Marcha atrás por el coronavirus en Perú: restauran …


Tras un retoño de casos de coronavirus, Perú restauró el toque de queda dominical y prohibió las reuniones sociales. Luego de seis semanas de desconfinamiento continuo, el gobierno de Martín Vizcarra retornó a medidas más restrictivas para combatir contra la pandemia. 

«Tenemos que retroceder un paso en las actividades que estábamos liberando. A partir de este domingo, se vuelve a la inmovilización obligatoria a nivel nacional», anunció el presidente a posteriori de una excursión con un récord de 8.875 nuevos contagios.

Según informó el mandatario, el principal foco de contagio son “las reuniones de carácter accesible y social» y por eso se avanzó en su prohibición. 

«En julio se ha trillado un retoño y eso se debe a que hemos débil nuestras acciones para evitar el contagio y tenemos que reforzarlas», indicó Vizcarra, al tiempo que advirtió que las fuerzas militares van a participar de operativos para controlar que se respeten las medidas.

Además, el gobierno dispuso extender la cuarentena obligatoria a provincias en donde había sido levantada el 1 de julio. De esta forma, un tercio de la población peruana, un total de 11 millones de personas, estarán confinados en una cuarentena estricta.

De acuerdo a datos del ministerio de Salud, el miércoles el país registró 212 decesos y un récord de 8.875 nuevos contagios. Además, los hospitales están saturados con 13.823 enfermos de coronavirus, otra cifra récord.

Perú es el tercer país de América Latina con más contagios y muertos por la pandemia, detrás de Brasil y México. Acumula 498.555 casos y más de 21.713 decesos, en una población de 33 millones.

A partir del desconfinamiento gradual que instrumentó el gobierno, los contagios más que se duplicaron, pasando de 3.300 diarios en promedio hace un mes a 7.025 la última semana, según cifras oficiales.

«Necesitamos seguir actuando con criterio de aprieto para continuar protegiendo la vida de los peruanos», agregó el presidente para explicar las medidas.

Situación económica

Las políticas de flexibilización de la cuarentena tuvieron como objetivo reactivar una bienes sumamente deteriorada. Hasta el mes de mayo la caída de la actividad fue de un 17% y las proyecciones del Banco Central señalan una fruncimiento anual de 12,5%, uno de los peores registros de América Latina.

En materia de empleo, desde el inicio de la cuarentena se estima que se perdieron 2,6 millones de puestos de trabajo. Frente a la presión del sector patrón, en julio se habilitó la reapertura de restaurantes y se reanudaron los viajes nacionales aéreos y terrestres.

Sin bloqueo, la flexibilización condujo a un retoño de contagios, en un país cuyo sistema retrete se encuentra al conclusión del colapso.   



FUENTE

Be the first to comment on "Marcha atrás por el coronavirus en Perú: restauran …"

Leave a comment

Your email address will not be published.


*