así es el plan de Guzmán para desdolarizar


Ramiro Tosi, segundo en el campo de acción financiera, tiene a su cargo la tarea de alegrar la curva de pesos. Prepara instrumentos para «cambiar las expectativas»

Su dirigente, Diego Bastourre, lo claridad «El Master of the Pesos«. Tanta confianza le tiene. Lo mismo Martín Guzmán, a quien conoce desde que era profesor del ministro en la Universidad de La Plata.

Es muy probable que Ramiro Tosi sea un desconocido fuera del Ministerio de Economía. Pero el número dos de Finanzas tiene hoy una parte de la responsabilidad de que la moneda doméstico deje de ser repudiada por los argentinos. Lo contrataron para eso.

La enorme mayoría de los argentinos ni siquiera oyó -ni oirá- balbucir de Tosi. Forman parte de los millones que, mes a mes, cambian sus pesos por los dólares que puedan comprar. Ya sea para ahorrarlos o adecuadamente para hacer el insigne «puré», que les permita quedarse con una diferencia en su saquillo.

El trabajo de Tosi es convencer, primero al mercado financiero y luego a los ciudadanos de a pie, que vale la pena quedarse en pesos. Más que pasarlos a dólares. ¿Misión inalcanzable?

Por lo pronto, se tráfico del funcionario escogido por Guzmán para lograrlo. Porque conoce al mercado. Y por su experiencia fuera de la burocracia estatal y cerca de los financistas. Primero como economista del IAMC (Instituto Argentino de Mercado de Capitales) y luego en el BYMA (Bolsa de Valores).

Conoció al coetáneo ministro de hacienda como profesor de «finanzas internacionales», y siempre se movió en el ámbito clásico y financiero. «No tengo militancia política», asegura.

Ramiro Tosi con Guzmán: el ministro le encomendó la desdolarización financiera mediante nuevos instrumentos en pesos

Ramiro Tosi con Guzmán: el ministro le encomendó la desdolarización financiera mediante nuevos instrumentos en pesos

La figura de Tosi adquiere relevancia ahora por la sencilla razón que Guzmán convenció al Presidente de que podrá dar reverso las expectativas y crear confianza. Necesita que ese «círculo virtuoso» ocurra lo ayer posible: el Banco Central viene perdiendo reservas a diario y las intervenciones en el mercado podrían ayudar a mejorar la performance.

En aquel diálogo del ministro con Alberto Fernández, a posteriori de que el propio dirigente de Estado reconociera la existencia de «un problema» en el mercado cambiario por el cual los ahorristas se volcaran masivamente al dólar «ahorro» vaciando de Reservas del Banco Central.

La historia es conocida: Guzmán le dijo a Fernández que si eliminaban el cupo de u$s200 del dólar «ahorro», la cotización del blue se dispararía, lo mismo que la brecha entre el dólar «oficial» y el «paralelo», lo que agravaría el cuadro. Alberto F. le dio luz verde a su ministro y ahora la táctica se pondrá a prueba.

Herramientas «que sirvan», la esencia para regenerar la confianza

La idea de Guzmán, con la ayuda del Banco Central, es que esa brecha cambiaria se achique. Para hacerlo se valdrá de dos cuestiones: una, la esperada suba de los nuevos bonos de la deuda, surgidos tras el canje. La segunda, con intervenciones directas en el mercado de títulos públicos.

De ahí la relevancia de Tosi, el perito en el mercado financiero del equipo financiero. «Acá, la obligación es conocer a todos. Tener la paleta de colores en la mano. Identificarlos», dice el funcionario cuando dialoga con sus colegas. «El mercado es chico y nos conocemos. Hay que brindar herramientas que sirvan, que generen confianza», completa.

Tras el canje, el Banco Central cuenta con un ¨poder de fuego» que superaría los u$s7.500 millones, aunque algunos economistas de la City creen que podría incluso pasar los u$s9.000 millones.

Como fuera, Finanzas y el Banco Central tendrán la representación de coordinar esa eventual intervención en el mercado, a lo que se sumará la continua teledifusión de deuda en pesos, que servirá, entre otras cosas, para quitarle presión al mercado cambiario.

