Con deudas incobrables, sin poder llegar a fin de mes y sin contratos: el mal momento de los futbolistas del Ascenso


Diego Grecco se acaba de instruir que se quedó sin trabajo. Mira el mensaje y toca el botonadura de retuitear con comentario. “Yo todavía tengo 4 meses de deuda”, escribe. Deportivo Español decidió no renovar nadie de los contratos que vencieron el 30 de junio, entre ellos el de Grecco.

“Desde marzo que ni una persona del club se comunica conmigo. Me enteré que no seguía por el comunicado que publicó el club. Y a la mayoría de mis compañeros le pasó lo mismo. Durante este tiempo nos preguntábamos cuándo nos iban a pagar los cuatro meses que nos deben y ahora salieron con esto”, le cuenta a Clarín.

Jugó en Villa Dálmine, en Estudiantes de Buenos Aires, en Midland, en Ituzaingó y hasta el martes defendía la camiseta de Deportivo Español que cuando el fútbol entró en pausa iba posterior en la tabla del torneo Clausura de la Primera C. Con 36 abriles, dice que está a la deriva pero que más le preocupa la situación de los jóvenes, de los que soñaban con hacer una carrera y no van a poder.

“El panorama es este: sin plata y en cuarentena”. Ahora está cuidando a Benicio, su hijo. Tampoco puede rasgar el comercio de cesión de ropa que tiene con un socio.

“Voy a esperar a ver si me llaman en estos días -advierte sobre la deuda que acarrea en el club-. Si no tendré que recurrir a Agremiados. Nos dijeron que íbamos a recibir una ayuda de acá a diciembre. Serían 20 mil pesos. Eso no me va alcanzar para vivir”.

Los Andes dejó libres a 14 jugadores. All Boys hizo lo mismo con 13. En Mitre de Santiago del Estero solo cuatro futbolistas tienen asegurada su continuidad y se fueron más de 20, entre los que terminaban su vínculo los que se desligaron por popular acuerdo. San Miguel dejó escapado a todo el plantel y San Martín de Burzaco anunció la misma medida, aunque adelantó que negociará la continuidad de cuatro futbolistas.

El 30 de junio vencieron 2.100 de los 3.800 contratos de futbolistas que están registrados en la AFA. Más de 1.300 pertenecen a las categorías de Ascenso: Primera Nacional, B Metropolitana, el torneo Federal A y Primera C. A ellos debe sumarse un panorama aún más desolador, el de los futbolistas de la Primera D, donde no hay de dónde refugiarse y todo sigue siendo amateur.

“Nosotros nos quedamos afuera siempre”, dice Sebastián Ferrario, mediocampista de Deportivo Paraguayo.

Cuando transcurrían los primeros días de aislamiento y el panorama era aún más incierto Ferrario y su compañero de equipo Julio Gauna escribieron una carta para reflejar la verdad de la última categoría del fútbol argentino.

“Nos entrenamos de lunes a viernes, a la mañana, y apenas cobramos un viático. Las fechas de partidos son generalmente durante la semana, lo que nos quita la posibilidad de conseguir un ‘trabajo en blanco’ con una jornada completa remunerada”.

La primera parte de la carta de Sebastián Ferrario y Julio Gauna, de Deportivo Paraguayo, de la Primera D.

La primera parte de la carta de Sebastián Ferrario y Julio Gauna, de Deportivo Paraguayo, de la Primera D.

El viático es de tres mil pesos al mes. No tienen obra social, renta ni ART. Y como no firman contratos, siquiera pueden ser respaldados por Futbolistas Argentinos Agremiados. Si no juegan, no cobran. Y desde marzo que no juegan. Vaya a retener hasta cuándo.

Gonzalo Márquez, director técnico de Cañuelas tuvo que conectarse a Zoom el martes y decirles a seis jugadores que no serían más tenidos en cuenta. “Fue horrible. Querés al menos mirarlos a la cara, darles un abrazo”. Y aclara que a esos futbolistas les seguirán compartiendo los trabajos que hagan de acá en más así se mantienen activos, a la dilación de un nuevo destino.

Puertas adentro de su plantel hay jugadores que viven en un sección pequeño, sin espacio para entrenar; otros que están divorciados y no pueden ver a sus hijos; muchos que no pudieron continuar con sus otros trabajos.

