El futuro de Bielsa, entre su lógica indescifrable y dirigentes millonarios que intentarán seducirlo


Es el final para un documental sin final acertado. Aunque el mensaje que queda latiendo, en la voz Russell Crowe​, renueva la confianza. “Bielsa devolvió la esperanza y el orgullo al club y la ciudad. Dueños, directivos, jugadores e hinchas vuelven a estar unidos. El gigante dormido ha despertado y la revolución no ha hecho más que empezar”.

Un año más tarde las caras son otras. Bielsa sale del molde por un rato: abraza a cada uno de sus futbolistas, suelta elogios en un inglés hermético que contrasta valentísimo con una demostración de cariño fresca, genuina. Con el objetivo cumplido el armazón se rompe. Ahora el final es acertado. Pero como deslizó Russell Crowe en el clausura de «Take us home» es posible que la revolución no haya hecho más que despuntar.

Para descifrar el futuro de Bielsa en el Leeds sirve mirar alrededor de antes y repasar los momentos bisagra que llevaron al argentino a tomar decisiones.

El primero ocurrió en un hotel de la Ciudad de Buenos Aires al que llegaron Angus Kinnear, CEO del Leeds, y Víctor Orta, director deportivo, para reunirse con Bielsa y proponerle que sea el nuevo director técnico del club.

En Inglaterra ya había hexaedro el ok para el alucinación de seducción, Andrea Radrizzani, el mayor asociado de la institución, la figura que en Argentina sería considerada presidente del club y que en otras latitudes y estructuras empresariales se ritual como dueño.

Radrizzani llegó en 2017 a una institución hundida en una crisis financiera y que arrastraba las penas deportivas de ya no ser el equipo que aspiraba a meterse entre los más grandes de la Premier League. Levantar una historia que había caído hasta la tercera división del fútbol inglés era la ocupación.

Radrizzani confió en Bielsa y elogió su impronta: "necesitábamos un líder que cambiara la cultura del club y lo consiguió en solo un año". (@LUFC)

Radrizzani confió en Bielsa y elogió su impronta: «necesitábamos un líder que cambiara la cultura del club y lo consiguió en solo un año». (@LUFC)

Empresario italiano de 46 primaveras, Radrizzani ostenta una fortuna de 550 millones de dólares. Pero no es el característico magnate que desarrolla sus negocios en otras áreas y tiene al fútbol como una inversión más que sigue de reojo. Su rol es mucho más activo y su billetera está ligada por completo al deporte: es el fundador de la compañía Eleven Sports, un canal de transmisión deportiva con sede en Reino Unido que adquirió los derechos para difundir la Liga española, el fútbol italiano de la Serie A, la MLS, torneos de UFC y los principales certámenes de golf, entre otras cosas.

“Si ascendemos, vamos a ir todos a Las Vegas. Se los prometí. Irá todo el equipo”, dijo el italiano hace un año. Ahora tendrá que cumplir.

Pero ayer deberá sentarse a la mesa para negociar la continuidad de Marcelo Bielsa. “Lo quería a él porque necesitábamos un líder que cambiara la cultura del club y lo consiguió en un solo un año. Pero tendrá que cambiar, dejarse llevar un poco más y disminuir el nivel de estrés”, marcó el patrón cuando denunciaron al Loco por mandar a espiar rivales. Tendrá que dejarse arrostrar y Bielsa en un mismo enunciado no parece ser una fórmula que prospere.

Aquel episodio en el que el rosarino no reculó y defendió su idea de ir a espiar los entrenamientos de sus futuros rivales, marcó una bisagra y pudo sobrevenir puesto punto final al relato en Leeds. “Depende de él si quiere quedarse, pero también depende de nosotros”, se plantó Radrizzani cuando a fines de la temporada pasada el objetivo del avance se había escapado y algunas piezas de la impronta del argentino no terminaban de encajar en la mentalidad del dueño del club.

Aunque admitía: “Creo que todos nos merecemos otra oportunidad, no podemos dejar esto a medias”.

La número se repetirá. Radrizzani, Kinnear y Orta buscarán renovarle el arreglo a Bielsa para que sea el DT del equipo en la Premier League.

