El «nuevo» Lewis Hamilton: multicampeón, referente de la lucha por la diversidad y contra el racismo


En una de las aulas de la escuela John Henry Newman, en la población inglesa de Stevenage, está el Rincón de Lewis, un espacio creado por los estudiantes para poner recortaduras de diarios y mensajes destinados a quien supo transitar esa sala. Cuando era colegial, aquel Lewis Hamilton​ de los ’90 no contaba con el mismo aprecio que tiene ahora convertido en el piloto hexacampeón de la Fórmula 1. Entonces era casi nada uno de los seis o siete estudiantes negros entre los 1.000 niños y sufría bullying por su color de piel. Aquel Lewis aprendió karate, la forma que encontró su padre Anthony, un inmigrante de Trinidad y Tobago, para que su hijo aprendiera a defenderse en los recreos. Gracias al deporte, desarrolló, según contó luego, seguridad en sí mismo, esa que le permitió presentarse con 11 primaveras delante Ron Dennis, el entonces principal de equipo de McLaren​, para preguntarle si alguna vez podría pasar para él. «Llámame en 9 años», escuchó. La respuesta no lo aplacó.

Un sonriente Lewis Hamilton, con su diploma de karate.

Un sonriente Lewis Hamilton, con su diploma de karate.

La historia es conocida: tres primaveras más tarde, Dennis lo fue a inquirir porque Lewis no paraba de vencer. Pese a pertenecer a una tribu humilde, su padre le sumó a su trabajo en el ferrocarril otros empleos de medio tiempo para costear los campeonatos de karting y su hijo le devolvió el esfuerzo al entrar al Programa de Promesas de McLaren en 1998.

Ganó el British Fórmula Renault Championship en 2003 y el F3 Euro Series dos primaveras luego. El título de GP2 de 2006 fue su puerta de entrada a la Fórmula 1 y su primera vez a costado de un monoplaza fue en Silverstone, a 40 minutos del pueblo en el que creció, el 13 de septiembre de ese año.

Mirá todavía

Seis meses luego, hizo su comienzo como compañero del campeón Fernando Alonso en McLaren Mercedes y se convirtió en el primer piloto indignado de la Fórmula 1. «Para mí no significa mucho ser el primer piloto de color, pero para el deporte en sí mismo significa mucho», dijo entonces.

Su color lo volvía a diferenciar del resto. Pero entonces tomó una atrevimiento: ignorar esa sinceridad. Mantuvo firme esa postura durante un tiempo, hasta que poco a poco entendió que lo mejor era convertirse en una voz de aquellos que no la tienen o no pueden expresarla y se convirtió en este Hamilton de 2020, el que apoya la campaña «Black Lives Matter», el que denuncia el racismo​.

Mirá todavía

«Ser el primer piloto negro de F1 es importante. Cuando empecé, traté de ignorar el hecho de que yo era el primer hombre negro en competir en este deporte, pero, según me he ido haciendo mayor, realmente he empezado a apreciar las implicaciones. Es una sensación muy buena ser la persona en derribar una barrera, al igual que las hermanas Williams hicieron en el tenis o Tiger Woods en el golf. Tengo niños de todas las culturas y nacionalidades que vienen a mí. Todos que quieren ser pilotos de F1. Ellos sienten que el deporte está abierto a todos«, comentó en 2014.

En los últimos meses, su discurso se volvió más resistente, más perseverante y más sólido. Denunció por fin que ha luchado «contra el estigma del racismo» a lo prolongado de su carrera. Desde las cosas que le tiraban cuando era pequeño mientras entrenaba en los kartings a los insultos racistas de fanáticos de la F1 en Barcelona durante los ensayos de pretemporada en 2008.

