River vuelve a los entrenamientos presenciales con 29 jugadores y tres ausencias importantes


Después de 150 días, el plantel de River​ volverá al predio de Ezeiza este lunes para entrenarse. Sí, lo que ayer de la pandemia no era mensaje, ya que se trataba de poco habitual, ahora es una novedad. Desde las 8.30, cada futbolista y cada componente del cuerpo técnico ingresará por el portón prinicipal para retomar las prácticas presenciales. Y habrá tres turnos, para que no se superpongan en número, teniendo en cuenta el protocolo dispuesto por la AFA ​y apto por el Ministerio de Salud de la Nación.

Los jugadores se encontrarán con cambios en Ezeiza: estacionamiento individualizado, señalización para promover el distanciamiento y distintos entrenamiento en grupos de a seis, cada uno a cargo de un componente del cuerpo técnico. Los jugadores llegarán con ropa de entrenamiento y al terminar la maña volverán a sus domicilios sin cambiarse. En dos semanas tal vez queden concentrados en el Holiday Inn de Ezeiza. Es poco que se está evaluando.

Mirá todavía

Al igual que el viernes, cuando el cuerpo técnico y los jugadores pasaron por la clínica Rossi de San Isidro (ileso Paulo Díaz, Rafael Borré, Jorge Carrascal, Juan Fernando Quintero​ y Robert Rojas, quienes fueron testeados en sus casas, ya que no llevaban dos semanas de suceder regresado del exógeno), habrá nuevamente testeos. De los dos tipos: los prospección PCR, que fueron costeados por la gestión del club (al notorio está a razón de 7.000 pesos cada hisopado) para cumplir con las exigencias de la Conmebol y todavía los tests rápidos. 

No estarán todos los jugadores. Habrá ausencias. La de Ezequiel Centurión, el saetero rozagante que dio positivo (asintómatico) al test de PCR. La de Matías Suárez, quien si adecuadamente se hisopó y dio placa, aún no puede salir de su casa del suburbio Cañuelas Golf de la ciudad de Córdoba, cubo que hubo un brote de 21 casos la semana pasada y el Centro de Operaciones de Emergencias dispuso un cordón inodoro. Y las de Quintero y Rojas, quienes aún deben cumplir con una cuarentena estricta durante esta semana, ya que entreambos volvieron más tarde de Colombia y de Paraguay, respectivamente. En tanto, Borré, Carrascal y Díaz ya cumplieron con los 14 días y podrán asistir.

Al plantel de Primera, que ya no tiene a Ignacio Scocco -se fue a Newell’s- y no cuenta con refuerzos de exterior, se sumarán algunos juveniles de la Reserva. Ellos son el saetero Franco Petroli, los defensores Elías López, Augusto Aguirre y Franco Paredes, y los delanteros Lucas Beltrán y Federico Girotti.

Mirá todavía

Quienes quedaron exceptuados de asistir son algunos colaboradores de Gallardo: Marcelo Tulbovitz (PF), Jorge Bombicino (kinesiólogo), Tato Montes (preparador de arqueros), Raúl Quiroga, Ariel Scarpelli y Manuel Tula (utileros). Son mayores de 60 primaveras o encuadran internamente del conjunto con factores de aventura.

De esa guisa, River deberá modificar su estructura de trabajo hasta tanto exista seguridad a nivel inodoro para que los trabajadores preservados se reincorporen. Es por eso que habrá un nuevo conjunto de utileros, por ejemplo. Y otro preparador de arqueros: Adrián Olivieri, de la Reserva.

En definitiva, habrá 29 futbolistas en Ezeiza: Franco Armani, Germán Lux, Enrique Bologna, Franco Petroli (arqueros); Gonzalo Montiel, Lucas Martínez Quarta, Elías López, Javier Pinola, Augusto Aguirre, Milton Casco, Fabrizio Angileri, Paulo Díaz, Robert Rojas, Franco Paredes (defensores); Enzo Pérez, Leonardo Ponzio, Bruno Zuculini, Santiago Sosa, Nicolás De La Cruz, Ignacio Fernández, Cristian Ferreira, Jorge Carrascal, Juan Fernando Quintero (volantes); Rafael Borré, Julián Álvarez, Lucas Pratto, Benjamín Rollheiser, Lucas Beltrán y Federico Girotti (delanteros).

HS



FUENTE

Be the first to comment on "River vuelve a los entrenamientos presenciales con 29 jugadores y tres ausencias importantes"

Leave a comment

Your email address will not be published.


*