¿Por qué la alusión de Kicillof sobre la Antártida es veraz?


«Buenos Aires es la provincia más grande del país, si no contamos a la Antártida», señaló el administrador porteño Axel Kicillof

«Buenos Aires es la provincia más grande del país, si no contamos a la Antártida», dijo el administrador porteño Axel Kicillof en el ámbito del anuncio de la extensión de la cuarentena y en las redes, estallaron contra él. 

En Olivos, mientras se anunciaba la extensión del aislamiento social, preventivo y obligatorio para evitar la expansión del coronavirus, el administrador de la provincia de Buenos

Política Argentina habló con Mariana Altieri y Lucio Verdoia que pudieron aplaudir una examen más académica de la cuestiíon, acullá de los improperios acaecidos en las redes sociales.

Mariana Altieri titular de la Fundación Meridiano y del colección Génera, politóloga de Universidad de Buenos Aires y magíster en logística y geopolítica de la UNDEF señaló que «si bien hubo cierta imprecisión en los dichos del Gobernador al referirse a la Antártida, su afirmación es veraz» y, por otra parte, «bienvenida en el marco de la necesidad de interiorizar a la Argentina como un país bi continental».

Altieri agregó que para precisar vale la pena aclarar que el Territorio Antártico Argentino, conexo con las islas Malvinas, Sándwich y Georgias de Sur forman parte de la provincia de Tierra del Fuego, que de hecho se denomina oficialmente «Provincia de Tierra del Fuego, Antártida e Islas del Atlántico Sur«.

Si acertadamente en el nuevo carta oficial de la República Argentina aparecen todos estos territorios en su dimensión correcta, Altieri recalcó que «todavía no hemos incorporado en el imaginario nacional que Argentina está dentro del continente americano y del continente antártico también, y que tenemos un territorio marítimo que es más grande que el terrestre».

¿Por qué la alusión de Kicillof sobre la Antártida es veraz?

¿Por qué la sugerencia de Kicillof sobre la Antártida es real?

Buenos Aires y la Antártida: la explicación

La referente de Fundación Meridiano y del colección Génera remarcó que por ello que desde el gobierno y desde la sociedad es menester principiar a incorporar que «el centro geográfico del país está en Ushuaia y que la provincia más grande es Tierra del Fuego es fundamental».

A continuación, el nuevo carta oficial de la República Argentina:

 

Desde Fundación Meridiano, tienen una memorándum de trabajo antártica titulada «Argentina Bi Continental» que se supedita a la realización de reuniones periódicas «para indagar sobre estas cuestiones reuniendo a múltiples actores nacionales, referentes antárticos y jóvenes profesionales con el objetivo de proponer políticas públicas para que el Estado argentino se piense sobre aquella porción de su territorio con características tan singulares».

Altieri enfatizó que el continente posee un valencia táctico que «se actualiza e incrementa con el correr de los años, presentándose a futuro como un activo estratégico para la humanidad en su conjunto y, por sobre todo, para aquellos actores que poseen capacidades de acción sobre él».

«Su posicionamiento geográfico, sus recursos naturales, su alto valor científico, turístico y potencialidad económica hacen de este tema un tópico destacado en las agendas de las potencias», subrayó.

En tanto, Lucio Verdoia, titulado en Ciencias Políticas por la Universidad Nacional de Rio Cuarto, analista internacional, doble en Geopolítica y Defensa, y dirigente de Generación Patriótica de Tierra del Fuego, señaló que «para asimilar si Kicillof está erróneo o está en lo correcto, debemos tan solo examinar los datos duros que nos ofrece el Instituto Geográfico Nacional (IGN)».

«La Provincia de Buenos Aires posee una superficie total de 307.571 km², mientras que la Provincia de Tierra del Fuego, Antártida e Islas del Atlántico Sur posee 1.002.445 km² siendo la más grande y la que mayor extensión longitudinal posee, alcanzando el Polo Sur», remarcó.

Recordó que «cuando en abril de 1990 el Congreso de la Nación sancionó la Ley 23.775 creando la Provincia de TDF AIAS (tal su abreviatura oficial), la misma desplazó a la Provincia de Buenos Aires en el primer puesto entre las más grandes en extensión territorial».