“La pandemia es dura para todos, pero no es lo mismo tener un sueldo de cinco cifras que de seis cifras apunta Márquez a Clarín-. Hay chicos que se están volviendo locos. Los hemos estado ayudando, les llevamos mercadería, pero es difícil. Y no se sabe hasta cuándo va a seguir así”.

Enseguida marca que no se puede quejar del presente de Cañuelas, que los mantiene al día y sin retazo de salarios. En este punto hay un antecedente esencia: si correctamente el equipo está penúltimo en el Clausura, fue campeón del Apertura y en circunstancias normales debería corretear una final por el progreso.

Si a nivel franquista se deje tanto de la verdad económica ligada a la sanitaria, en el fútbol argentino la pandemia convive con una esfera más, la deportiva. Ninguna categoría sabe cómo se definirán los ascensos, pero a su vez ya conocen que no habrá descensos. Esta valor de la AFA empujó a acelerar plazos internamente de cada club.

Y quedó claro el 30 de junio: aquellos equipos que no aspiran a subir de categoría, que no tienen chances de consentir a un hipotético Reducido o a una final, achicaron sus planteles, no renegociaron los contratos que vencían y esperarán a ver si tienen influencia en lo que resta del año para retener si firman o no nuevos vínculos.

Mientras, el flotador de Agremiados juega un rol esencia. Para los futbolistas será casi nada un paliativo, pero para los clubes representa el escena ideal para sacar los pies del plato. Entre la AFA y el asociación acordaron la creación de un fondo de concurso para los futbolistas de todas las categorías que se hayan quedado sin club. “Se les garantizará, en el lapso comprendido entre el 1 de julio y el 31 de diciembre de 2020, un máximo de cinco pagos, equivalentes cada uno de ellos al básico de convenio de la categoría correspondiente al último club con el que estuvo vinculado”. Si antaño de diciembre, llegan a firmar pacto con otro club, inmediatamente la concurso se corta.

“No alcanza para nada”, afirma Sebastián Anchoverri, ballestero de San Miguel. A un tahúr de Primera B le corresponde una ayuda de 23 mil pesos por mes, aproximadamente la centro del salario promedio de la categoría. Anchoverri, que atajó en Primera en Olimpo, no entiende qué sucedió en el medio: lo llamó el monitor para decirle que quería seguir contando con él en el plantel y un día a posteriori leyó en las redes sociales que San Miguel dejaba escapado a todo el plantel.

Mirá asimismo

“No es raro lo que está pasando, es normal, administrativamente siempre sucede”, advierte a este diario Marcelo Achile, presidente de Defensores de Belgrano, vice de la AFA y representante de la B Nacional.

“En junio siempre pasa lo mismo: se cortan muchos contratos. Es habitual que dejemos libres jugadores. Es más, si vas a la AFA ahora vas a ver que en Defensores el 70% de los jugadores se quedó sin contrato, pero nosotros ya les garantizamos que van a seguir. Puede haber clubes que se tomen su tiempo para pensar o analizar qué van a hacer”, agrega.

Es que según establecen los estatutos, la plazo del vallado de texto de pases es la que marca el periferia para presentar los nuevos pacto. Ese día, cuenta Achile, solía acaecer fila en AFA para presentar los papeles a tiempo. ¿Y cuándo cerrará este texto de pases? Nadie lo sabe. “A veces vos traés a un jugador y en el contrato le ponés como fecha de inicio la fecha del cierre libro de pases aunque haya estado entrenando 15 días antes”, cuenta el dirigente.

Al mismo tiempo, reconoce una delantera de este tiempo con contratos intangibles. “Supongamos que un jugador de mi club tiene un episodio de violencia de género o hace algo que no nos gusta; bueno, no le renuevo”.

Defensores de Belgrano, de gran campaña y escolta de la Zona B de la Primera Nacional, es uno de los equipos que está expectante para retener cómo y de qué modo se definen los ascensos a Primera. Mantuvo a todo el plantel, aunque acordó una reducción del 30% en los salarios hasta diciembre. También Atlanta, puntero de la Zona A, priorizó lo deportivo y apunta a subir.