Estadísticas del campeón mundial de Fórmula 1 Lewis Hamilton  - AFP / AFP

Estadísticas del campeón mundial de Fórmula 1 Lewis Hamilton – AFP / AFP

Pero no se quedó en su experiencia personal. El crimen de George Floyd​, el afroamericano que fue asfixiado por el policía blanco Derek Chauvin en Minneapolis, lo impactó y movilizó. Apoyó que en Bristol (Inglaterra) derribaran y arrojaran al mar el monumento de Edward Colston, un traficante de esclavos del siglo XVII. Y exhortó a la clase política para que «retiren en forma pacífica estos símbolos racistas».

En su cuenta de Instagram, escribió: «Los que somos negros, morenos o en el medio lo vemos todos los días y no deberíamos sentir que nacimos culpables, que no es nuestro lugar, ni temer por nuestras vidas por el color de nuestra piel».

También marcó la yerro de apoyo de sus compañeros en la F1. «Ni una sola señal de nadie en mi actividad, que por supuesto es un deporte dominado por los blancos. Soy la única persona de color y estoy solo. Pensé que a esta altura ya habían visto por qué pasa esto y habrían dicho algo al respecto, pero no pueden apoyarnos. Nos vamos conociendo», los reprendió.

Recibió el apoyo de Toto Wolff, el principal del equipo Mercedes, quien planteó: «En el equipo solo hay un 3% de afroamericanos y tan solo el 12% del personal son mujeres. Esa falta de diversidad demuestra que necesitamos nuevos enfoques. Hay muchos talentos a los que se las ha cerrado la puerta de la F1 por esos motivos. Queremos cambiar eso».

Mirá todavía

En ese cambio colaborará activamente Hamilton, a través de la creación de The Hamilton Commission. En su columna del diario anglosajón The Sunday Times, explicó que «la comisión explorará áreas que incluyen la falta de modelos a seguir y servicios de carrera en las escuelas, oportunidades para involucrar a más jóvenes negros y eliminar las barreras que impiden que personas de orígenes más diversos se unan a la industria de las carreras, y eliminar los problemas que provocan la entrada de menos graduados negros en profesiones de ingeniería».

«A pesar de mi éxito en el deporte, persisten las barreras institucionales que han mantenido a la Fórmula 1 altamente exclusiva. Estoy acostumbrado a ser una de las pocas personas de color en mis equipos y estoy acostumbrado a la idea de que nadie hablará de racismo, porque nadie personalmente siente o entiende mi experiencia. La mayoría de las veces ni siquiera lo ven. Y si lo hacen, dejan que su miedo a decir algo incorrecto se interponga en el camino», argumentó.

Este nuevo Lewis Hamilton, el que ya no calla y denuncia el racismo, saldrá este viernes con un Mercedes indignado a la pista nuevamente, esa en la que demostró que no importa de qué color sea tu piel para triunfar. Esa en la que comenzará su carrera para igualar el récord de siete título del ícono Michael Schumacher. Esa en la que él mismo ya se transformó en referente. También fuera del asfalto.

Mirá todavía

De rodillas en la pista: la manifestación que los pilotos podrían aprobar el viernes

Con Hamilton como faro, este viernes, en la reunión de pilotos previa al eclosión del Gran Premio de Austria, se discutirá la posibilidad de manifestarse en contra del racismo. Los rumores surgieron del entorno del campeón de la F1 y fueron confirmadas por el señorita piloto anglosajón Lando Norris.

«Algunos pilotos ya están hablando sobre realizar ese acto. Creo que lo vamos a hacer. Será una especie de formación. Se terminará de discutir el viernes, después de la charla informativa con la Grand Prix Drivers Association. Debemos demostrar nuestra preocupación, nuestro rechazo y nuestro respeto», contó en una nota con la BBC.

«No es justo que las personas reciban un trato diferente debido a su raza. Este deporte llega a millones de personas y cuanto más podamos hacer como pilotos, equipos y como comunidad en la F1, mayor será el impacto», valoró quien llevará en su McLaren el mensaje «End Racism»





FUENTE

Be the first to comment on "El «nuevo» Lewis Hamilton: multicampeón, referente de la lucha por la diversidad y contra el racismo"

Leave a comment

Your email address will not be published.


*