Polémica en la NBA: la batalla mediática de estrellas de la liga que empezó en la cancha y arde en las redes


La NBA no descansa, continúa ofreciendo varios partidos por día desde la burbuja de Orlando y siempre deja tela para cortar. Aunque a veces supera las expectativas de la discusión mediática. Es lo que ocurrió este sábado, cuando el partido entre Los Angeles Clippers y Portland traspasó los límites de la cancha y se convirtió en una candente pelea que llegó hasta las redes sociales entre Damian Lillard, Paul George y Patrick Beverley.

Los Trail Blazers, que pelean por al menos alcanzar el «repechaje» entre el octavo y el noveno clasificados de la conferencia Oeste, necesitaban una triunfo contra los Clippers, segundos detrás de los Lakers y grandes candidatos al título.

Mirá asimismo

El partido transitaba sus últimos instantes: quedaban sólo 15 segundos cuando Lillard tuvo dos tiros libres determinantes que le hubieran permitido a Portland, que perdía por un punto, acaecer al frente. Sin secuestro, pese a ser un tirador híper confiable con un porcentaje de puntería durante su carrera de 88%, increíblemente falló los dos lanzamientos.

Y el cárcel de los Clippers estalló. Patrick Beverley no tuvo reparos en reírse a viva voz conexo a sus compañeros, chocó los cinco con Marcus Morris y gritó «Dame time» («la hora de Dame»), expresión que suele estilarse sobre Lillard ya que está señalado como uno de los jugadores más efectivos a la hora de cerrar partidos.

En un estadio sin sabido, por supuesto que tales expresiones no pasaron desapercibidas para el cojín de Portland. Además, en la atención a la prensa post partido fue consultado al respecto. Y salió con los tapones de punta.

«A Patrick Beverley ya lo mandé a su casa anteriormente. Paul George se tuvo que ir a su casa el año pasado por culpa mía», destacó el cojín, refiriéndose a dos ocasiones en que eliminó a uno y otro jugadores de los playoffs. «Así que (las cargadas) no me ofende. Si algo prueba, es cuánto les dolió a ellos lo que les pasó por mi culpa», agregó.

El año pasado, Lillard anotó un triple impresionante con la última pelota del séptimo partido y eliminó al Oklahoma de Paul George, quien lo marcó en esa jugada. (Foto: AP)

El año pasado, Lillard anotó un triple impresionante con la última pelota del séptimo partido y eliminó al Oklahoma de Paul George, quien lo marcó en esa barrabasada. (Foto: AP)

Luego, claro, George recibió asimismo preguntas dirigidas a esa situación. «Es parte del juego», aseguró al principio, casi diplomático. Aunque luego de meditar unos segundos, soltó: «Algunos pueden hablar y jugar, y otros no».

Y los hombres de Los Angeles la siguieron… En las redes. El medio Bleacher Report recogió las declaraciones de Lillard y las subió a su cuenta de Instagram. Para qué… Beverley escribió: «Cancún en 3», ya que considera que adentro de esa cantidad de partidos su rival de esta tarde estará eliminado y de holganza… George siquiera se aguantó y comentó, como si le hablara a Lillard. «Y vos te vas a ir a tu casa este año», con el emoji de la carita llorando de risa.

Las cosas no quedaron ahí. Lillard recogió el mitón y devolvió: «Seguí cambiando de equipo, escapándole al sacrificio. Son tontos». Al rato, el cojín subió su propio posteo en Instagram, una foto con una frase debajo: «Los imbéciles rezan y rezan para que caiga, pero cada vez que piso la cancha me elevo como la pelota».

Al final, George cerró el tema con su propia foto, de pesca, «Vuelvo a preocuparme por mis cosas. #SacáEseOdioDeTuCorazón».



FUENTE

Be the first to comment on "Polémica en la NBA: la batalla mediática de estrellas de la liga que empezó en la cancha y arde en las redes"

Leave a comment

Your email address will not be published.


*