El nitrato de amonio, el químico en el centro de la investigación en Beirut –


El nitrato de amonio se obtiene haciendo reaccionar amoníaco y ácido nítrico

El abono de amonio se obtiene haciendo reaccionar amonaco y cido ntrico


El Gobierno libanés apoya como principal hipótesis de la causa de las explosiones que destruyeron gran parte de Beirut un incendio en un depósito donde había abandonadas más de 2.700 toneladas de abono de amonio, un químico blanco, inodoro, aparentemente inofensivo que suele encontrarse en las bolsas de fertilizantes

A menudo es utilizado para la agricultura o, además, como pulvínulo para la producción de explosivos, principalmente para su uso en la industria minera. A temperatura entorno permanece relativamente estable, pero puede desencadenar reacciones poderosas en presencia de condiciones particulares, como un incendio o un catalizador.

Además, las sustancias tóxicas liberadas al éter a posteriori de una crisis generan posibles artículos dañinos a la vigor de los seres humanos.

Uno de los artículos, por ejemplo, es la producción de óxidos de ázoe gaseosos que según su acumulación pueden ser letales por inhalación o causar quemaduras, lesiones oculares graves, explicó el perito Carlo Della Volpe de la Universidad de Trento en el blog de la Sociedad Química italiana, citado por la agencia de noticiario ANSA.

Estos óxidos de ázoe gaseosos pueden persistir mucho tiempo en el éter, si no son dispersados por agentes atmosféricos, como lluvias o vientos fuertes.

Por eso, las autoridades libanesas temen posibles consecuencias posteriores a las explosiones y cada vez circulan más mensajes extraoficiales para que los habitantes abandonen la ciudad o al menos las zonas más afectadas.

El abono de amonio, químicamente un sólido cristalino, no es en sí mismo muy peligroso para los humanos. Según su ficha de seguridad, el anciano peligro para la vigor es que «puede causar irritación ocular grave».

La anciano parte de esta substancia se usa en el mundo en la agricultura (en torno a del 93%), pero las aplicaciones son diferentes, por ejemplo, en el llamado ‘hielo instantáneo’, que aprovecha el hecho de que cuando se disuelve en agua disminuye su temperatura.

Se obtiene haciendo reaccionar amoníaco y ácido nítrico, y se sintetizó por primera vez en 1659, aunque solo en 1849 se descubrió que, si se prendía fuego, podría desencadenar una crisis.

«La explosión de nitrato de amonio -sostuvo Della Volpe- puede ser provocada por la explosión de otro explosivo o por la acción de un catalizador mezclado con la masa de material o finalmente por un incendio sostenido por material combustible mezclado con él».

«Recordemos que en las últimas décadas se han producido explosiones poderosas de ese mismo tipo en plantas de producción como en Texas (Estados Unidos) en 2013 o en Toulouse (Francia) en 2001», agregó.



Click aqui para ir a la aviso flamante

Be the first to comment on "El nitrato de amonio, el químico en el centro de la investigación en Beirut –"

Leave a comment

Your email address will not be published.


*