Londres: los trabajadores no quieren volver a las o…


Pese a que el gobierno inglés instó a los trabajadores a retornar a las oficinas y al uso del transporte conocido, las calles desiertas de Londres demuestran que aún error mucho para que ese deseo se haga efectividad. Según un estudio publicado esta semana por el costado sudaca Morgan Stanley, al punto que un 34% de los ejecutivos de Reino Unido, 31% en Londres, han vuelto al trabajo.

El miedo que se instaló por la pandemia en el país, que es el que veterano cantidad de muertes por coronavirus tiene en Europa,  y la comodidad de evitar los largos viajes a los lugares de trabajo son las razones principales para esta resistor. Es por eso que, pese al mensaje del gobierno, la mayoría de las empresas ya han tomado su audacia.

«Muchos de nuestros clientes, sobre todo en las finanzas y seguros, no volverán hasta el año próximo», explicó Pablo Shah del centro de investigación económica CEBR, al referirse a Londres como «una ciudad fantasma». Esa situación contrasta con lo que ocurre en el resto del continente, donde en la mayoría de los países los ejecutivos ya han vuelto a las oficinas.

Apenas visitada por algunos turistas que deambulan por la catedral Saint Paul, la city, centro histórico de las finanzas británicas, se encuentra casi desierta. La misma impresión de desaliño genera Canary Wharf, un alfoz al este de Londres, conocido por sus rascacielos que albergan en sus sedes grandes bancos y empresas de auditoría.

Con el parpadeo de las empresas

La envés a la normalidad en los centros de negocios de Londres se estima que tendrá que esperar hasta 2021

Grandes empresas como el costado Natwest recomendaron a la mayoría de sus trabajadores seguir trabajando a distancia hasta el próximo año.

En la misma sintonía, Google, que retomó la construcción de una sede monumental al flanco de la temporada King’s Cross, promueve el teletrabajo hasta julio del año próximo.

James Staley, dirigente del costado Barclays, expresó, en cambio, su deseo de que la parentela regrese a las oficinas, al mostrarse afectado porque «60.000 personas trabajen en la mesa de su cocina».

En tanto, el presidente del consejo de delegación del hércules de auditoría de PwC, Kevin Ellis, paciencia que la centro de su personal vuelva el próximo mes. Sin requisa, para Ellis, «el presentismo se ha terminado para siempre».

La postura de Borís Johnson

«Es necesario que las personas se sientan confiadas para volver al trabajo», consideró el jueves el primer ministro Boris Johnson, para quien la envés a las oficinas es, sobre todo, una ayuda para reactivar la maquinaria económica. 

Según el economista Pablo Shah, es el mismo atractivo de Londres, conocida por seducir los jóvenes talentos de todo el mundo, lo que está en pasatiempo. «Si las empresas tienen miedo, si los trabajadores no regresan, si la gente no ve a Londres como un lugar para vivir y que atrae nuevas empresas, el efecto económico podría multiplicarse», advierte.

El centro de investigación económica CEBR estimó el endeudamiento en 178 millones de libras (unos 232 millones de dólares) mensuales para la renta y señaló que el daño para los comercios ya es enorme. La condena de comida rápida Pret A Manger, por ejemplo, ya anunció el obturación de muchos locales y 1.000 de sus puestos de trabajo se ven amenazados.



FUENTE

Be the first to comment on "Londres: los trabajadores no quieren volver a las o…"

Leave a comment

Your email address will not be published.


*