Para economistas, deuda, inflación y medidas para la producción marcarán la poscuarentena –


Economistas y referentes del sector financiero coincidieron en que la reestructuración de la deuda, las medidas destinadas a recuperar el nivel de actividad y el control de la inflación marcarán el ritmo de la peculio argentina en la poscuarentena.

Los especialistas incluso resaltaron la falta de animar la cuestión social y la carga impositiva, para darle un impulso al sector productivo.

En diálogo con , Victoria Giarrizzo, licenciada y doctora en Economía, aseguró que resultará fundamental recuperar el ingreso de la población en la pos cuarentena.

«Argentina se mueve en base al consumo interno. No se va a poder salir a exportar de un día para el otro, así que la recuperación no va a venir por ese lado, sino más bien en el mercado interno», dijo la economista.

Giarrizzo señaló que el descenso de los ingresos reales venía desde ayer de la pandemia y la cuarentena terminó de agravar aún más esta cuestión.

«Existen dos agentes: las familias y el sector empresario. El foco se puso en garantizar la subsistencia de las familias. Y ahora tiene que estar en garantizar la producción, para que no sigan despidiendo personal y no sigan recortando salarios», consideró.

Giarrizzo dijo incluso que terminada la cuarentena, el Gobierno deberá trabajar para descabalgar costos y mejorar el sistema tributario para que las empresas sean rentables.

En la misma trayecto, Matías Rajnerman, economista patriarca de la consultora Ecolatina, aseguró que será fundamental poner el acento en la cuestión social y en asistir a las empresas.

«Si bien el Gobierno se ha encargado de atenuarlo a través del IFE y la Tarjeta Alimentaria, la cuarentena afecta más a los que menos tienen, dado que los trabajadores informales son los primeros en quedarse sin empleo», señaló el economista.

En lo que respecta al sector productivo, Rajnerman recalcó la falta de asistir a las empresas que están al borde la degeneración.

«La ayuda no solo va a depender de la cuestión geográfica, sino también de la cuestión sectorial. Si bien hay empresas que no tienen restricciones por operar fuera del AMBA, sí están afectadas porque venden en esa área y están interconectadas. Este punto también habrá que revisarlo», advirtió.

Por su parte, Lorena Giorgio, economista principal de Econviews, sostuvo que el principal eje sobre el cual el Gobierno deberá centrar su atención es el financiero.

«Es clave que se logre llegar a un acuerdo con los acreedores en el corto plazo. Pero una vez que se logre reestructurar la deuda, hay que avanzar hacia un sendero de deuda sostenible», detalló.

Para Giorgio, otro desafío será controlar la inflación, que viene contenida «artificialmente» por un tipo de cambio oficial caduco y controles duros en el mercado cambiario, adjunto con tarifas de servicios públicos congeladas hasta fin de año.

«De a poco, estos nudos tendrán que ir desatándose, para evitar seguir profundizando desbalances macroeconómicos. Al mismo tiempo, será necesario monitorear de cerca qué ocurre con la emisión que está llevando adelante en el Banco Central para financiar el creciente déficit fiscal», explicó.

A su turno, Santiago López Alfaro, socio de Delphos Investment, indicó que la ojeada estará puesta en la reestructuración de la deuda y en controlar la inflación, porque «claramente está contenida por la recesión y por una preferencia de la liquidez de la gente que hace no se gaste ese exceso de emisión por la caída de la recaudación y los mayores gastos».

López Alfaro dijo que no cree que el Gobierno se enfoque en controlar la inflación con un software fiel y que el eje en este caso estará puesto «en impulsar la economía con tasas bajas».

En la misma dirección, el economista Diego Martínez Burzaco puntualizó que la inflación va a ser uno de los puntos en los que el Gobierno deberá poner viejo atención.

«Con toda la emisión que se hizo, resulta muy difícil que una vez normalizada la situación pos pandemia, eso no se refleje en presión de precios. Sobre todo porque vas a tener una demanda más fuerte y una oferta que va a estar deprimida por el impacto del coronavirus en toda la estructura productiva argentina», alertó.

Martínez Burzaco estimó que el Gobierno tratará de poner más el foco «en la demanda que en los problemas de oferta para que desde allí se reflote todo el esquema productivo; en vez de buscar incentivos a la inversión para que eso genere oferta y después se mejore la demanda mediante una mayor productividad y mejora de salarios».

Por postrero, Sabrina Corujo, directora de Portfolio Personal Inversiones (PPI), señaló que los desafíos son de tipo crematístico y financiero.

«La necesidad de reactivación de la economía es clara, como la necesidad de un mayor orden en las cuentas fiscales. El Gobierno tendrá que elegir entre más sector privado y menos impuestos y menos gasto a los fines de transitar hacia el superávit primario, o más sector público y volver a cargar las tintas sobre el sector privado», indicó.

Por el banda monetario, Corujo puntualizó, adicionalmente, la falta desarmar las Leliqs y Pases, para que haya una demanda de cuartos más estable.

En lo financiero, la directora de PPI concluyó que la memorándum estará puesta en la reestructuración deuda externa, el FMI y la (deuda) regional en dólares.



Click aqui para ir a la mensaje llamativo

Be the first to comment on "Para economistas, deuda, inflación y medidas para la producción marcarán la poscuarentena –"

Leave a comment

Your email address will not be published.


*