Duro pronóstico de la CEPAL: se perderán 8,5 millones de empleos


Ampliar los plazos y los alcances de las líneas de intervención en materia de solvencia y financiamiento para las empresas. Esto implica aumentar la solvencia de las empresas, principalmente las de beocio tamaño, mediante la postergación o abolición de pagos de impuestos, imposiciones previsionales y contribuciones territoriales, o el adelanto de las devoluciones de impuestos por lo menos hasta fin de año; la suspensión del plazo de los servicios de luz, agua, gas y telecomunicaciones, sin multas ni corte de servicios, hasta fin de año; y la flexibilización y alivio de las condiciones de crédito (los períodos de indulgencia deben ser de por lo menos un año y los plazos de cinco abriles o más, deben reforzarse las operaciones de crédito a través de la banca de ampliación, que tiene una longevo propensión que la banca comercial a encargarse el aventura asociado a las empresas de beocio tamaño.

Reforzar las transferencias directas a las empresas para evitar la destrucción de capacidades. Por un flanco el cofinanciamiento de la sueldo salarial diferenciando según el tamaño de las empresas (30% para grandes, 50% para medianas, 60% para pequeñas y 80% para microempresas).Este subsidio tendría una duración de seis meses y su costo se estima en un 2,7% del PIB. Y una contribución en efectivo para los trabajadores autónomos formales. También este subsidio sería por seis meses y podría conmover hasta u$s500 según el poder adquisitivo en cada país. Los fortuna públicos comprometidos a nivel regional representarían un 0,8% del PIB y alcanzarían a más de 15 millones de trabajadores. Estas dos medidas complementan las propuestas de la CEPAL de establecer un ingreso primordial de emergencia para toda la población en situación de pobreza en 2020 y un bono contra el deseo para la población en pobreza extrema, con un costo del 2,1% y el 0,6% del PIB, respectivamente.

Apoyar a las grandes empresas de sectores estratégicos que resulten gravemente afectadas por la crisis, sobre todo porque tienen un rol protagónico en los sectores de longevo intensidad tecnológica y relevante en la engendramiento de cadenas de proveedores. Aunque su capacidad de resiliencia es longevo en la etapa de emergencia, en comparación con las de beocio tamaño, las pérdidas de empleo, capacidad productiva, tecnológica y exportadora son riesgos reales que pueden condicionar seriamente la etapa de reactivación. Por eso, por otra parte del acercamiento al crédito en condiciones favorables y el cofinanciamiento de la sueldo salarial, es necesario considerar la posibilidad de que el Estado participe en la recapitalización de grandes empresas de sectores estratégicos para el crecimiento del país.

Estos apoyos deben estar condicionados a que estas empresas se comprometan a no despedir trabajadores por un plazo determinado desde la recibo del cofinanciamiento o de los aportes de renta, a no distribuir utilidades por un período similar y a implementar planes de inversión para acelerar la reactivación. Las grandes empresas deben empeñarse en compendiar los plazos de plazo a sus pequeños proveedores, llegando posiblemente a pagos al contado.



Click aqui para ir a la información llamativo

Be the first to comment on "Duro pronóstico de la CEPAL: se perderán 8,5 millones de empleos"

Leave a comment

Your email address will not be published.


*