Reino Unido, EE.UU. y Canadá acusan a Rusia de intentar robar datos de una vacuna –


La intención de los hackers es robar información y propiedad intelectual

La intencin de los hackers es robar informacin y propiedad intelectual

El Reino Unido, Estados Unidos y Canadá acusaron este jueves a espías rusos de intentar usurpar la propiedad intelectual de los laboratorios y universidades que trabajan en el exposición de una vacuna contra el coronavirus, en un comunicado conjunto.

El gobierno sajón acusó al especie conocido como APT29 de ser “parte del espionaje ruso con una certeza del 95%”, de favor emprendido una serie de ataques informáticos a partir de febrero, dirigidos a las instalaciones que desarrollan la investigación sobre una posible vacuna contra la Covid-19, a través de un documentación del Centro Nacional para la Ciberseguridad (NCSC, por sus siglas en inglés).

Tras la denuncia auténtico británica, en un comunicado conjunto con la agencia de seguridad franquista de Estados Unidos y la autoridad canadiense de ciberseguridad -el Canadian Communication Security Establishment- y el NCSC indicaron que los ataques forman parte de una campaña entero del especie conocido como APT29, que pesquisa usurpar los secretos de la búsqueda de la vacuna.

El APT29, conocido además entre la comunidad de hackers informáticos como The Dukes o Cozy Bear, mantiene su actividad desde hace primaveras.

Ha sido vinculado con los hackeos contra el Partido Demócrata estadounidense, durante la campaña de las elecciones presidenciales de 2016.

Los servicios de inteligencia occidentales conectan al especie con el Servicio Federal de Seguridad ruso (FSB), bajo territorio directa del presidente Vladimir Putin.

“Es completamente inaceptable que los servicios de inteligencia de Rusia tengan como objetivo a aquellos que intentan combatir la pandemia del coronavirus. El Reino Unido seguirá respondiendo a estos ciberataques y trabajará con sus aliados para que los culpables de estos actos respondan ante la justicia”, dijo el canciller sajón, Dominic Raab.

De inmediato, el portavoz presidencial ruso, Dmitri Peskov, rechazó de plano la inculpación.

«No disponemos de información acerca de quién podría haber ‘hackeado’ a las compañías farmacéuticas y centros de investigación en Reino Unido. Podemos decir solo una cosa: Rusia no tiene nada que ver con estos intentos», aseguró el funcionario, citado por el portal RT.

Según la hipótesis británica, el especie APT29 utiliza una variedad de herramientas y técnicas para tratar de robar secretos, incluido el uso de correos electrónicos de phishing y malware personalizado conocido como «WellMess» y «WellMail».

EL NCSC no reveló el número concreto de ataques, ni si habían tenido éxito, pero indica que el propósito iba dirigido más proporcionadamente a la consecución de información sobre el avance de las investigaciones que al presión de los trabajos.

Los funcionarios detallaron que el especie utiliza con frecuencia los medios disponibles públicamente para realizar escaneos de gran capacidad y explotación contra sistemas vulnerables, probablemente en un esfuerzo por obtener autenticación de credenciales para permitir un anciano golpe.

«Esta amplia selección de objetivos le da potencialmente al grupo, acceso a un gran número de sistemas en todo el mundo, muchos de los cuales es poco probable que sean de valor de inteligencia inmediato», explicaron los funcionarios.

Dijeron que por otra parte pueden ayudar un stock de credenciales robadas para obtener a estos sistemas en caso de que se vuelvan más relevantes con sus requisitos en el futuro.

En el caso de los ataques dirigidos a la investigación y exposición de la vacuna contra el virus, el especie APT29 realizó un escaneo de vulnerabilidad básica contra direcciones IP externas específicas de su propiedad por las organizaciones, añade la denuncia.

Según consideró el diario The Guardian, es raro que el Reino Unido declare explícitamente que cree que otro país está detrás de una campaña coordinada de ciberataques.



Click aqui para ir a la nota flamante

Be the first to comment on "Reino Unido, EE.UU. y Canadá acusan a Rusia de intentar robar datos de una vacuna –"

Leave a comment

Your email address will not be published.


*