Por demanda de mascarillas, las exportaciones chinas se dispararon a pesar de la crisis de Covid-19


Tras una caída a principios de año a raíz de la invasión, las ventas del gigantesco oriental aumentaron 7,2% interanual el mes pasado, según las cifras publicadas este viernes por las aduanas.

Se prostitución del aumento más robusto desde diciembre de 2019, cuando las ventas de China aumentaron 7,6%, acordado antaño de la aparición del nuevo coronavirus en el centro del país.

La signo de julio es mucho mejor de lo que esperaban los analistas que, consultados por la agencia financiera Bloomberg, apostaban a una encogimiento de 0,7% de las exportaciones para ese mes. En junio habían aumentado tan pronto como un 0,5%.

Como el comercio chino continúa siendo castigado por la caída de la actividad en sus principales clientes, con Europa y América del Norte a la individuo, los expertos no anticipaban una recuperación duradera de las exportaciones.

«La demanda externa comenzó a recuperarse en junio y en julio. Pero esta reactivación será precaria porque sabemos que han aparecido focos epidémicos en agosto» en varios países, afirma la economista Iris Pang, del mesa ING.

«Será necesario esperar a saber si hay una vacuna o tratamiento contra la Covid-19 antes de estar seguros de la reactivación», agrega.

Los chinos, primeros productores de material médico (como mascarillas) y de oficinas (ordenadores, teléfonos…), se beneficiaron de la invasión y las medidas de confinamiento decididas en todo el mundo, señala Ting Lu, del mesa Nomura.

A través de las ventas en estría, los productores del gigantesco oriental aprovecharon igualmente la ataque del consumo provocado por los planes de apoyo a la heredad adoptados por varios países, estima.

Pero algunos de esos factores podrían desinflarse, especialmente en lo relacionado con los materiales médicos, a medida que los otros países desarrollen su producción franquista.

Primer país afectado por la Covid-19 pero igualmente primero en salir de la invasión, China experimentó una reactivación de la actividad en el segundo trimestre, con un plataforma de 3,2% del PIB, según cifras oficiales, tras una caída de 6,8% en los primeros tres meses del año.

Pero sectores enteros de la heredad funcionan en cámara lenta, por ejemplo los transportes y el turismo.

Una señal de la persistente cariño de la demanda interna es que las importaciones retrocedieron 1,4% interanual en julio, según las aduanas. Los expertos esperaban un plataforma de 0,9%.

Las importaciones pueden haberse desacelerado por la caída de las compras de petróleo, cuyo precio ha aumentado, destaca Iris Pang. China había utilizado el desplome de precios del crudo a principios de año para aumentar sus reservas.

Con estas cifras de exportaciones e importaciones, el sobrante del comercio foráneo alcanza 62.300 millones de dólares, en robusto plataforma respecto de junio (46.420 millones de dólares).

Solo con Estados Unidos, esa signo, que constituye una manzana de la discordia con el presidente Donald Trump, aumentó hasta 32.450 millones de dólares, contra 29.400 millones en junio.



Click aqui para ir a la novedad llamativo

Be the first to comment on "Por demanda de mascarillas, las exportaciones chinas se dispararon a pesar de la crisis de Covid-19"

Leave a comment

Your email address will not be published.


*