El contado con liqui cortó su racha alcista y probó techo en zona de $128


“Los más de $100.000 millones que colocó Finanzas, en este contexto de excedente de pesos y cepo hard, ayudaron a contener la brecha con el oficial, además de conseguir financiamiento neto”, señaló el director de EcoGo, Federico Furiase. Aunque aclaró que los vencimientos de la colocación “están muy concentrados en el corto plazo”.

Respecto del gap entre en el MEP y el CCL, el analista de Rava Bursátil, Joaquín Candia, explicó a este medio: “El promedio simple durante 2020 de la brecha entre el CCL y el MEP es de 2%. En estos momentos esa medición se encuentra en 2,6%. Esto se debe, principalmente, a la existencia de restricciones cambiarias que impulsan estos tipos de cambio y a la elección de gran cantidad de inversores locales de resguardar sus ahorros en el exterior, mientras la incertidumbre se apoderaba del mercado argentino y del mundo”.

Y añadió: “Cuando el tipo de cambio baja, la brecha se achica y cuando sube la brecha se ensancha, ya que el CCL sube con más fuerza”.

En los últimos días muchos analistas indicaron que la suba del CCL está vinculada a una operación de arbitraje: inversores que compran bonos soberanos en dólares (AY24 y AO20) para que, una vez que se haga el canje ley restringido, puedan optar por los Boncer 2026 y 2028.

En tanto, el dólar oficial minorista continuó su ya previsible destello microdevaluatoria, que en este caso fue de 4 centavos: subió de $77,13 a $77,17. Mientras que el dólar home banking, que es el oficial más 30%, se colocó en $100,32.

Ámbito consultó a diversos especialistas si consideran que el Banco Central y el Gobierno podrán sostener el crawling peg, es afirmar, la suba del dólar en dosis homeopáticas, y la mayoría cree que esa va a ser la intención oficial, aunque habrá ciertos escollos. “Van a intentar sostener la política cambiaria actual, pero eso va a depender de varios factores. Será clave hacia delante monitorear si el BCRA logra acumular reservas, también el nivel del superávit de la balanza comercial en conjunto con el balance cambiario, la evolución de la brecha cambiaria y el deslizamiento de las monedas de la región”, sostuvo la economista jefa de Fundación Capital, Irina Moroni. Y agregó: “Las autoridades han venido optando por la vía de más restricciones a la demanda y no por la de generar una mayor oferta”.

Por su parte, Federico Furiase, consideró: “El BCRA va a mantener el crawling del oficial en línea con la inflación y la tasa de interés en el margen. Con este dólar oficial el tipo de cambio real no está nada mal, el tema es que con una brecha en 60% el superávit comercial se consume y las expectativas de inflación pueden desestabilizarse si continúa la presión en las reservas, por eso es clave que el Gobierno dé certidumbre en términos de consolidación fiscal, tasas reales positivas y acuerdo con el FMI para bajar el riesgo-país y la brecha”.

No obstante, el director ejecutor de LCG, Guido Lorenzo, sí tuvo alguna observación en torno al tipo de cambio. “El crawling peg, así como está hecho, en forma de tablita, es sostenible mientras estés dispuesto a tener una brecha alta. A mí me gustaría tener un tipo de cambio un poquito más competitivo”.

Además, Lorenzo indicó: “La estrategia de crawling peg, de todos los días mismo nivel de depreciación, sirve mientras tengas la cuenta capital cerrada. Al no tener ingreso de capitales nadie viene a hacer carry trade. El sistema funciona en este esquema de brecha o de restricción de cuenta financiera”.

El blue, por su parte, se mantuvo igual: la cotización informal del dólar no tuvo variaciones respecto de la viaje inicial. Cerró en $131. El lunes esta cotización había bajado $2.



Click aqui para ir a la anuncio innovador

Be the first to comment on "El contado con liqui cortó su racha alcista y probó techo en zona de $128"

Leave a comment

Your email address will not be published.


*