De Grillo a Maradona: el Día del Futbolista cambia de fecha con los ingleses siempre en el centro de la escena


En plena cuarentena por la pandemia del coronavirus, la historia del futbol argentino se resignifica. La AFA aceptó la propuesta de Agremiados y el Día del Futbolista ya no se celebrará cada 14 de mayo, en homenaje a la trofeo sobre Inglaterra en 1953 en el Monumental con un inolvidable gol ficticio de Ernesto Grillo. Se conmemorará, desde 2021, el 22 de junio, por el triunfo en el Mundial de México 86 y, especialmente, por ese golazo mágico de Diego Maradona en los cuartos de final.

A 34 abriles de aquella gesta en el estadio Azteca del DF mexicano, se prostitución de un homenaje tardío para la figura cumbre del fútbol argentino durante el siglo XX.

Pero todavía es una osadía que vuelve a poner en el centro de la imagen la relación futbolística ambigua del fútbol argentino con los ingleses, los «inventores» del deporte.

El fútbol nuevo lo regularon en una taberna londinense entre octubre y diciembre de 1863. Cuatro abriles a posteriori, ya había británicos en la Argentina corriendo detrás de una pelota en la zona de Palermo, donde hoy está el Planetario. Entre finales del siglo XIX y principios del siglo XX, la comunidad británica en la Argentina creó ligas, organizó torneos y copas; contrató equipos profesionales ingleses.

El gozne se popularizó, abrazado por todas las clases sociales en exclusivo las barriadas populares cercanas al puerto, creció y se independizó. En 1953, un seleccionado inglés pisó por primera vez suelo argentino. Aquel triunfo quedó lámina en el corazón de todos los argentinos.

La recepción del equipo inglés generó tanta expectativa, que encima el altercado programado para el domingo 17 de mayo en el Monumental, para el que ya se habían fatigado más de 90.000 entradas, se organizó de apuro otro gozne, el jueves 14, todavía en la cancha de River, que se volvió a satisfacer. Ese día, Argentina ganó 3-1 y uno de los goles, el de Ernesto Grillo, se volvió inmarcesible porque lo construyó “desde un ángulo imposible” según las crónicas posteriores propias y ajenas.

El domingo, el efectivo gozne oficial según lo aceptado en su momento por la FIFA, se suspendió por diluvio a los 23 minutos del primer tiempo. Iban 0-0 y así quedó registrado en los libros oficiales. No hubo revancha por que en la memorándum de los ingleses no había espacio.

Pero la optimismo fue tal que, de inmediato, una asamblea de Agremiados determinó que cada 14 de mayo se celebrara el Día del Futbolista, por el triunfo y el increíble gol de Grillo. No hubo otra relato tan significativa hasta el 22 de junio de 1986. Aquel mediodía de domingo sofocante en el estadio Azteca, Maradona ratificaba que era el mejor participante del mundo y se transformaba en mito para siempre. Aquella tarde plomizo de domingo en Buenos Aires, todos los medios periodísticos recordaban la correr primaria de Grillo y elevaban la apilada del «barrilete cósmico» a una categoría superior.

Sin secuestro, nadie modificó el transcurso de los acontecimientos, hasta ayer 11 de agosto de 2020. Además, desde 1972, los jugadores debían compartir su día con los dirigentes de fútbol, ya que la AFA había establecido cada 14 de mayo, como homenaje a José Amalfitani, el presidente de Vélez fallecido ese día de 1969. Una casualidad y causalidad histórica que ahora será relato.

Amalfitani, con el fondo de la parte posterior de la Tribuna Oeste del estadio de Vélez. que fue bautizado con su nombre.

Amalfitani, con el fondo de la parte posterior de la Tribuna Oeste del estadio de Vélez. que fue adulterado con su nombre.

A diferencia de la osadía inmediata que se tomó en 1953, los dirigentes de Agremiados y de la AFA tardaron 34 abriles en confesar la obra maravillosa de Diego. “Está considerado el mejor de la historia de los mundiales y el mejor del siglo XX y por lo tanto es justo el reconocimiento”, afirma el esquema presentado por el corporación, que ahora deberá modificar su propio estatuto.

Justamente, en estos días se recuerda la huelga de profesionales de 1975 (el 15 de agosto River se coronó campeón a posteriori de 18 abriles con juveniles), que logró que se reglamentara definitivamente el Estatuto del Futbolista Profesional, válido desde 1973.

El examen llega en momentos en el que el crack de todos los tiempos sigue siendo protagonista. Maradona sigue siendo Maradona. Con sus fantasmas y adicciones, con sus convicciones firmes que genera el rechazo de muchos, con sus acciones solidarias como la que está llevando delante por esos días con su querida Villa Fiorito, ese espacio humilde en el que se crió, con un tratamiento médico que le permitió desmontar 12 kilos en poco tiempo y mostrarse un poco mejor, más saludable, con sus ganas de dirigir a Gimnasia y retornar a las canchas, con la emoción de la carta manuscrita de Charly García y esa sentencia, «todos te aman», tan profunda.

A punto de cumplir 60 abriles, el próximo 30 de octubre, el mito criollo sigue metiendo golazos, como en 1986, como el de 1953, siempre con los ingleses en el centro de la imagen.

El comunicado de AFA y FFA

«Un gol memorable resplandece en el firmamento del fútbol argentino. Un 22 de junio de 1986, en oportunidad de disputarse los cuartos de final de la Copa Mundial de Fútbol celebrada en México, se enfrentaban en el estadio Azteca el seleccionado de Argentina y el de Inglaterra.

Avanzado el segundo tiempo, recibe la pelota dentro de su propio campo Diego Armando Maradona, quien para los entendidos en este deporte, es considerado el mejor jugador de fútbol de la historia. En ese preciso momento y sin hesitación alguna, el joven capitán se disponía a entrar en la historia.

En una serie de movimientos y gambetas sincronizadas a la perfección, dejando en el camino nada menos que a seis rivales, incluido el arquero, nuestro querido Diego, en la pincelada final de la memorable jugada, convirtió el segundo gol que llevaría a la Argentina a la semifinal, para posteriormente coronarlo con el tan preciado campeonato del mundo.

Fue una verdadera obra maestra que permanecerá indeleble en la retina de los apasionados por el fútbol, ejecutada por un genio, barrilete cósmico, tal como lo inmortalizara el periodista Víctor Hugo Morales en su recordado relato.

Este memorable gol fue elegido como el mejor gol en la historia de los mundiales o el gol del siglo por la FIFA. Con fundamento en lo precedentemente expuesto y que el gol narrado quedará en la memoria de todo el mundo y especialmente para todo el pueblo argentino, FAA propone a la AFA, y ésta acepta, sustituir la fecha correspondiente al Día del Futbolista por el 22 de junio de 1986″.

Mirá todavía

Mirá todavía



FUENTE

Be the first to comment on "De Grillo a Maradona: el Día del Futbolista cambia de fecha con los ingleses siempre en el centro de la escena"

Leave a comment

Your email address will not be published.


*