| Guzmán: El acuerdo es «inclusivo y sostenible» y es necesario un nuevo entendimiento con el FMI


El ministro de Economía encabezó una conferencia de prensa en la que brindó detalles sobre el acuerdo ajustado con los acreedores extranjeros. Aseguró que el acuerdo «implicó un esfuerzo importante de todas las partes».

El ministro de Economía, Martín Guzmán, aseguró hoy que el acuerdo de reestructuración de la deuda emitida bajo reglamento internacional es «inclusivo y sostenible», al tiempo que consideró que el nuevo entendimiento que el Gobierno negociará con el Fondo Monetario Internacional (FMI) debe ser «aceptablemente dispar» al firmado en 2018.

En conferencia de prensa, y tras recapacitar que la Argentina se encontraba en una «situación de endeudamiento extranjero insostenible», con una «carga a la que el país no podía hacer frente», Guzmán afirmó que el acuerdo ajustado con un rama mayoritario de acreedores privados es «un paso muy importante en el proceso para tranquilizar a la macroeconomía argentina y comenzar a resolver la crisis transitada» desde 2018.

«Nuestra expectativa es que se activen las clausulas de hecho colectiva y que Argentina pueda resolver sus problemas de deuda de forma integral; obviamente seguiremos trabajando hasta el 24 de agosto, aniversario en que cierra esta ofrecimiento, para alcanzar ese objetivo».

Según el titular del Palacio de Hacienda, el acuerdo de la deuda con los acreedores externos permitirá «quitarle al sector sabido la situación de asfixia» y «gestar condiciones de certidumbre y previsibilidad».

El acuerdo con los acreedores externos implica para la Argentina una carga beocio de deuda por US$ 42.500 millones durante los primeros cinco primaveras, afirmó Guzmán, quien precisó que la negociación permitió someter los intereses de un monto estimado en siete dólares promedio a tres dólares por cada US$ 100 en poder de los bonistas, adjunto con una reducción del hacienda del 1,9%.

Para el funcionario, el acuerdo de reestructuración de deuda que se alcanzó con los grupos mayoritarios de bonistas «implicó un esfuerzo importante de todas las partes», ya que «no existe un acuerdo valentísimo», pero aclaró que «era necesario para darle una plataforma de despegue a la capital».

Por otra parte, indicó que las expectativas del Gobierno es que habrá «una billete muy incorporación» de bonistas en el canje de deuda.


«Nuestra expectativa es que se activen las clausulas de hecho colectiva y que Argentina pueda resolver sus problemas de deuda de forma integral; obviamente seguiremos trabajando hasta el 24 de agosto, aniversario en que cierra esta ofrecimiento, para alcanzar ese objetivo», señaló.

En otro orden, Guzmán, aseguró que el software stand by que el FMI firmó con el gobierno argentino en 2018 «ha sido cancelado» y que «el subsiguiente paso es avanzar en un software dispar que refleje aquello que la Argentina necesita».

Según Guzmán, la Argentina tiene prevista para los próximos dos primaveras una carga de deuda con el Fondo Monetario Internacional que «no puede hacer frente», por lo que ratificó que «es necesario tener un software» con el organismo para resolver los compromisos por US$ 45.000 millones

«El software con el FMI es necesario porque Argentina no tiene la capacidad de pagarle al FMI en los términos establecidos», aseveró Guzmán, al tiempo que enfatizó todavía que ese entendimiento «será aceptablemente dispar» y con «premisas más sensatas sobre el funcionamiento de una capital» respecto al firmado en 2018.

Asimismo, remarcó que cuando asumió el gobierno de Alberto Fernández «enfrentaba una carga de deuda muy importante, mientras que el próximo gobierno enfrentará una situación muy diferente».

«No estamos trabajando para nosotros, sino para la Argentina, cuidando no sólo el presente sino el futuro del país», concluyó Guzmán.



FUENTE

Be the first to comment on "| Guzmán: El acuerdo es «inclusivo y sostenible» y es necesario un nuevo entendimiento con el FMI"

Leave a comment

Your email address will not be published.


*