El zoom de la CGT con Techint, Mercado Libre, Clarin y Acor


Rocca, Galperin y Magnetto buscan influir con la central obrera en las medidas del Gobierno. La pandemia, el Estado y la pelea con Cristina Kirchner

Para unos fue el inicio de un espacio de diálogo. Para otros, la continuidad de los contactos que venían manteniendo de guisa informal. Lo cierto es que la cumbre aparente entre la CGT y la Asociación de Empresarios Argentinos (AEA) sirvió para destinar este martes un esforzado mensaje al Gobierno sobre la exigencia de avanzar en un pacto social con reformas orientadas a la reactivación del sector privado, el empleo registrado y las exportaciones, anejo con una reducción de los impuestos y un pestillo rápido de las negociaciones con los acreedores.

De esa guisa, la entidad que reúne a las mayores fortunas del país y la principal central obrera ratificaron su intención de influir en el paquete de medidas que prepara el equipo de Alberto Fernández de cara a la incierta «post pandemia». «La charla fue sobre lo que vemos como los principales puntos para el futuro de la Argentina y cuáles son los motivos para que haya poco empleo registrado, para salir de la crisis necesitamos que las empresas privadas encabecen el desarrollo«, explicó a iProfesional el presidente de la AEA, Jaime Campos.

En lo más stop de la cúspide empresaria ven dificultades para la creación de empresas, ingreso presión impositiva y desliz de celeridad para finiquitar el capítulo de la deuda. Pero por otra parte hay preocupación por el impulso de sectores interiormente del Gobierno a una veterano intervención del Estado en la escalón de recuperación de la finanzas y el empleo perdido, una postura que Alberto Fernández intentó nivelar este martes durante la conferencia que brindó por teleobjetivo en el Consejo de las Américas, en donde destacó la exigencia de una alianza divulgado privada para impulsar la inversión y el trabajo.

Presidido por Campos, el sector patrón estuvo representado por Luis Pagani (Arcor), Paolo Rocca (Techint), Héctor Magnetto (Clarín), Marcos Galperín (Mercado Libre), Sebastián Bagó (Laboratorios Bagó), Enrique Cristofani (Santander), Eduardo Elsztain (IRSA), Cristiano Rattazzi (Fiat Chrysler Argentina), Alejandro Bulgheroni (Pan American Energy Group), Luis Perez Companc (Grupo Perez Companc), Carlos Miguens (Grupo Miguens) y José Cartellone (José Cartellone Construcciones Civiles).

Rocca, de Techint, y Galperin, de Mercado Libre, dos peso-pesados que quieren marcar la agenda de las reformas en la post pandemia.

Rocca, de Techint, y Galperin, de Mercado Libre, dos peso-pesados que quieren marcar la dietario de las reformas en la post pandemia.

Se alcahuetería de los CEOs de las compañías de veterano valía en la Argentina, quienes en varios casos mantienen una relación distante con el Presidente. Por caso, Mercado Libre quedó envuelta en un conflicto con Camioneros por el anuncio de encuadramiento de sus trabajadores bajo la terreno del sindicato. La firma de Galperin fue una de las ganadoras en la trámite de Mauricio Macri que ahora teme perder beneficios obtenidos, como la homologación de un convenio profesional flexible que fue denunciado por supuestas irregularidades por los Moyano.

Durante el colisión, incluso fueron de la partida María Luisa Macchiavello (Droguería del Sud), Federico Braun (La Anónima), Alberto Grimoldi (Grimoldi), Marcelo Argüelles (Sidus), Alberto Hojman (BGH), Jorge Aufiero (Medicus), Norberto Morita (Southern Cross Group); David Lacroze (Grupo Lacroze) y Jorge Ferioli (San Jorge Emprendimientos).

