Messi le negó el saludo al árbitro y ya puso la mira en Lisboa


Barcelona logró aventajar al Nápoli sin demasiadas turbulencias, a pesar del momento inestable con el que llegó al acercamiento de revés de los octavos de final de la Champions. Los catalanes avanzaron a cuartos con un Messi trascendente, que fue básico en el primer tiempo y se guardó el postrer abundancia para a posteriori del pitazo final: gambeteó al árbitro Cüneyt Çakır cuando lo iba a saludar.

El turco debió recurrir al VAR (AFP).

El turco debió apelar al VAR (AFP).

El enjuiciador turco le anuló mal un tanto a la Pulga, considerando que el 10 había bajado con la mano un centro desde la izquierda. Además, en el tanto de penal de Luis Suárez debió apelar al VAR porque no vio un clarísimo patadón del senegalés Kalidou Koulibaly a Leo, que le había yeguada la posición y quedó un espacioso rato tendido sobre el césped por la errata.

El patadón de Koulibaly que dejó a Leo dolorido (DPA).

El patadón de Koulibaly que dejó a Leo dolorido (DPA).

Por eso, a posteriori de saludar a Mertens (con quien tuvo un cruce en el partido de ida en Italia), Messi continuó repartiendo abrazos hasta que se acercó al árbitro, que levantó el benefactor para chocarlo con el de la Pulga y se comió el retroceso: el argentino le hizo que no con los dedos, mientras le decía poco.

Más allá del enojo, el rosarino se fue cansado pero conforme con la clasificación del equipo rumbo al Final8 que se jugará en Lisboa desde el miércoles.

«Nos vemos en Lisboa», publicó Messi en su cuenta de Instagram

Sí, Leo llevó de la mano al Barcelona a la recta final de la Champions. Y si admisiblemente el equipo luce deshilachado y ya no es lo que era, la ilusión de consolar la Orejona sigue actual.



FUENTE

Be the first to comment on "Messi le negó el saludo al árbitro y ya puso la mira en Lisboa"

Leave a comment

Your email address will not be published.


*