El control de temperatura que rechazó tres veces a Messi



Parte del protocolo de la Liga Española por el coronavirus​, en la previa de los partidos, tras el reinicio de la actividad, impone que cada futbolista debe ser chequeado en su temperatura. Y a Lionel Messi, al ingresar al estadio de La Cerámica para el Villarreal-Barcelona, le tocó soportar una situación llamativa.

La Pulga puso tres veces la mano derecha en el mecanismo y saltaba una amenaza que impedía su ingreso. La tranquilidad llegó posteriormente: tras un instante, la máquina aprobó su ingreso y determinó que estaba en condiciones de pugnar.



FUENTE

Be the first to comment on "El control de temperatura que rechazó tres veces a Messi"

Leave a comment

Your email address will not be published.


*