River apura el «Operativo regreso» de sus extranjeros


No hay todavía una aniversario confirmada del regreso a los entrenamientos presenciales en el fútbol argentino, pero la dorso se avecina. Es por eso que en River​ ya pusieron en marcha el proceso de repatriación de los futbolistas del plantel que conduce Marcelo Gallardo que están en el extranjero. La idea es que de acá al lunes Nicolás De La Cruz, Robert Rojas, Paulo Díaz, Juan Fernando Quintero, Rafael Borré y Jorge Carrascal estén aquí.

El apuro tiene que ver con que, más allá de que se postergó para la semana que viene la reunión por el tema entre el presidente de la AFA, Claudio Tapia, y el ministro de Salud de la Nación, Ginés González García​, las vueltas a las prácticas en los lugares de entrenamiento de cada club, con los protocolos adecuados y correspondientes, sería inminente. Sobre todo, a posteriori de que Conmebol anunciara la dorso de sus competiciones y programara días y horarios de las cuatro fechas de categoría que quedan por jugarse de la Copa Libertadores.

Mirá todavía

Los jugadores de River que regresen del extranjero tendrán que hacer una cuarentena estricta en el país durante dos semanas, según la reglamento válido dispuesta por el Gobierno Nacional y el Ministerio de Salud. Es afirmar que si el postrero llega el lunes, el 10 de agosto ya estarán todos disponibles para ir al predio de Ezeiza cuando las autoridades nacionales y la AFA lo dispongan. Los casos más sencillos de resolver para el regreso de los futbolistas de River son los de Nicolás De La Cruz, Paulo Díaz y Robert Rojas, quienes se encuentran en países limítrofes. La intención del club es que puedan retornar en vuelos comerciales de repatriación.

Para De La Cruz, quien pasa sus días en Montevideo con su mujer, Vanesa, y sus hijas y realizó actos solidarios con Liverpool, el club de sus inicios, el regreso no demandaría muchos problemas. Si no hay avión, se subirá a un ferry para cruzar el Río de La Plata. Al uruguayo, al retornar, adicionalmente, lo esperan charlas para resolver la extensión de su convenio.

Mirá todavía

Díaz fue uno de los primeros jugadores de River en regresar a su país. El defensor estaba en compañía de su hermano Nicolás pero extrañaba a su mujer y a su hijo, Agustín, de al punto que 10 meses. Ellos estaban en Santiago amoldonado cuando la pandemia estalló y allí se tuvieron que citarse. Gallardo lo llamaba casi todos los días para departir con él y darle humor. Y ni proporcionadamente pudo, Díaz se tomó un revoloteo para reencontrarse con sus seres queridos. Ahora, volverá a subirse a un avión para cruzar la Cordillera.

Rojas partió a Paraguay a mediados de mayo y se reencontró con su grupo en Peguahomi, el pueblito emplazado a unos 400 kilómetros de Asunción en el que residen. Allí, adicionalmente de entrenarse, volvió a ayudar a los suyos con la despensa frecuente y a cosechar mandioca. Ahora, en caso de ser necesario, hasta podría retornar por tierra el Sicario. De hecho, cuando dejó Argentina lo hizo en coche, al igual que otros compatriotas suyos, como Junior Alonso, Antony Silva, Adam Bareiro y Víctor Ayala, entre otros. Viajaron 15 horas.

Mirá todavía

La posibilidad de utilizar otro medio de transporte que no sea el avión se complica lógicamente- con los colombianos. Juan Fernando Quintero se encuentra desde hace dos meses en Envigado, un pueblo cercano a Medellín, yuxtapuesto a su grupo. Además de salir a hacer trote, en el superficie en el que reside hay canchas de fútbol y de básquet. Por lo tanto, está en conveniente movimiento. No solo le da a la pelota número cinco. También es un apasionado de la anaranjada. Y cada tanto se sube a la bici, otra de sus pasiones, para hacer algún circuito.

Rafael Borré está en Cali, su superficie originario, desde los primeros días de junio. Desde allí apareció en secuencia cuando dio una charla vía teleobjetivo para delanteros de las Inferiores de River, en el entorno de los encuentros entre juveniles y jugadores de Primera, organizado por el campo de acción infanto-juvenil del club. Y se viene entrenando robusto, incluso con la ayuda de un preparador físico personal, al beneficio de los trabajos que envían los profes del cuerpo técnico de Gallardo.

Mirá todavía

El caso más provocativo es el de Jorge Carrascal. El “Neymar” colombiano se encuentra cumpliendo el aislamiento preventivo obligatorio ya que recién volvió a su país el 11 de julio. Seguirá bajo la misma modalidad en Argentina, durante un par de semanas más.

Avianca, la límite campo de acción colombiana, realizará un revoloteo singular que partirá desde Bogotá, con destino al aeropuerto de Ezeiza, el sábado a las 6 (las 8 de aquí) para ciudadanos argentinos y colombianos residentes en la Argentina. A ese avión, según le confirmaron a Clarín, se subirán Borré y Carrascal. En tanto, Quintero regresará recién el lunes desde Medellín en un revoloteo privado. 

Para cuando Juanfer esté de nuevo en Argentina, se cree que River ya tendrá el plantel completo para regresar a los entrenamientos presenciales en el predio de Ezeiza cuando el Gobierno y la AFA lo dispongan. Y entablar a prepararse para la dorso de la Copa Libertadores.

FK



FUENTE

Be the first to comment on "River apura el «Operativo regreso» de sus extranjeros"

Leave a comment

Your email address will not be published.


*