Las cinco claves que explican la debacle de Barcelona


Los capítulos de la crisis en el Barcelona de Lionel Messi se acumulan día a día y el final del ciclo de Quique Setién parece insalvable. El monitor de 61 abriles asumió en enero de este año en área de Ernesto Valverde y en España ya hablan de Pep Guardiola, Xavi Hernández y Ronald Koeman como posibles sustitutos. Pero sería injusto mencionar solamente la crisis futbolística o atribuirle todas las responsabilidades al director técnico. Existen otras claves que explican el mal momento del Barça.

1. El plantel vs. la dirigencia

La relación entre los jugadores y los directivos está rota, especialmente la de con la trabazón. A principios de este año, estalló en Cataluña el Barçagate cuando se reveló la contratación de empresas por parte del club para el monitoreo de las redes sociales y la creación de cuentas en Twitter y Facebook. Desde allí se promovían posteos para mejorar la imagen de los dirigentes del Barcelona, sobre todo la del presidente Josep María Bartomeu y para empujar la de algunos jugadores, entre ellos Messi y Gerard Piqué​. Por el escándalo, nunca aclarado del todo, renunciaron 6 dirigentes de peso.

Mirá asimismo

También existió un duro contrapunto entre la Pulga y el secretario técnico Eric Abidal. Messi salió a cruzar a su ex compañero luego de que señalara que despidieron a Ernesto Valverde porque muchos jugadores no estaban contentos con su trabajo.

«Los responsables del área de la dirección deportiva también deben asumir sus responsabilidades y sobre todo hacerse cargo de las decisiones que toman. Creo que cuando se habla de jugadores habría que dar nombres, porque si no se nos está ensuciando a todos y alimentando cosas que se dicen y no son ciertas», lanzó Messi desde sus redes sociales y dejó a Abidal en el ojo de la tormenta.

2. El DT vs. los jugadores

Los medios catalanes hablan de divorcio total entre Setién y el plantel. La relación no arrancó proporcionadamente y el desenlace se podía presumir. Y es que Messi nunca estuvo de acuerdo con la destitución de Valverde, a quien respetaba como técnico y persona y por quien tenía un cariño específico. Es cierto que el equipo necesitaba un trastazo de intención, pero Messi siempre lo creyó con el Txingurri adentro.

En ese contexto, se apostó por Setién, un DT experimentado y de un perfil similar a Valverde, que no iba a provocar una revolución desde ningún punto de perspicacia. Encima llegó con un ayudante de campo, Eder Sarabia, de perfil detención, verborrágico, con un pasado esforzado en Real Madrid y religioso de Cristiano Ronaldo. Y más: en los pocos partidos que lleva al frente del equipo, Setién no demostró tener demasiadas respuestas a los problemas futbolísticos.

Mirá asimismo

3. Fichajes que no rinden

Una razón fundamental en la crisis de Barcelona es la pésima política de compras. Desde que se fue Neymar a Paris, ¡el Barça gastó casi 400 millones de euros y no pudo encontrarle un socio a Messi! Fallar apostando sin billetera es posible, pero hacerlo con afín cantidad de boleto para volver parece una desidia. ¿Puede ser tan arduo conseguir un socio para el mejor tahúr del mundo? Desde exterior y a la distancia, se antoja que no.

Por Philippe Coutinho se abonaron 145 millones de euros, 125 por el francés Ousmane Dembélé y 120 por Antoine Griezmann. Todas esas contrataciones fallaron. Y a la relación podría sumarse Lautaro Martínez, por un monograma que superaría los 100 millones de la moneda europea. Las preguntas asoman: ¿necesita Barcelona un punta centro para ser el suplente de Luis Suárez​, que seguramente seguirá por al menos un par de abriles más en el catálogo culé?; ¿no es esa la posición que mejor le sienta a Griezmann?; ¿no sería más efectivo, al menos en lo inmediato, desgastar el boleto en un extremo del estilo Jadon Sancho o Marcus Rashford? 

En los últimos días se anunció la arribada de Miralem Pjanić, tal vez el mejor mediocampista central del mundo. Pero sucede que el futbolista de la Juventus juega en el mismo área que Sergio Busquets y que Frenkie De Jong, el vivaz holandés por el que se pagaron 75 millones de euros. Si la intención y la convicción es valer a Busquets del eje de la cancha, la adquisición de Pjanić puede ser muy positiva. Pero si lo van a inventar como interior como lo hicieron con De Jong…

Mirá asimismo

4. Messidependencia

La Messidependencia de Barcelona cada vez es más conspicuo. No se sabe proporcionadamente a qué juega el catálogo catalán en las últimas temporadas. Entonces todo se convierte en pasarle la pelota al capitán para que invente. Acaso sea Suárez, su amigo, el único que se anime a faltarle el respeto desde lo futbolístico. Para el resto, todo se resume a detener la pelota, insubordinar la persona y buscarlo a Messi. A eso juegan. Ahora Setién probó con los juveniles Ansu Fati y Riqui Puig para intentar imprimirle frescura y desfachatez a un equipo soso.

5. El peso de la historia

La sombra de la historia flamante asimismo pesa. Barcelona es un equipo que recibe críticas y presiones aún ganando. Se ha acostumbrado tanto a ingresar que un segundo puesto se convierte en un fracaso sin peros. Y la presente asoma como una temporada huérfana de títulos. 



FUENTE

Be the first to comment on "Las cinco claves que explican la debacle de Barcelona"

Leave a comment

Your email address will not be published.


*