“Marcelo es misterioso dijo Kinnear antes de concretar la extensión del vínculo hace un año-. Ya sabría las intenciones de cualquier otro entrenador pero de Marcelo no porque estuvo muy concentrado en la temporada y nunca quiso hablar del futuro”.

Angus Kinnear, el CEO del Leeds United.

Angus Kinnear, el CEO del Leeds United.

Orta es quien decano feeling logró con Bielsa. Su costado más futbolero que empresarial achica las distancias jerárquicas. El gachupin había querido arrostrar a Bielsa al Sevilla, donde trabajó como mano derecha de Monchi entre 2006 y 2013 y igualmente al Zenit. En 2017 aterrizó en Leeds en la primera y determinante atrevimiento que tomó Radrizzani.

En una charla informal adentro de su utilitario el dueño del Leeds le preguntó a Orta a qué monitor contrataría si tuviera todo el patrimonio del mundo. “A Bielsa”. Y allí, en ese utilitario, comenzó a mentarse el alucinación a Buenos Aires.

Mientras Kinnear y Radrizzani desconfiaban sobre la continuidad de Bielsa luego del traspié en la temporada antedicho, Orta no tenía dudas: “Confío plenamente en sus ideas y metodología. Es el hombre más listo que conocí en mi vida y no solamente en lo referido al fútbol”.

Mirá igualmente

El rostro de Radrizzani va mutando con el pasar de los partidos. Es uno de los hilos conductores más atrapantes de Take us home, el documental de Amazon que invita a pensar en una segunda temporada, ahora con el final acertado del avance a la Premier League.

En la pantalla Radrizzani sufre, se deprime, parece no entender cómo manejar una situación que escapa a sus posibilidades cuando el equipo entra en un tobogán y el objetivo del avance se pierde. Seguramente luzca más confiado a la hora de negociar. Aunque el hombre que tiene que poner la firma sigue siendo un intriga.

«Hace mucho que no hablo con él dijo esta semana Rafael Bielsa-, no me dijo una sola palabra. Me parece que la pregunta es al revés: ¿cómo hace para no renovar si sale campeón?».

«A Marcelo le gusta la identidad y toma muy en cuenta las instalaciones para poder desarrollar su proyecto. Yo no lo visité, pero leo que en la ciudad es un fenómeno de rock star. Es querido, es un club que cumple y ese vestuario lo maneja. A la Premier siempre es mejor llegar con un equipo en el que conocés a todos los jugadores. Le va a costar trabajo decir que no», agregó su hermano intentando descifrar el futuro del Loco.

El rock star, vaya paradoja, suele estar más cómodo a un costado del escena que en el centro de la número. Es arisco a los elogios y vive como se viste: hace de sus joggings un estilo modesto y mundano. ¿Cómo se sentirá ahora que quedó en la cresta de la ola? Se abre un nuevo interrogante que solo Bielsa se encargará de descifrar.

El equipo recibirá 214 millones de dólares más de derechos de transmisión por sobrevenir subido a la máxima categoría. Y aprobó un presupuesto de más 80 millones de dólares para contrataciones en el mercado de pases.

Algunos medios indican que hay cinco argentinos en la mira: Lucas Martínez Quarta (River), Juan Foyth (Tottenham Hotspur), Matías Zaracho (Racing Club), Thiago Almada (Vélez Sarsfield) y Nicolás González (Stuttgart) que podrían acrecentar al equipo de Bielsa.

El director deportivo del club, el español Victor Orta, en los festejos por el ascenso a la Premier League. DPA

El director deportivo del club, el gachupin Victor Orta, en los festejos por el avance a la Premier League. DPA

“Hay varios con dolor de cabeza: uno de ellos soy yo. Anoche nos divertimos mucho”, dijo Kinnear en las últimas horas cuando le preguntaron sobre el futuro del equipo y prefirió recrearse de la alegría en presente.

Víctor Orta, que la semana próxima tendrá un primer lucha con Bielsa para precisar lo que viene, adelantó que la afán del club “no ha terminado con el ascenso” y pretende que el crecimiento continúe. Con el Loco como bandera, claro.



FUENTE

Be the first to comment on "El futuro de Bielsa, entre su lógica indescifrable y dirigentes millonarios que intentarán seducirlo"

Leave a comment

Your email address will not be published.


*