Reforma tributaria: más presión en Ganancias (de empresas) y riqueza


La ojeada en el Palacio de Hacienda es que la contemporáneo estructura tributaria es regresiva y que esto se profundizó luego de la reforma impulsada durante la diligencia de Mauricio Macri en 2017. Entre otras modificaciones, en ese momento se definió un esquema de desaparecido escalonada de las alícuotas del Impuesto a las Ganancias (que pasaban de 35% a 25% en 2020) a la vez que subía el pequeño no imponible. La misma dialéctica se aplicó con el impuesto a beneficios personales y a las exportaciones. Esto, según la visión del Gobierno, no logró el objetivo de desmontar la presión tributaria para aumentar las inversiones. Por el contrario, la posesiones encadenó dos primaveras de fruncimiento. La cobro siguió el mismo sendero que la actividad, que determinó la imposición de un duro ajuste fiscal y un longevo endeudamiento de la oficina de Cambiemos.

“No estamos de acuerdo. Queremos revertir eso”, aseguran funcionarios nacionales, que insisten en que lo que impulsarán no es una “reforma” sino una“armonización” tributaria. “El actual sistema es muy complejo. Tiene una superposición de impuestos de distintos niveles de Gobierno. Por eso buscamos una simplificación. Los pilares son: volverlo más simple, progresivo, que apunte a la sostenibilidad fiscal y a alinear los incentivos adecuadamente”, enumeran. “¿Qué significa “alinear los incentivos?”, preguntó Ámbito. “Que no se castigue a las exportaciones, la producción ni la generación de empleo”, respondieron.

Según datos de la Subsecretaría de Ingresos Públicos -a cargo de Claudia Balestrini- la presión tributaria de los impuestos nacionales y provinciales pasó del 31,5% del PBI en 2015 (el pico mayor desde 2010) al 28,4% en 2019. El año pasado, de los 5 billones de pesos recaudados a través de impuestos nacionales, la longevo porción gravó beneficios y servicios (un 42% del total), seguido de los aportes y contribuciones de la seguridad social (24%); el aporte del 22% de los ingresos, utilidades y ganancias de haber; el 11% provino de comercio y transacciones internacionales y el 1% restante morapio de rentas a la propiedad.

Dado el nivel de incertidumbre generado por la crisis del covid-19, las modificaciones están pensadas en el corto plazo. Los cambios más de grande plazo que considera el Ejecutivo dependerán de la situación que atraviese la posesiones pospandemia.



Click aqui para ir a la nueva flamante

Be the first to comment on "Reforma tributaria: más presión en Ganancias (de empresas) y riqueza"

Leave a comment

Your email address will not be published.


*