Morosidad de empresas siguió aumentando pese al ayudín del BCRA


Viendo lo que se le venía encima, el BCRA no tardó mucho en flexibilizar, a comienzos de la cuarentena, los criterios de calificación de deudores. Así a través de la Comunicación A-6839 decidió incrementar en 60 días los plazos de mora admitidos en las categorías 1, 2 y 3 de las carteras de consumo y comercial, hasta el 30 de septiembre. Por lo tanto, hasta esa plazo se suspendió la recategorización obligatoria de los deudores. Sin secuestro, con sólo medio mes de cuarentena los números oficiales de marzo pasado muestran que la morosidad de los préstamos alcanzó el 7,5% de la cartera total (se proxenetismo de deudores en situación 2 a 6). De modo que tras lo ocurrido en abril, mayo y junio, sin dudas el panorama será peor aún. Pero el menoscabo de la calidad de la cartera comercial ya viene de remolque, lo que está haciendo la pandemia es profundizar una situación delicada y que puede tornarla explosiva. Porque cuando asumió Macri este ratio de irregularidad era del 3,2%, al año trepó al 3,5%, en 2018 llegó al 5,1% y cerraron 2019 en 7,1% (las empresas ya mostraban niveles de 7,5% y las personas del 6%). Al cerradura de marzo pasado la morosidad ya escaló al 7,5%, donde en el caso de empresas llegó al 8,7% y 5,4% para las personas. Es opinar, que la flexibilización del BCRA dio como resultado una prosperidad de la calidad de la cartera de personas, pero un pérdida en el caso de empresas. Y se puede opinar que la mora hasta ahora no fue tan reservado pese a la pandemia. La cartera del sistema empeoró, pero no se refleja en malas calificaciones.



Click aqui para ir a la comunicado innovador

Be the first to comment on "Morosidad de empresas siguió aumentando pese al ayudín del BCRA"

Leave a comment

Your email address will not be published.


*