Los jugadores de River, a la espera de los resultados de los test para volverse a sus casas


River se mantiene internamente de los caminos de los protocolos sanitarios. Es por eso que luego del piscolabis de este miércoles en el Holiday Inn, el hotel de Ezeiza en el que están alojados, los jugadores se realizaron nuevamente los testeos PCR para descartar que haya habido falsos negativos en los hisopados que se hicieron el lunes. Si se ratifican los resultados, este jueves finalizará la «burbuja» y volverán a sus casas.

«Queremos confirmar que los jugadores estén sanos antes de que vuelvan a sus casas», le dijo a Clarín un constituyente del cuerpo técnico. Es por eso que ayer de hacer salir a los jugadores de la burbuja, esperarán a que este jueves a la mañana todos los resultados vuelvan a dar pesimista.

Si todo marcha proporcionadamente y se confirman los negativos, los futbolistas serán liberados este jueves para que vuelvan a sus casas y, cada uno desde la suya, vaya a entrenarse al predio a partir del viernes como lo hacían ayer de que se metieran en la «burbuja».

Nicolás De La Cruz se entrena bajo la lluvia. Abrigado y protegido. Foto: Prensa River.

Nicolás De La Cruz se entrena bajo la tempestad. Abrigado y protegido. Foto: Prensa River.

Mientras tanto, el plantel continúa con sus trabajos pensando en la reanudación de la Copa Libertadores, que para River será el jueves 17 (a las 19 horas) delante San Pablo en Brasil. Este miércoles, el plantel volvió a trabajar en el predio de Ezeiza y no lo paró ni la tempestad. Se extremaron las medidas de cuidado, dividiendo al plantel en tres grupos (dos a la mañana y uno a la tarde), respetando la distancia en los ejercicios y, para no implorar un resfriado que vuelva a encender las alarmas, mucho refugio: gorros de pelo, guantes, cuellos y camperas impermeables.

Fue el segundo día de trabajo allí luego de cuatro en los que primero estuvieron aislados en las habitaciones del hotel donde concentran y luego fueron autorizados a entrenarse individualmente en algunos sectores (una cancha, el estacionamiento y otra zona verde lindera al enredado) del Holiday Inn, en lo que denominador «corredor sanitario seguro».

El martes, luego de que llegaran los resultados (negativos) de los test, los médicos del plantel se comunicaron con las autoridades sanitarias nacionales para pedir autorización para entrenarse en el RiverCamp y se la aprobaron.

Buena onda. La de Paulo Díaz en el entrenamiento, a pesar de la lluvia. Foto: Prensa River.

Buena onda. La de Paulo Díaz en el entrenamiento, a pesar de la tempestad. Foto: Prensa River.

Después de los testeos de este miércoles, los jugadores volverán a subirse al micro para recorrer los 9 kilómetros que los separan desde el Holiday Inn, para hacer el segundo turno de entrenamientos desde las 17.45.

De a poco, la calma le fue ganando a la preocupación. Los jugadores habían quedado aislados en sus habitaciones individuales por precaución tras conocerse el jueves pasado el positivo de COVID-19 del preparador de arqueros, Adrián Olivieri, quien se retiró inmediatamente a su casa ni proporcionadamente tuvo el resultado del hisopado. Ese episodio pudo activo hecho explotar la burbuja. Por el momento, eso no sucedió. De todos modos, la concentración va llegando a su fin.   

Mirá asimismo

Mirá asimismo

FK



FUENTE

Be the first to comment on "Los jugadores de River, a la espera de los resultados de los test para volverse a sus casas"

Leave a comment

Your email address will not be published.


*