Boca arrancó los test y definió el armado de los grupos de jugadores que se entrenarán juntos


El reinicio de los entrenamientos para Boca tuvo una primera etapa en el Complejo de Ezeiza en donde varios integrantes del cuerpo técnico (Miguel Russo​ estará el fin de semana allí para someterse a los estudios), médicos y empleados que trabajan allí arrancaron con el proceso de chequeos previo a tomar a los jugadores del plantel profesional.

El club realizó pruebas de hisopado (PCR) y de cepa (no aquellas que envió AFA, pero sí de acuerdo al protocolo de Conmebol a través de una obra social particular) a la aplazamiento del regreso de los futbolistas que están en distintas provincias y que emprendieron el retorno a sus domicilios en CABA y en el Gran Buenos Aires. Así, en tandas, pasarán por el predio y se harán los test correspondientes para estar a disposición del PF Damián Lanatta desde la próxima semana.

Mirá asimismo

El armado del protocolo taza está agudo. Como parte del mismo, Boca realizará las tareas en dos turnos (había solicitado la autorización para entrenarse todos al mismo horario en las 9 canchas) para así tener un seguimiento más preciso de parte de los preparadores físicos. La supervisión de Miguel Russo será al menos en la primera etapa. Y luego quedarán al frente de las tareas los profes y los ayudantes de campo Leandro Somoza y Mariano Herrón.

De acuerdo a lo diseñado, los trabajos serán en grupos de 6 futbolistas alternados en posiciones y asimismo en características de relevancia. Titulares, suplentes y juveniles confirmarán los equipos de trabajos y, en el caso de detectar algún positivo, se aislará por completo a ese orden. «Es una manera también de comprometer a todo el plantel por igual, sea un titular habitual, suplente o un chico que recién se está sumando», contaron desde la intimidad del club. Serán en total 36 futbolistas los que trabajarán.

Mirá asimismo

Con botellas de agua personalizadas, cambiados desde sus casas y con indumentaria y pelotas desinfectadas. Todos, detalles que estarán en un proceso de al menos 15 días de trabajos en Ezeiza y que luego puede mudarse a alguna provincia si es que se diseñan encuentros amistosos. Eso quedará resuelto de acuerdo a las fechas que puedan confirmarse o no de Conmebol para el reinicio de la Copa Libertadores. Porque más allá de lo que se expone en notorio, en Boca creen que su primer partido en el torneo continental (contra Libertad, en Asunción) no será el 17 de septiembre como se fijó. 

A la aplazamiento de terminar de terminar de delinear el tema incorporaciones y posibles bajas en un mercado de pases que será mucho más extenso de lo habitual (la mayoría de las ventanas de transferencias estarán abiertas hasta mediados de septiembre), el aparición de las prácticas asimismo será una momento a contrarreloj para que los jugadores que a través de sus agentes dicen tener propuestas del exógeno, las terminen de juntar de modo formal. Porque el Consejo de Fútbol y Russo quieren enterarse desde ahora cuál será el plantel definitivo.

FK



FUENTE

Be the first to comment on "Boca arrancó los test y definió el armado de los grupos de jugadores que se entrenarán juntos"

Leave a comment

Your email address will not be published.


*