Atribuyenla suba de precios de la indumentaria al tipo de cambio y a dificultades logísticas –


El alza fue mayor en las prendas de origen importado

El acrecentamiento fue veterano en las prendas de origen importado

El aumento fresco en los precios de artículos de indumentaria fue atribuido por la cámara sectorial a la variación del tipo de cambio y a las dificultades logísticas por la pandemia de coronavirus, en un observación que identifica los mayores incrementos en los segmentos del mercado masivo e informal.

El acrecentamiento fue veterano en las prendas de origen importado, conveniente a que la cotización oficial del dólar subió 58,8% entre junio de 2019 y junio de 2020, según la estadística oficial, «lo que llevó a remarcaciones en los precios de una magnitud equivalente», señaló la Cámara Industrial Argentina de la Indumentaria (CIAI).

Según la entidad, «lo mismo ocurrió con otros bienes de la economía de origen importado, como las computadoras (98,5%) y los autos (64,3%)».

En paralelo, agregó la CIAI, la suba del dólar «impacta transversalmente en todo el mercado porque encarece los insumos productivos (fibras de algodón y sintéticas, hilados y tejidos), cuyos precios están prácticamente dolarizados».

El mensaje destaca luego los problemas a lo dadivoso de la cautiverio de avituallamiento, que limitan la ofrecimiento de productos.

La confección de indumentaria fue una de las últimas actividades industriales en estar exceptuadas del aislamiento en el Gran Buenos Aires, zona que concentra más o menos del 75% de la actividad del sector.

«En la Ciudad Autónoma de Buenos Aires recién se pudo volver a fabricar ropa desde el 3 de agosto, lo que significa que los talleres formales estuvieron cerrados prácticamente cuatro meses y medio», mientras en la mayoría de los municipios del Conurbano porteño se abrieron sólo unas semanas antiguamente, explicó la CIAI.

Por estos días, añadió, muchas empresas de la cautiverio de valencia están trabajando con dotaciones mínimas de personal, por los casos positivos de Covid-19 entre los trabajadores y por la pobreza de apartar a aquellos con enfermedades pre existentes, a los mayores de 60 abriles y a los responsables del cuidado de hijos menores.

«La necesidad de garantizar el traslado propio de los operarios también encareció los costos productivos de una gran cantidad de fábricas», indicó la CIAI.

La suba de precios de la ropa reflejó por otra parte una musculoso heterogeneidad de acuerdo con el canal de comercialización: según relevó la cámara, las marcas nacionales del segmento formal mostraron incrementos «de entre 35 y 42% entre julio de 2019 y julio de 2020, 18 puntos por debajo del promedio».

En contraste, en el mercado masivo e informal (como Flores y La Salada) se observaron subas mayores al 60%, puntualizó la CIAI.

También influyó negativamente en los costos de las empresas informales «la necesidad de enviar por transportistas las prendas a los comerciantes del interior del país, cuando lo habitual previo a la pandemia eran los tours de compras a Buenos Aires».

La CIAI proyectó que la superación del pico de casos de la pandemia y el motín paulatino de la cuarentena «permitirá ir recuperando los niveles de producción».



Click aqui para ir a la aviso diferente

Be the first to comment on "Atribuyenla suba de precios de la indumentaria al tipo de cambio y a dificultades logísticas –"

Leave a comment

Your email address will not be published.


*