Por la parte sindical, la charla vía teleobjetivo reunió a la mesa chica de Azopardo, encabezada por sus cotitulares Héctor Daer (Sanidad), y Carlos Acuña (Estacioneros), anejo a Andrés Rodríguez (Estatales, UPCN), José Luis Lingeri (Obras Sanitarias), Gerardo Martínez (Construcción) y Antonio Caló (Metalúrgicos). «No se habló de proyectos o iniciativas concretas, es el comienzo de un espacio de diálogo que se debe transformarse en políticas productivas en el corto plazo», aseguró a este medio uno de los jerarcas sindicales con mejor venida al mundo patrón.

Los gremialistas recibieron el lunes en la sede de Sanidad a una comitiva oficial encabezada por la secretaria de Legal y Técnica, Vilma Ibarra, y la vicejefa de Gabinete, Cecilia Todesca, que sugirió que la reactivación iba a tener lugar por la obra pública, manteniendo las restricciones al dólar y la atención sobre la inflación. Esos lineamientos forman parte del paquete de 60 iniciativas que analiza por estas horas el Gobierno para enemistar un veterano damnificación social. En los últimos dos meses se perdieron 300.000 empleos registrados y se retraso un tasa récord de pobreza de entre el 45 y el 50%.

Héctor Daer, principal dirigente de la CGT 

Héctor Daer, principal dirigente de la CGT «dialoguista», el interlocutor electo por los empresarios de AEA.

Pero tanto las principales cámaras empresarias como la CGT buscan vivir un división «privilegiado» en esa discusión. La AEA representa más de 70.000 empleos directos, cerca de u$s15.000 millones en exportaciones y un bombeo considerable de posibles fiscales. Mientras la central obrera es un actor esencia en la oficina de la conflictividad social a partir de nuclear a casi 200 sindicatos con cerca de 9 millones de trabajadores del sector divulgado y privado bajo convenio.

El anuncio de un diálogo tripartito empezó a tomar fuerza en mayo, cuando el junta crematístico dejó de proseguir reuniones tripartitas con las cámaras privadas y el sindicalismo. En ese entorno, la dirigencia sindical empezó a marcar su distanciamiento con el Ejecutivo e inició una serie de acercamientos al sector privado, primero con el Foro de Convergencia Empresarial (FCE) hace dos semanas, este martes con la entidad liderada por Campos y la semana próxima con las pymes, según pudo asimilar iProfesional.

Dentro de las inquietudes compartidas está el temor a un pestillo de actividades frente a el esforzado crecimiento de contagios tras flexibilizarse este lunes la cuarentena.

Desde el inicio del mandato, el Presidente intentó pringar los lazos con los CEOs en diversas reuniones. Pero en marzo las tensiones estallaron con el conflicto por los casi 1.500 despidos en Techint. Luego, se sumó el fallido plan de desposeimiento de Vicentin y la semana pasada los fuertes cuestionamientos de Cristina Kirchner a la foto de Fernández con el G6 y la CGT durante el acto del 9 de julio.

El breve pero elocuente tuit reveló el interés de la vicepresidenta en disolver la influencia de esos sectores en el pacto social impulsado por el Gobierno con la inclusión de las pymes y la CTA de los Trabajadores, liderada por Hugo Yasky.

Desde el Gobierno confirmaron su intención de otorgarle un rol esencia a las pymes, un segmento al que incluso le pone fichas el presidente de la Cámara de Diputados, Sergio Massa. «El gran foco que estamos trabajando son las pymes, que fue lo que destruyó Macri, son el motor productivo del pais y la moratoria que lanzamos va a beneficiar a muchisimas empresas, no podemos pensar solas en las grandes, tienen alguna espalda mucho mas amplia de la que pueden tener las pymes de barrio que terminan bancando los trapos», señalaron fuentes oficiales.

«No hay que quedarse solo con la foto de la CGT con AEA y otros, hay que ver todo el carta», sostienen.

Enterate lo zaguero sobre finanzas digital, startups, fintech, innovación corporativa y blockchain. CLICK AQUÍ



FUENTE

Be the first to comment on "El zoom de la CGT con Techint, Mercado Libre, Clarin y Acor"

Leave a comment

Your email address will not be published.


*