatales por no tener registrados a sus trabajadores. En ese situación, según pudo asimilar este medio, se evalúa flexibilizar los requisitos de facturación.

Conocé el valía del dólar en Dólar Hoy y seguí la cotización y comportamiento minuto a minuto. CLICK AQUÍ
Enterate lo postrer sobre caudal digital, startups, fintech, innovación corporativa y blockchain. CLICK AQUÍ



FUENTE

Be the first to comment on "anticipo del gobierno a la CGT"

Leave a comment

Your email address will not be published.


*