Elecciones en Bolivia: la derecha se une para inten…


Preocupados por la preeminencia del MAS en todas las encuestas serias, la derecha boliviana se prepara a unir fuerzas para indisponer al partido de Evo Morales, expulsado de la presidencia por un cachete amañado por la OEA, posteriormente de poseer ganadería la reelección a fines del año pasado. En esa instancia, el MAS había superado ajustadamente los diez puntos de diferencia con el segundo que fija la ley boliviana para ingresar en primera revés.

La multiplicación de opciones de derecha, que confluyeron en el apoyo al cachete para posteriormente dividirse de cara a las próximas elecciones, ponía en aventura el objetivo central del desplazamiento de Evo Morales: que las fuerzas populares queden definitivamente fuera de cualquier instancia de poder. 

Así fue como, con el poco disimulado empuje de la embajada de Estados Unidos, empezaron los contactos entre las diferentes fuerzas de la derecha para conmover a candidaturas unificadas, en lo posible de cara a la primera revés.

Fue el ministro Arturo Murillo el que este viernes se encargó de hacer pública la información de que la presidenta Jeanine Añez «lanzará en los próximos días» una propuesta de pelotón a Carlos Mesa, su principal oponente adentro de las fuerzas «antipopulistas», el candidato que llegó en segundo espacio en las últimas elecciones.

Desde que la pandemia incluso se instaló en Bolivia, Mesa se convirtió en uno de los principales críticos de las medidas tomadas por el Gobierno de Añez para enfrentarla. Eso hizo pensar a la mayoría de los analistas políticos bolivianos que sería muy difícil conformar un frente que pudiera plantearse derrotar al MAS en la primera revés.

Sin bloqueo Murillo se mostró entusiasta. Yo creo que no es difícil. Habrá sorpresas en los próximos días… veremos cuál es la apertura del señor Mesa», dijo y aventuró que la presidenta «está dando todo por su país, por la patria y por la democracia, y lo seguirá haciendo. Por eso vendrán las sorpresas”.

Cuando le preguntaron si esa propuesta abriría la posibilidad de una opción única antaño del 6 de setiembre, el día programado para la primera revés, Murillo se negó a dar detalles.

Pero dejó en claro el situación en el que el oficialismo, en la misma sintonía que la embajada de Estados Unidos, encara las próximas elecciones. «No está en juego quién será presidente y quién no. Estamos jugando los próximos 30 años de democracia. Si el MAS vuelve al poder, se habrá perdido la democracia, y eso deben saberlo todos los candidatos que dicen ser de la línea democrática», aseguró.

El diario boliviano El Deber, con sede en la conservadora Santa Cruz de la Sierra, consultó al presidente de campaña de Carlos Mesa que, sin dar por completado el acuerdo a pesar de las reuniones que lo vienen preparando, se mostró hendido a la negociación.

Antes de la crisis desatada por la pandemia, en febrero de este año, la CNN le preguntó a Carlos Mesa si para evitar el retorno de Evo Morales consideraría ir con la presidenta Áñez en una sola fórmula. El candidato de Comunidad Ciudadana respondió entonces que “siempre hay una posibilidad, negarlo sería cerrar las puertas al desafío que debemos enfrentar, el MAS tiene una opción de voto muy importante y uno no puede descuidarla”.

Parece que el pedido de la CNN se hizo extensivo a Washington.



FUENTE

Be the first to comment on "Elecciones en Bolivia: la derecha se une para inten…"

Leave a comment

Your email address will not be published.


*