El silencio de Lionel Messi y la sensación de un fin de ciclo en el Barcelona


El estadio Da Luz, en Lisboa, fue una maldita oscuridad para Barcelona. Bayern Munich lo dejó en ridículo: lo venció 8-2 y lo dejó exterior en los cuartos de final de la Champions League. Y Lionel Messi se fue del estadio sin cuchichear.

Las escenas posteriores a la goleada mostraron al crack rosarino del único modo posible: desmoronado. Prefirió el silencio a las palabras que pudieron incomodar un condición enrarecido. Ya llegando al hotel de la concentración, un barbijo evitó que mostrara esa mueca de desilusión que lo habitaba.

No se trató de una derrota más: se manejo de un ataque que traerá consecuencia en el cíclope catalán. El primero en salir, tras esta temporada vacía (con Real Madrid campeón y los dos equipos vascos, Athletic y Real Sociedad, por divertirse la final de la Copa del Rey) será el preparador Quique Setién. No cuenta con el consenso de nadie.

Esa mirada. Lionel Messi, en el adiós del Barsa a la Champions.
Foto Reuters

Esa vistazo. Lionel Messi, en el adiós del Barsa a la Champions.
Foto Reuters

Lionel Messi fue casi el único que, con su condición de Pichichi y de mayor asistidor de la Liga, estuvo a la consideración de las expectativas de un equipo que parece hastiado, cansado de sí mismo.

«Vamos a tomar decisiones en estos días. Algunas las teníamos tomadas ya antes de la Champions y otras las tomaremos estos días. A partir de ahora las iremos anunciando», fueron algunas de las palabras del presidente de la institución, Josep María Bartomeu.

Y agregó, adicionalmente de pedirles disculpas a los hinchas: «No voy a decir ahora qué decisiones son. Hoy es un día para reflexionar, un día de mucha pena, y a partir de mañana tendremos que tratar de levantar los ánimos de todos los culés del mundo, que ahora están tristes después de esta derrota durísima».

La tapa del diario catalán Sport.

La tapa del diario catalán Sport.

Gerard Piqué, uno de los referentes, fue categórico: «El club necesita cambios. Y no hablo del entrenador y de los jugadores. El club necesita cambios de todo tipo. Nadie es imprescindible. Yo soy el primero que me ofrezco a dejarlo si es necesario. Ahora sí que hemos tocado fondo».

Setién, en tanto, expresó: «Yo tan solo llevo ocho meses aquí, pero si lo dice Piqué, que lleva tanto tiempo, algo de cierto tendrá su conclusión y seguramente algo habrá que cambiar». Y añadió sobre el combate: «Es una derrota tremendamente dolorosa, creo que son demasiados goles. El equipo se ha visto desbordado y el Bayern ha tenido mucha efectividad».

Mirá todavía

Mirá todavía



FUENTE

Be the first to comment on "El silencio de Lionel Messi y la sensación de un fin de ciclo en el Barcelona"

Leave a comment

Your email address will not be published.


*