Cierre de Latam: ponen en marcha la negociación por 1.715 despidos


La reunión se pactó para el miércoles de la semana próxima, según la convocatoria que realizó el Ministerio de Trabajo. Ese día puede ser definitorio, ya que si se acepta inaugurar el Procedimiento Preventivo de Crisis las conversaciones podrán seguir avanzando para encontrar una alternativa de consenso entre la empresa, los gremios y el Gobierno.

Pero si el PPC que solicitó la compañía es rechazado, Latam tendrá que apelar a alguna vía alternativa. Estas van desde solicitar el procedimiento de pérdida, hasta ceder a la estatuto válido que prohíbe concretar despidos mientras dura la emergencia de la pandemia.

El CEO del colección al que pertenece la filial argentina, Roberto Alvo, ya adelantó al Ministerio de Trabajo que la intrepidez de irse del país es irrevocable. En consecuencia, lo que pretende la compañía con el pedido de PPC es alcanzar “una salida ordenada” que le permita acreditar las indemnizaciones con la reducción que prevé la norma para los casos de “fuerza mayor”.

Los cinco gremios aeronáuticos rechazaron esa posibilidad desde un primer momento. Y así lo hicieron conocer a través de presentaciones formales que realizaron frente a la cartera sindical.

Consideran que las razones invocadas por Latam Argentina no son válidas porque la empresa arrastra pérdidas desde hace varios abriles y no se pueden atribuir a razones de fuerza longevo generadas por la pandemia. Además, remarcan la vigencia de los decretos que impiden los despidos.

La opinión que no está representada en ese combo sindical (integrado por las entidades con personería corporativo) es la de la Unión de Pilotos Aviadores de Latam (UPAL). Este es un hermandad de empresa que encabeza Fernán Aras, pero como tal no tiene personería para negociar paritarias ni para sentarse en la mesa de discusión del Ministerio de Trabajo.

“UPAL no ha sido convocada, claramente se ignora a los gremios que representan mayoritariamente a los trabajadores”, dijo Aras a Ámbito, en mención a la reunión del miércoles 8 de julio.

Este sindicato asegura que representa al 70% de los empleados de Latam. En esa condición acordó con la empresa una disminución salarial, interiormente de una pandilla de 20% a 50%, durante los meses de prohibición para huir. Pero Trabajo declaró ilegal el recortadura y le ordenó acreditar la totalidad de los sueldos.

La poda salarial durante los meses en que los aviones permanecen en tierra por la pandemia es el maniquí que el Grupo Latam logró decidir en el resto de los países donde tiene operaciones, como Chile, Perú, Colombia, Ecuador, Brasil y Paraguay. A esto le sumó otros cortaduras de gastos y reducción de vuelos. “Esto que se aplicó en varios países es lo que nos permite adecuar nuestras operaciones para seguir volando en el escenario que dejará la pandemia”, explican en la empresa.

La salida de Latam de la Argentina implica que deja de huir a 12 destinos de travesía (Buenos Aires, Iguazú, Bariloche, Salta, Tucumán, Mendoza, Córdoba, Neuquén, Comodoro Rivadavia, Río Gallegos, Calafate y Ushuaia), 3 regionales (San Pablo, Santiago de Chile y Lima) y uno internacional (Miami).

Por otro costado, el Grupo Latam anunció una serie de cancelaciones de vuelos por este año, entre los que figuran los que unen a varios países de la región con los aeropuertos de Mendoza, Rosario, Córdoba, Salta y Tucumán.



Click aqui para ir a la informe innovador

Be the first to comment on "Cierre de Latam: ponen en marcha la negociación por 1.715 despidos"

Leave a comment

Your email address will not be published.


*