En San Pablo se hacen vinos soberbios, y no hablamos de Brasil


Esta nuevísima Indicación Geográfica, emplazada en el Valle de Uco, está dando de qué departir. Qué vinos de incorporación tonalidad hay que probar

¡Seguinos en Instagram!

San Pablo. Seguramente muchos asocien este nombre propio con tráfico, cemento y autopistas. Es aseverar, con una de las ciudades más populosas de América Latina y del mundo. Pero si le preguntaras a una persona a la que le gusta el morapio y que se ocupa por investigar y estar al tanto de las últimas tendencias, entonces seguramente impulso su celular del faltriquera y te muestre en Google Maps un punto perdido en Mendoza.

San Pablo, para los amantes del morapio, es una zona esencia, que está alumbrando algunos de los vinos más interesantes del Valle de Uco. Su historia es muy flamante para los parámetros de la vitivinicultura argentina: allí comenzaron a plantarse los primeros viñedos recién alrededor de mediados y fines de los abriles ’90.

Y no fue hasta fines de 2019, luego de cuatro abriles de trabajo por parte de tres bodegas, que se convirtió en una indicación geográfica (IG), luego de la aprobación por parte del Instituto Nacional de Vitivinicultura (INV).

La iniciativa correspondió a tres bodegas (Salentein, Tapiz y Zuccardi), que desarrollaron una tarea de investigación adyacente a la Facultad de Agronomía de la Universidad Nacional de Cuyo y el propio INV para obtener esa categoría.

Según marca la ley 25.163, que regula la denominación de vinos, en su artículo 4° plantea que una IG es el nombre que identifica un producto originario de una región, una asiento o un dominio de producción delimitada del división doméstico no longevo que la superficie de una provincia o de una zona interprovincial ya reconocida.

Además, establece que la IG solo se justificará cuando las características del producto que allí se obtenga sean atribuibles fundamentalmente a su origen geográfico.

Y esto es imparcialmente lo que señalan desde Bodegas Salentein, que acaba de presentar vía Zoom su ambiciosa y completa término Single Vineyard con IG San Pablo.

En total, San Pablo tiene poco más de 500 hectáreas plantadas. De ese total, Salentein posee unas 230 hectáreas y en un par de meses más sumarán otras 20.

Vinos | En 2019, San Pablo fue reconocida como indicación geográfica por el INV

Antes de entrar de ahíto en las características que ofrece este terroir, hay que marcar algunos puntos esencia: está en una zona claramente de cima, con un rango que va de los 1.250 metros hasta los 1.600 metros sobre el nivel del mar. Y está adecuadamente pegada a la montaña, limitando alrededor de el noreste con Gualtallary y más alrededor de el sur, con Los Árboles. Para tener una narración, Gualtallary en su parte desprecio parte de los 1.080 msnm.

José «Pepe» Galante, enólogo de Bodegas Salentein, remarcó que «la IG es importante, porque es un compromiso que surge de abajo hacia arriba; es decir que los productores son los responsables de sostener esta IG y de hacerla crecer. Por eso es algo muy sustentable».

A su turno, Matías Bauza Moreno, PR & Luxury Portfolio Manager de Bodegas Salentein, señaló como un hito el hecho de que «se trató de un desarrollo de la nada».

«En el año ’96, cuando se compró el viñedo La Pampa, en San Pablo, no había nadie. Recién en el ’98 se construyó la bodega y en el 2000 se presentó la primera cosecha. Llegar a los 1.600 metros y más, ese salto hacia la altura, era una locura en esa época. Pero el tiempo nos dio la razón y hoy podemos hablar de una IG».

La lína de vinos Single Vineyard de Salentein está conformada por Chardonnay, Sauvignon Blanc, Pinot Noir y Malbec

Y aquí entra a tallar un divisor esencia: el microclima que se genera, especialmente en la parte más incorporación. En Vinos & Bodegas lo comprobamos en un delirio flamante, donde se visitaron algunos de los viñedos. Es un punto diferente a todo lo que se conoce en el Valle de Uco. La humedad que hay, la manto vegetal, incluso la presencia de ruinas jesuíticas… es una experiencia en sí misma. Hay, incluso y sin ánimos de pecar de pretencioso, cierta mística en ese punto.

Y Galante no oculta su pasión cuando palabra de San Pablo: «Hay condiciones especiales para hacer grandes vinos realmente».

El enólogo señala como una de las características particulares el régimen de lluvias, con cerca de 500 milímetros, que en algunos abriles permite no tener que regar, poco impensable en cualquier otro punto de Mendoza con viñedos. A esto se suman suelos de diferentes perfiles, con distintos niveles de carbonato de calcio.

¿Qué vinos probar?

Salentein Single Vineyard Viñedo Los Nogales San Pablo Sauvignon Blanc 2017 ($800)

Vinos | Salentein Single Vineyard Viñedo Los Nogales San Pablo Sauvignon Blanc 2017

Jorge Cabezas, enólogo de Salentein, explicó durante la presentación por Zoom que «la zona le da al Sauvignon Blanc un carácter diferente, más herbal». Detalló por otra parte como punto sobresaliente todo el trabajo que realizan con las borras, para garantizarse que tenga largo y tamaño. Y lo logran.

Podés explorar el viñedo de donde proviene este Sauvignon Blanc en Google Maps

Qué nos propone este morapio: nuestra nota de cata arranca así: tenés que probarlo. Si te gusta el Sauvignon Blanc como variedad, entonces tenés que conocer esta inscripción, que efectivamente ofrece un perfil más herbáceo, con un dejo cítrico y un toque de tropicalismo, pero sin rastros de envero. En boca es súper elegante, servil, con buen peso, amplio. Conforme avanza, se luce con notas de pomelo rosado y más de esos toques herbáceos. La brusquedad está perfectamente integrada, con una energía natural que, si adecuadamente está presente, en la vida te incomoda.

