Las enfermedades que surgen por cuidarse del coronavirus


Si aceptablemente el aislamiento preventivo ha acabado aplanar la curva de contagios por coronavirus muchas personas minimizaron otros síntomas y se quedaron en sus hogares en motivo de ir a consultar al experto acudiendo con estadíos avanzados y complicaciones asociadas a sus cuadros de colchoneta. Los cardiólogos han pedido a la población no colocar toda la atención en la pandemia por el aventura de no advertir otros problemas de lozanía.

Muchas patologías preexistentes siguieron su curso sin ser controladas. Esto se debe a una mezcla de situaciones; revocación de los controles médicos y reutilización de espacios y personal para atender casos de covid-19; si a esto le sumamos la atención restringida de urgencias en clínicas y sanatorios como así además en laboratorios de disección clínicos en la período auténtico de la cuarentena más el parada acatamiento de la población adulta, podremos comprender el descenso en los controles de hipertensión, chequeos de laboratorio y demás seguimientos de otras patologías.

Debemos destacar que actualmente se está trabajando con turnos programados para no dejar desprotegidos a los pacientes. El sector de lozanía conto con la rápida implementación de las consultas telefónicas, la telemedicina y las recetas electrónicas para cubrir las demandas de la anciano cantidad de pacientes.

Según datos de la OMS, más de la centro (53%) de los países ha interrumpido parcial o totalmente los servicios de tratamiento de la hipertensión. Algo similar ocurre en el caso de la diabetes (49%), cáncer (42%) y emergencias cardiovasculares (31%).

Junto a un anciano sedentarismo muchas de estas patologías están asociadas al sobrepeso y la obesidad, que además se pueden potenciar en pandemia. Recordemos que hay enfermedades relacionadas con el sobrepeso y la obesidad como hipertensión, diabetes tipo 2, enfermedades cardiovasculares, dislipemias, algunos tipos de cáncer, problemas articulares, apneas, hígado churretoso no asociado al licor (EHGNA), problemas ginecológicos y de fertilidad, víctima autoestima y depresión.

Estos son algunos de los problemas que comenzarán a surgir o potenciarse como un intención secundario de la pandemia.

El círculo es engorroso, en septiembre de 2019 la Segunda Encuesta Nacional de Nutrición arrojaba cifras alarmantes, el 68% de la población argentina, de más de 18 abriles, presentaba exceso de peso. Según los especialistas, la malnutrición en todas sus formas es la principal causa de problemas de lozanía general. El exceso de peso lleva al sobrepeso y este puede seguir su camino en torno a la obesidad, si aceptablemente esta es de origen multifactorial una de las principales causas de obesidad sería el nivel nutricional inadecuado, priorizar alimentos de elevado contenido en grasas, azúcares -incluidas bebidas azucaradas y actividad física insuficiente. Estos hábitos poco saludables muchas veces se asocian a trastornos de víveres como picoteo o atracones adecuado a las emociones negativas (ansiedad, angustia, miedo e incertidumbre) que han cobrado protagonismo durante este confinamiento tan prolongado.

Según la averiguación de la Sociedad Argentina de Nutricion (SAN), durante la cuarentena el 56% de la población aumentó de peso. Casi el 80% subió entre uno y tres kilos.

Actualmente los pacientes que estaban en tratamiento por sobrepeso u obesidad están regresando a las consultas presenciales o virtuales y además lo están haciendo personas que ayer de la pandemia no tenían problemas con el peso.

En las personas obesas hay un cuadro inflamatorio crónico que es anciano según aumenta el escalón de exceso de peso entregado que su respuesta inmunológica no está debidamente regulada convirtiéndolos en población de aventura ya que dichos pacientes pierden capacidad de replicar de guisa efectiva para circunvalar la infección del virus. A través de una buena víveres y hábitos saludables, se fortalece el sistema inmunológico sobre todo en momentos en que las defensas precisan estar lo más elevadas posibles.

Patologías en aumento

El estrés es una respuesta fisiológica delante una situación de adversidad y cuando se produce desencadena cambios químicos en nuestro cuerpo que afectan a nuestro sistema inmunológico, endócrino y neurológico.

El estrés generado por la pandemia es una de las principales causas del aumento en la caída de melena.

El excesivo lavado de manos próximo con la aplicación frecuente de licor en spray o gel generó un incremento en las dermatitis de contacto en la población universal.

Los cambios de hábitos durante el confinamiento, generan condiciones que están alterando la lozanía de la población, en el mundo ya hablan de una avalancha de miopía a mediano plazo, sobre todo en niños y adolescentes, adecuado al anciano uso de pantallas y a la pequeño exposición a la luz natural adecuado al confinamiento. Los altos niveles de ansiedad están alterando el sueño de niños y adultos generando más bruxismo (exigir o crujir excesivo de los dientes).

La pequeño movilidad juega en contra de la lozanía de huesos y músculos, favoreciendo la descalcificación ósea y perdida de masa muscular generando anciano aventura de caídas a futuro sobre todo en adultos mayores.

A medida que los casos de Covid-19 comiencen a disminuir, empezarán a aflorar una serie de patologías que se fueron gestando durante este tiempo por eso hoy más que nunca debemos perseverar los controles médicos habituales y venir al experto ayer que sea tarde.



Click aqui para ir a la mensaje flamante

Be the first to comment on "Las enfermedades que surgen por cuidarse del coronavirus"

Leave a comment

Your email address will not be published.


*