Bolivia: la violencia podría desbordarse | Crecen l…


Los diversos diálogos en Bolivia entre actores sociales, políticos y autoridades han fracasado y continúan los bloqueos de carreteras. Para este lunes se anuncian marchas cerca de la sede de gobierno y hay advertencia de la derecha de movilizar a sus seguidores para confrontar a los bloqueadores y piqueteros.

Mientras tanto en el llamado Palacio Quemado (fue incendiado dos veces el siglo XIX) la presidenta Jeanine Áñez convocó para ayer domingo a los partidos políticos, a la Iglesia Católica, a los organismos internacionales, a los movimientos sociales y al TSE. La respuesta fue muy pequeña, ningún de los grandes partidos que tercian en las elecciones mandó a sus candidatos, mucho menos los movimientos sociales. Sólo asistió PanBol y ADN dos pequeñas organizaciones que en las encuestas no superan el 1 % de intensión de voto.

Pero incluso esos dos únicos partidos políticos presentes en la cita pidieron la renuncia de Áñez. La solicitud coincide con muchos de los movilizados, sobre todo del campo. Así lo hicieron memorizar los Ponchos Rojos que son los campesinos de la zona lacustre del altiplano, una de las más bonancibles por la presencia de agua y un clima más templado que, por ejemplo altiplano sur.

Los Ponchos Rojos (el color no tiene que ver con ideología sino con adscripción a su zona de origen) acaban de nominar a un ex dirigente maquis y dirigente de los bloqueos de 2000 y 2003, Felipe Quispe Huanca como su comandante en la lucha.

Quispe es un aymara radical que criticÓ muchas veces al Movimiento al Socialismo acusándolO de reformista.

Pero el pedido de renuncia asimismo se ha establecido en sectores de la ciudad de El Alto, la ciudad aymara por excelencia donde los movilizados derrotaron a Gonzalo Sánchez de Lozada y a la que todo el fin de semana han llegado campesinos de las provincias paceñas.

Para este lunes se anuncia la marcha de alteños y de trabajadores del labrantío rumbo a la ciudad sede de gobierno. 

Pero las consignas ya no giran en torno a elecciones sino cambio inmediato de gobierno y posibilidad del tema educativo. Recordemos que el año escolar ha sido suspendido por el gobierno de Añez.

¿Y en el Movimiento al Socialismo?

Tampoco todo es color de rosa en el Movimiento al Socialismo (MAS) pues no controla a voluntad a los movimientos sociales. 

Evo Morales y la dirigencia quisieran que la movilización termine y que se vaya a elecciones.  Los más radicales adentro del partido garzo están pertrechados al costado de quienes protestan.

Las condiciones propuestas por la cúpula masista para que las elecciones sean el 18 de octubre fueron aceptadas por el Tribunal Supremo Electoral (TSE): Que la nueva momento electoral esté refrendada con ley de la nación a través del Parlamento y luego sea promulgada por la presidenta Jeanine Añez

Esto estaba acompañado con los pedidos que el TSE se comprometa a no hacer nuevas modificaciones en cuanto a la momento y que el acuerdo tenga garantes internacionales como Naciones Unidas, la Unión Europea, etc.

Además, el tribunal electoral le dio la razón al partido de Evo Morales al señalar que no podía inhabilitar a la sigla ni al candidato al existir sobradas dudas razonables sobre la constitucionalidad de un artículo que prohibía que los candidatos puedan comentar encuestas. Así el partido garzo respiró tranquilo pues el tema pasaba al Tribunal Supremo Constitucional, donde el promedio de tiempo para la audición de sentencia va de 6 meses a un año.

El problema está en que los dirigentes de los movimientos sociales están emperrados en que se cambie la momento en por lo menos una semana. Es opinar, que se realicen el 11 y no el 18.

Asoman los radicales

El líder de la movilización que obligó a renunciar a Evo Morales y candidato a la presidencia por la alianza Creemos, “envió una carta abierta a la presidenta Jeanine Áñez en la que le manifiesta que si no cumple con su misión constitucional de dar seguridad a los bolivianos y ordena el levantamiento de los bloqueos y la liberación de los secuestrados, se verá en la obligación de convocar al pueblo para rechazar la ´violencia masista´ y cuidar la democracia y la vida de los bolivianos”, según declaró Luis Fernando Camacho a ATB digital.

De hecho fuerzas de choque paramilitares de ultraderecha ya viajaron de Santa Cruz y Cochabamba cerca de la sede de gobierno y ahí chocaron anoche contra los huelguistas de deseo en la plaza Avaroa donde se encuentra la sede del TSE. Finalmente, la policía tuvo que separarlos. El Tiquipaya (Cochabamba) los bloqueadores capturaron a 7 miembros de la Unión Juvenil Cruceñista y la policía detuvo a 50 bloqueadores en Samaipata en Santa Cruz. (Radio Kawsachun Coca).

Como vemos se viven pequeñas escaramuzas en varios frentes. Y este lunes podría ser un día secreto para memorizar qué va a ocurrir en Bolivia.



FUENTE

Be the first to comment on "Bolivia: la violencia podría desbordarse | Crecen l…"

Leave a comment

Your email address will not be published.


*