Roberto Feletti defiende la «moderación fiscal»


El ex viceministro de peculio de Cristina cree que ahora Argentina tiene chances de reordenar la peculio. Pero pide un ajuste en la logística económica

Desde cada punto que ocupó, sea como viceministro de Economía en el primer gobierno de Cristina Kirchner o como presidente de la estratégica comisión de Presupuesto y Hacienda en Diputados, Roberto Feletti fue uno de los máximos referentes de las ideas económicas del kirchnerismo. Cree que, tras el acuerdo con los bonistas, ahora el Gobierno debe focalizarse en originar certidumbre a empresarios y trabajadores para estabilizar la recuperación del mercado interno.

No obstante, sobre el debate de la situación fiscal, dice: «Me ubico del lado de los moderados»

-Cuando el ministro Guzmán presentó el acuerdo con los acreedores dijo que era «un paso decisivo». ¿Cuál debería ser el próximo para estabilizar el crecimiento de la peculio?

-El arreglo con los bonistas es básico pero no suficiente. Crea certezas sobre las cuentas externas del país. Al despejar los servicios por los próximos abriles, el escena se volvió manejable desde el punto de sagacidad del sector extranjero. Y se empieza a traer la discusión cerca de la actividad interna. Estamos en mejores condiciones para darle estímulos a la recuperación económica. Todos los agentes económicos toman decisiones en saco al horizonte del sector extranjero.

-¿Y qué hay que esperar?

-Las dos reestructuraciones de deuda anteriores -en 1989 y 2005/2010 definieron décadas de gobierno. Si las reestructuraciones son sustentables definen la suerte y el horizonte de una agencia. Es la tercera vez que un gobierno peronista se hace cargo de un problema de deuda generado por gobiernos no peronistas.

-¿Y esta reestructuración es sustentable?

-Sí. Claro que, si no hay crecimiento, ausencia es sustentable. Pero la quita fue muy importante.

Para el ex viceministro de Cristina, el arreglo por la deuda abre la oportunidad de retomar las políticas de estímulo

Para el ex viceministro de Cristina, el arreglo por la deuda abre la oportunidad de retomar las políticas de estímulo

-Por eso: ¿Cuál es el puente para estabilizar el crecimiento?

-Varias cuestiones: ahí tienen que funcionar los distintos acuerdos que planteó el Presidente con el sector patrón y los sindicatos. Y, en segundo punto, el mantenimiento de las políticas de estímulo a la demanda. Hay algunas que llegaron para quedarse: el IFE, como una suerte de tierra de ingresos, el cuota de parte de la sueldo salarial durante un tiempo, la asignación de créditos para hacienda de trabajo. Este paquete combinado con un buen acuerdo que dé un horizonte de precios y salarios y tarifas, torna al país suficiente viable.

-Si tuviera que comparar el escena coetáneo con alguno de la historia económica nuevo, ¿a cuál se parece?

-Estamos frente a un escena mundial inédito, sólo comparable a lo ocurrido en la Segunda Guerra Mundial. Hay que estar muy atentos a las definiciones que tomen otros bloques económicos. Si Europa, Estados Unidos, China y Asia incentivan la demanda con paquetes de ayuda, eso llevará a una expansión en la demanda de alimentos y a una mejoramiento en los precios. Y eso siempre favorece a la Argentina.

La discusión del incremento es otra cuestión. Pero estamos en un momento en que puede tener un quinquenio de recuperación económica muy interesante para la Argentina. No me atrevo a asegurar cuánto. Pero el escena positivo para los próximos cinco abriles está planteado.

-En el debate sobre qué convendría, si ser fiscalmente moderado o perfectamente expansivo en el compra notorio. ¿Usted dónde se para?

-Yo me ubico en la moderación. El Banco Central manejó muy perfectamente la política monetaria durante la pandemia, donde el espesor de la expulsión se destinó a sostener el nivel de actividad. Pero hay que ir cerca de un escena, como dice Guzmán, con un mercado financiero para financiar el sector notorio.

Y asimismo proyectar el debate sobre las grandes fortunas y una suba en Bienes Personales. Para, lentamente, ir cerrando la brecha fiscal. Obviamente, si hay crecimiento, esa brecha fiscal se cierra.

Feletti advierte sobre los excesos en la asistencia del BCRA al Tesoro

Feletti defiende la «moderación fiscal» y advierte sobre los límites a futuro en la concurso del BCRA al Tesoro

-El otro problema estructural tiene que ver con el frente cambiario. ¿Ahí cuál es su planteo?

-Si en la Argentina se genera un escena donde confluyen la inflación con la proceso de las tarifas con la proceso del tipo de cambio y las tasas de interés, en ese esquema de certidumbre ordenada podríamos desmontar la demanda de dólares. En un escena de crecimiento y cierto orden -yo me imagino con una inflación anual del 25%- se puede aliviar la demanda de divisas. A amplio plazo, el desafío de siempre pasa por la creación de un utensilio de parquedad en pesos.

-¿En ese esquema se mantendrían las restricciones cambiarias (cepo) y los controles de capitales?

-De momento nadie piensa en abandonarlas. Las divisas hay que asegurarlas a los industriales, tanto para importar insumos como para tener la energía suficiente para imaginar. Eso, próximo a un horizonte de política salarial. Esa es la mesa de consensos que debe habilitarse. Alberto Fernández lo está intentando.

Lo que no se puede hacer es liberar el mercado cambiario y que cada uno se arregle como pueda. Ese esquema es inviable. El mundo va cerca de un escena más proteccionista, y a la Argentina no le queda otra que tenerlo en cuenta.

Conocé el valencia del dólar en Dólar Hoy y seguí la cotización y comportamiento minuto a minuto. CLICK AQUÍ
Enterate lo postrer sobre peculio digital, startups, fintech, innovación corporativa y blockchain. CLICK AQUÍ


Convertí a iProfesional en tu fuente de telediario. SEGUINOS AQUÍ



FUENTE

Be the first to comment on "Roberto Feletti defiende la «moderación fiscal»"

Leave a comment

Your email address will not be published.


*