La Conmebol celebra 104 años y Alejandro Domínguez habló de la «vieja oscuridad» y los «desafíos»


La vencimiento en la que se conmemora el Día de la Independencia en Argentina, coincide con el cumpleaños de la Conmebol​, que atraviesa un momento distinto a la prórroga de la envés de las copas luego del parate impuesto por el coronavirus.

Aún no se definió cuándo regresarán las competencias internacionales en el continente, pero la idea sigue siendo que en septiembre se reanuden la Libertadores y la Sudamericana, siempre y cuando los gobiernos den el permiso. Y como en la mayoría de los países sudamericanos ya volvieron a practicar y hay incluso fechas para los torneos, la expectativa crece con respecto a las copas en septiembre, como ya se adelantó en la cumbre de presidentes de Mercosur.

En ese contexto, el presidente de la Conmebol, Alejandro Domínguez​​, dio un comunicado con respecto a esta confederación y sacando pecho por su administración, remarcando que se dejó de costado la imagen de oscuridad del pasado, con la vieja Conmebol que fue parte del FIFAGate.

Mirá además

El comunicado oficial

Estimada tribu del fútbol sudamericano; Hace 104 abriles un asociación de visionarios se animó a Creer en Grande. Cuando el fútbol aún estaba dando sus primeros pasos, estos hombres y mujeres colocaron los cimientos de un sueño que hoy une a 10 países de Sudamérica en torno a un deporte tan distinguido como apasionante.

Mucho ha pasado desde entonces. En todo ese tiempo -más de un siglo- la tribu del fútbol sudamericano conoció alegrías y tristezas, entusiasmo y desazón, victorias y derrotas, pero además demostró capacidad y perseverancia para la construcción de una institución sólida y competente.

Hoy nuestro continente alberga el torneo de selecciones más antiguo del mundo, disfruta de dos de los certámenes de clubes más competitivos del planeta y ostenta en sus vitrinas nulo menos que nueve copas mundiales. De sus calles, potreros y canchitas salieron los mejores jugadores y jugadoras del mundo, los más talentosos, admirados y queridos de la historia de este deporte. Y no existe una modalidad del fútbol en la que los sudamericanos y sudamericanas no se destaquen por sus aptitudes naturales, su entrega y honor deportivo. Todo ello es prueba de que el fútbol se encuentra en lo más profundo del ADN de hombres y mujeres de este continente.

En la coetáneo dependencia de la Conmebol, decidimos alegrar las banderas de aquellos fundadores, volviendo a la esencia de nuestra institución: el trabajo constante, incansable, en ayuda del fútbol continental, teniendo como prioridad las asociaciones y clubes, los hinchas, los jugadores y jugadoras, técnicos, preparadores físicos, árbitros y todos los actores de nuestro deporte. Hemos cortado de raíz viejas prácticas que oscurecían la labranza de la Conmebol y avanzamos con firmeza en dirección a una plena transparencia en todo lo que concierne a contratos, manejos administrativos y administración deportiva. Este avance no solo está certificado por auditorías independientes y de prestigio mundial, sino que además es fácilmente verificable para cualquier interesado que observe el prominencia récord de capital volcados a asociaciones y clubes, incluso en tiempos tan extraños y difíciles como el que atravesamos con la pandemia de COVID-19.

Quiero expresar mi distinto agradecimiento a los presidentes de las distintas Asociaciones Miembro por el valioso respaldo que brindaron a este proceso desde el inicio. De igual forma, además me gustaría felicitar a todos los miembros de la tribu del fútbol sudamericano, jugadores y jugadoras, hinchas, dirigentes, técnicos, preparadores físicos, periodistas, árbitros, empleados de clubes. A cada uno ellos le aseguro que la Conmebol es su casa.

Finalmente, un inspección a colaboradores y funcionarios de la institución que cada día, sin que importen las circunstancias, dan lo mejor de sí para el crecimiento de esta pasión. Muchos y grandes desafíos nos aguardan en el futuro próximo. Para afrontarlos debemos mirarnos en el espejo de aquellos fundadores que crearon la Conmebol, prácticamente de la nulo. Héctor Rivadavia Gómez, Juan Mignaburu, Souza Ribeiro, Arancibia Lazo, León Peyrú y otros más mostraron el camino: honestidad, coraje, creatividad y un profundo acto sexual al fútbol. Les puedo afianzar que cada día intentaremos honrar ese ejemplo.

Festejamos 104 abriles de una gran historia, gracias a todos por Creer en Grande.



FUENTE

Be the first to comment on "La Conmebol celebra 104 años y Alejandro Domínguez habló de la «vieja oscuridad» y los «desafíos»"

Leave a comment

Your email address will not be published.


*