«En la actualidad, el Estado fueguino ha establecido una división político-administrativa para la Provincia más joven y austral de nuestro país contando cinco departamentos: el Departamento Ushuaia, el Departamento Río Grande, el Departamento Tolhuin, el Departamento Islas del Atlántico Sur y,finalmente, el Departamento Antártida Argentina. De este modo, vale aclarar, la Antártida Argentina es una unidad territorial totalmente integrada a nuestra legislación interna», enfatizó.

¿Qué pasaría si, en un gimnasia hipotético, quitásemos al Departamento Antártida Argentina del resto de la Provincia de TDF AIAS? Fue una pregunta que se hizo. «La Antártida Argentina posee una superficie total de 965.597 km 2 . Por lo tanto, la geografía fueguina quedaría reducida a poco más de 36 mil km 2 . Nótese, entonces, que Kicillof tiene razón: si no contamos la Antártida en TDF AIAS, Buenos Aires seguiría siendo la Provincia más ancho y extensa de la República», remarcó.

«Buenos Aires es la provincia más grande del país, si no contamos a la Antártida», señaló Kicillof

Verdoia entendió que «las reacciones en las redes sociales contra Kicillof no hacen más que revelar el profundo desconocimiento de la geografía argentina que posee un amplio sector de la ciudadanía». A su entender, este desconocimiento «siempre es preocupante, porque los argentinos nos contamos entre los pocos países de la región que todavía deben completar su integridad territorial quebrantada, amputada, por el imperialismo británico que proyecta su poder depredatorio y militarista desde Malvinas hacia Nuestra Antártida».

Indicó que «cuando hablamos de TDF AIAS, cuando hablamos de la Antártida, debemos prestar especial atención». «Existe una generación de argentinos que ha crecido pensando en la Antártida como un pequeño reducto, graficado en otra escala geográfica, en el viejo mapa nacional. En aquel viejo mapa escolar, hegemónico hasta principios del nuestro siglo, la diferencia de escala entre el Polo Sur y la Quiaca representan la imagen de un país escindido, donde se privilegia la argentina continental y se relega la Argentina oceánica, insular y bicontinental antártica», indicó.

Asimismo, recordó la Ley 26.651 que establece la responsabilidad de utilizar el carta bicontinental de la República Argentina confeccionado por el IGN. «Luego de la aprobación en 2016 por parte de la CPLC de la CONVEMAR (Naciones Unidas), del estudio de límite de la Plataforma Continental Argentina (PCA) realizado por COPLA para nuestro país, el mapa de la nuestra patria cambió radicalmente», sostuvo Verdoia.

A su entender, «el reconocimiento internacional del trazado de la plataforma significó la concreción de un viejo anhelo nacional: el principio de prolongación natural del territorio bajo el mar. La Plataforma Continental Argentina unifica el territorio continental sudamericano argentino con la Antártida en donde sostenemos una presencia histórica incuestionable, contando entre nuestros logros el de haber construido la primer comunidad humana permanente en el continente blanco».

«Más recientemente, – agregó – el 11 de Junio pasado, el presente gobierno franquista conducido por Alberto Fernández ha enviado al Congreso de la Nación un esquema que contempla la oficialización de un nuevo mapa bicontinental donde aparece el territorio nacional de nuestro país fielmente representado y la PCA ocupa el lugar protagónico que en los hechos posee».

Este nuevo carta posee el respaldo legal y diplomático que le otorga el agradecimiento del periferia foráneo argentino, y representa en su plenitud el carácter oceánico y bicontinental de nuestro país y nos alerta, nuevamente, sobre la persistencia del colonialismo sajón en pleno siglo XXI sobre nuestros espacios insulares que ahora ocupan en centro geográfico de nuestro país.

Enterate lo extremo sobre posesiones digital, startups, fintech, innovación corporativa y blockchain. CLICK AQUÍ



FUENTE

Be the first to comment on "¿Por qué la alusión de Kicillof sobre la Antártida es veraz?"

Leave a comment

Your email address will not be published.


*