«El Gobierno tiene incentivos a descomprimir la presión sobre la brecha y convalidar una tasa por encima de las expectativas de inflación y de devaluación break even con el objetivo de ‘rollear’ vencimientos más allá del corto plazo y seguir construyendo la curva de pesos en el tramo mediano/largo luego de la emisión de los TX26 y TX28 post canje con legislación local», analiza la directora de la consultora Eco Go, Marina Dal Poggetto, en su extremo reporte mensual para sus clientes.

El subsecretario Tosi suele rememorar que mientras analizaba el mercado desde exterior de la dirección pública criticaba la complejidad de los instrumentos financieros en pesos, a los cuales era difícil analizar.

Por eso cree que, para ganarse la confianza de los inversores en este momento esencia, será esencia «dibujar una curva en pesos sencilla. Que todos puedan comprender», apunta.

En el «mercado», los operadores afirman que está «a prueba», y reconocen que durante estos primeros meses de dirección logró trazar «una curva en pesos prolija», que les sirva de remisión a los financistas.

Tosi dice que conoce a la perfección lo que él denomina el «ecosistema»: los operadores de mercado que día a día ponen a prueba la eficiencia del Estado en ponerle precio a los activos financieros.

«Pensaron que nosotros veníamos a dinamitar todo el mercado en pesos y les demostramos que estaban equivocados», apunta. «El gobierno anterior dejó el mercado roto, partido. Empezamos a reconstruirlo y vamos por el buen camino», señala el funcionario.

En el Gobierno preparan nuevos instrumentos con la consigna de garantizarle al mercado una tasa real positiva

En el Gobierno preparan nuevos instrumentos con la consigna de garantizarle al mercado una tasa positivo positiva

La atrevimiento de no «amarretear» en la tasa de interés 

Una de las claves para darle robustez al mercado de pesos tiene que ver con la tasa de interés, que debe ganarle a la transformación del dólar y incluso a la inflación. Por eso cree en una «tasa de interés positiva».

Un concepto que acerca a Economía con la vicejefa de Gabinete, Cecilia Todesca Bocco: «Acá la situación no es sólo la regulación cambiaria y el cepo, sino la tasa de interés positivo positiva», dice la funcionaria, una de las más escuchadas por Alberto F. «No podemos convocar a la gente a perder sus ahorros«, suele argumentar para defender la existencia de una tasa de interés en pesos competitiva.

La palabra que más se audición en el ministerio financiero al momento de evaluar la coetáneo tensión en el mercado cambiario es «transición». Los funcionarios del Palacio de Hacienda están convencidos de que lograrán dar reverso la dinámica coetáneo, en saco a buenos resultados. «Como en el fútbol», afirman.

Sin echar culpas a los financistas -que en definitiva se manejan en saco a supuestos y objetivos del sector privado- los funcionarios que aceptan el diálogo con iProfesional destacan que los procesos con destino a una normalización llevan tiempo.

«Muchas veces, el mercado sobrereacciona. O sobrecastiga y exagera en el pesimismo. Es algo que notamos ahora. No se puede responsabilizar a los operadores. Nuestra tarea es convencerlos de que hay otra realidad, más virtuosa, hacia adelante», confían en los pasillos oficiales.

Uno de los funcionarios, de hecho, recuerda que en un tiempo antes, los bonos en pesos mostraban un rendimiento equivalente al CER (inflación) más 60 puntos. Y que, cuando el mercado se convenció de que los compromisos se cumplirían, ese rendimiento se desplomó a CER más un rango del 1% al 6%. Otra historia.

«La dinámica virtuosa», definen en el equipo financiero.

De hecho, es lo que deja imaginar el propio ministro. «Tenemos un mercado de deuda pública en pesos, que está en una situación más normal y en buen camino. Éste es un proceso. Las cosas no cambian de un día para el otro, pero hoy estamos encaminados en el buen rumbo», asegura.

¿Tendrán los funcionarios el «timing» preciso para tener éxito en su objetivo laudable? Es una de las grandes preguntas que, al día de hoy, sigue dando vueltas.

Conocé el valía del dólar en Dólar Hoy y seguí la cotización y comportamiento minuto a minuto. CLICK AQUÍ



FUENTE

Be the first to comment on "así es el plan de Guzmán para desdolarizar"

Leave a comment

Your email address will not be published.


*