Mirá asimismo

En este escena, el caso paradigmático es el de San Martín de Tucumán, el mejor equipo de la segunda división, puntero de la Zona B, que dejó escapado a 18 profesionales y perdió asimismo a su dupla técnica. Al interrumpirse el torneo, la comisión directiva considera que el club ya se ganó el derecho a ascender y llevó su propaganda hasta el Tribunal de Arbitraje Deportivo (TAS). Para presentarlo debió acreditar más de tres millones de pesos.

“No me sorprendió lo que hicieron opina Achile-. Se juegan su ficha al extremo, es una estrategia. Cuando vuelva el fútbol lo primero que van a decir es que no tienen jugadores”.

San Martín de Tucumán quedó pataleando solo. Los otros 31 equipos salieron a respaldar las decisiones de Chiqui Tapia​ y esperan retener cuánto tiempo habrá de fútbol para fijar de qué modo se ponen en bisagra los dos ascensos a la máxima categoría.

Mirá asimismo

“Van a ser dos, Es todo verso eso de que pueden subir cuatro. Ojalá podamos tener al menos noviembre y diciembre para definir todo”, cuentan.

Juan Cardellino es punta de Midland, de buena campaña en la Primera C. Vive en Mar del Plata y vive en la período 4 del aislamiento, con más alivio que las fuertes restricciones que rigen en el Area Metropolitana de Buenos Aires.

En los últimos días a Cardellino lo llamaron los dirigentes para apurarlo. Es uno de los seis profesionales a los que les quieren renovar el pacto que venció el 30 de junio. “Les dije que quiero seguir, pero que no puedo contestar ahora. Necesito tener alguna certeza de qué va a pasar. Yo no sé cuándo va a normalizarse la situación, si voy a Buenos Aires tengo que mantener un departamento y quizá no haya fútbol en todo el año”, explica.

“Es muy complejo. En teoría va a haber un Reducido y Midland se está preparando para eso, para intentar subir. Y al mismo tiempo hay muchos otros clubes y jugadores en una situación completamente diferente. La resolución de quitar los descensos fue durísima. Todos achican el presupuesto. Y ahora no es que quedás libre en Midland y te vas a San Martín de Burzaco. No hay movimiento, no hay mercado”.

La belleza de lo artesanal choca en estos tiempos de pandemia con un andamio muy frágil. Y deja al desnudo las diferentes clases sociales que conviven en el fútbol argentino.

“Hay chicos que ya le hicieron entender a su familia, a su entorno que el día que hay partido, hay partido. Lo tienen tan aceitado que es artístico”, le dice el monitor de Español, Matías Modolo, a Bundeslumpen, un espacio periodístico que muestra desde adentro y con cálida empatía las bondades del progreso más postergado.

Mientras tanto, los gimnasios de los clubes se llenan de camas para estar prevenidos frente a una emergencia. Al costado de las tribunas hierven las ollas populares y los vecinos del barriada hacen fila. Se reciben donaciones. Los que menos tienen en el fútbol se arremangan como nadie para ayudar a los que aún tienen menos.

Jugadores de River y Atlas comparten la mesa tras el partido de Copa Argentina en 2017. (@CARPoficial)

Jugadores de River y Atlas comparten la mesa tras el partido de Copa Argentina en 2017. (@CARPoficial)

Hace tres abriles, Ferrario y Gauna, los dos futbolistas que en marzo firmaron la carta en la que reflejaban los problemas de la Primera D, jugaban en Atlas y enfrentaron a RIver por la Copa Argentina.

Después del partido que ganó el equipo de Marcelo Gallardo 3-0, hubo una cena de camaradería para los dos planteles. Ferrario se animó a hacerle chistes a Nacho Fernández y los jugadores de River le devolvía la cargada diciendo que se parecía a Luciano Lollo.

Gauna, fanático millonario, fue más preparado: compró cuatro camisetas de Atlas para poder intercambiarlas con sus ídolos. Y se quedó con las de Enzo Pérez, Alexander Barboza, el Pity Martínez y Lucas Alario. Además guardia una foto en el campo de bisagra en la que se lo ve festejando con Ponzio pese a la derrota de su equipo. Ferrario asimismo tiene el conmemoración de ese partido inmortalizado en su perfil en las redes sociales.

Ese día, ese rato, todos se sentaron a la misma mesa.



FUENTE

Be the first to comment on "Con deudas incobrables, sin poder llegar a fin de mes y sin contratos: el mal momento de los futbolistas del Ascenso"

Leave a comment

Your email address will not be published.


*