Salentein Single Vineyard Viñedo Las Secuoyas San Pablo Chardonnay 2017 ($1.250)

Vinos | Salentein Single Vineyard Viñedo Las Secuoyas San Pablo Chardonnay 2017

«La acidez natural que tiene sorprende», afirmó «Pepe» Galante sobre esta inscripción. «Aquí prensamos en racimo entero y fermentamos en barricas, con levaduras indígenas. Lo hacemos tratando de respetar lo que el lugar nos está entregando. La planta te da todo lo que necesitás, nosotros tratamos de ser una guía de eso que pasa en la finca», agregó.

Podés explorar el viñedo de donde proviene este Chardonnay en Google Maps

Qué nos propone este morapio: cuando lo pruebes, te vas a encontrar con un comfort wine que se mueve entre el clasicismo de los blancos con madera y los blancos modernos. La esencia está en su sana envero y en el uso sensible de la tonel, que evita que sea un Chardonnay apetecible. Además, cuando lo oxigenes, aparecerán matices más sutiles y austeros. En boca se muestra amplio, con buen tamaño y crasitud. Pero la brusquedad lo va llevando hasta el final. Un ejemplar formado, elegante, con un link en los clásicos grandes blancos y el pulso fresco que demanda parte del mercado hoy día.

Salentein Single Vineyard Viñedo Los Jabalíes San Pablo Pinot Noir 2016 ($1.400)

Vinos | Salentein Single Vineyard Viñedo Los Jabalíes San Pablo Pinot Noir 2016

Cabezas destacó del Pinot Noir que «aquí logra una sanidad excelente. Logramos un vino con carácter y elegante». En cuanto a la elaboración, realizan cosecha manual, una parte la elaboran en cubas de quejigo, hacen pisoneos sutiles para evitar sobreextracción y, por otra parte, hacen maceraciones cortas. Trabajan asimismo con levaduras nativas y evitan el anexo de sulfitos.

«Con esto logramos que el vino sea mucho más expresivo», sostuvo.

Podés explorar el viñedo de donde proviene este Pinot Noir en Google Maps

Qué nos propone este morapio: el resultado es un Pinot Noir con una fruta roja brillante que no llega a ser explosiva, mientras que tiene ese trasfondo terroso tan característico de la variedad. En boca es, delante todo, rotundo y balanceado. Suena a cliché, pero es súper aterciopelado, con una delicada textura y taninos amables y maduros que lo harán muy bebible. Hay frescura pero no hay emergencia.

Salentein Single Vineyard Viñedo La Pampa 1997 San Pablo Malbec 2017 ($1.900)

Vinos | Salentein Single Vineyard Viñedo La Pampa 1997 San Pablo Malbec 2017

«En 2010 lo que hicimos fue crear un departamento de investigación y desarrollo. Y este Malbec fue como el banco de pruebas de muchos experimentos. Teníamos tres vinos que a ciegas siempre sobresalían. Y uno de ellos era este Malbec. La propuesta fue embotellarlo y lanzarlo al mercado como una expresión del lugar. Me gusta de este vino el aroma a fruta bien típico, la textura y la jugosidad», detalló Galante.

Podés explorar el viñedo de donde proviene este Malbec en Google Maps

Qué nos propone este morapio: en un mundo ideal e imaginario, sería el morapio de todos los días. Perfecto para compartir desde pizzas hasta una tabla de quesos franceses. También sería consumado antaño del tentempié o de la cena, como aperitivo. Y para cerrar una comida. Básicamente porque es muy rico y muy bebible. Hablamos de su napias perfumada, de su sanísima envero, de su fruta roja en incorporación definición, sobre un fondo herbáceo y una madera que casi nada sí tiene protagonismo. Un Malbec de excelente tamaño, rotundo, súper suculento, con más de esa fruta roja y la madera haciéndose notar en su medio de boca. La textura es delicada y el final, refrescante, invita a pedir otra copa.

Salentein Single Vineyard Viñedo Los Jabalíes San Pablo Malbec 2017 ($2.300)

Vinos | Salentein Single Vineyard Viñedo Los Jabalíes San Pablo Malbec 2017

Durante la charla por Zoom, Cabezas habló de este Malbec como un ejemplar «exótico». Su planteo es que, cuando se va subiendo en cima y el viñedo se esfuerza en sobrevivir, «ahí es donde aparecen aromas no tan clásicos».

Podés explorar el viñedo de donde proviene este Malbec en Google Maps

Qué nos propone este morapio: si el precursor era el morapio para todos los días, este Malbec se pone un poco más trasnochador. Hay aromas de fruta un poco más negra, más especias, alguna pincelada herbal. Hay varias capas sin costuras, que lo llevan a una profundidad diferente. En boca tiene un pulso fresco, dejando una sensación sutilmente herbal. Su textura, de la mano de sus taninos de granazón fino, es verdaderamente agradable. Un Malbec que palabra de esa zona tan particular y que captura mucho de esa mística.

¡Contactanos! [email protected]iProfesional.com 

Enterate lo zaguero sobre riqueza digital, startups, fintech, innovación corporativa y blockchain. CLICK AQUÍ





Click aqui para ir a la aviso diferente

Be the first to comment on "En San Pablo se hacen vinos soberbios, y no hablamos de Brasil"

Leave a comment

Your email address will not be published.


*