La recesión en EE.UU. ya terminó, pero el virus tiene la última palabra


¿La recesión de febrero concluyó en abril? Sería la recesión más breve en los agenda de la historia económica de los Estados Unidos. ¿Una daga profunda pero ultrarrápida como el Covid-19 librado a su suerte? Así es, una puñalada artera. Se aplanó la curva de los contagios con la cuarentena en Europa y en los Estados Unidos y, si adecuadamente no se cerró la herida, se reconoce una rápida mejoría. La Bolsa, se sabe, lo intuyó ayer que nadie, ayer inclusive que ocurriera. Suman ya 47 millones los pedidos iniciales de subsidios de desempleo acumulados desde marzo: el destrozo fulminante de la riqueza existente no tiene parangón. Sin retención, se eludió el credit crunch, una corrida contra la deuda y la destrucción de crédito. Dodd-Frank y Basilea III evitaron una crisis en la banca. Milagro I. Powell-Mnuchin, el dúo dinámico de la Fed y el Tesoro, lograron reabrir los mercados de deuda corporativos (y los soberanos emergentes) con la ayuda invalorable del Congreso y la ley CARES, un megapaquete fiscal (equivalente a 14% del PBI) sancionado por tirios y troyanos en pleno año electoral. Milagro II. Hubo que verlo para creerlo. Contracción colosal en Main Street. Y un festival paralelo en Wall Street. Inédito. El Nasdaq, el mascarón de proa de la resurrección, ya clavó cinco veces la pica en los récords. Como para borrar dudas sobre sus convicciones.



Click aqui para ir a la mensaje innovador

Be the first to comment on "La recesión en EE.UU. ya terminó, pero el virus tiene la última palabra"

Leave a comment

Your email address will not be published.


*