«Un escándalo sin precedentes» pone en la mira a Ernst & Young


El hércules mundial de auditoría Ernst & Young está muy complicado por el escándalo de la quebranto de la compañía alemana de pagos en itinerario Wirecard

El hércules mundial de auditoría Ernst & Young (EY) está muy complicado por el escándalo de la quebranto de la compañía alemana de pagos en itinerario Wirecard, por sus deficiencia en la comprobación de las cuentas.

Ya se presentaron demandas contra la consultoría tras la quebranto esta semana del proveedor de pagos electrónicos, que emplea a 6.000 personas.

La asociación de accionistas alemanes SdK presentó una hecho penal contra dos auditores actuales y un exauditor de EY en Alemania.

Escándalo en Ernst & Young

Wirecard, una empresa que cotiza en la bolsa de Frankfurt y se declaró en quebranto el jueves, está bajo la sospecha de deber inflado sus cuentas con fondos ficticios en Filipinas por un monto de 1.900 millones de euros.

El ministro de Finanzas teutón, Olaf Scholz, lo calificó de «escándalo sin precedente en el mundo financiero» y aseguró que se endurecerán los controles en el sector de los pagos electrónicos.

«Un escándalo sin precedentes» pone en la mira a Ernst & Young

Nadie, ni los auditores ni el agente financiero teutón (Bafin), detectó lo que pasaba. Y eso que desde 2015 corrían rumores en la prensa sobre irregularidades en el maniquí financiero de Wirecard, señala AFP.

Más aún, al manifestación de 2019, el diario financiero anglosajón Financial Times publicó una investigación sobre sospechas de fraude en Asia. Esta semana, acusó a EY de no hacer correctamente su trabajo.

Según el FT, EY no solicitó información bancaria crucial a un costado de Singapur, donde Wirecard afirmaba tener hasta 1.000 millones de euros en efectivo.

La comprobación de los depósitos bancarios «es una de las tareas más fáciles» para un auditor contable y se realiza según un «procedimiento muy regulado», acusa asimismo la asociación SdK sobre EY.

A principios de junio, el estudio de abogados berlinés Schirp & Partner interpuso una hecho legal contra EY. La acusa de violar «las obligaciones de control de un auditor».

Las acciones de Wirecard se han desplomado un 98% durante los últimos diez días. El recibidor Schirp insta a los accionistas a presentar una demanda colectiva contra EY.

Fuera de Alemania, la asociación de inversores holandeses European Investors (VEB) instó a EY a un acuerdo amistoso y en caso contrario amenaza con una denuncia, informa el diario teutón Handelsblatt.

El recibidor de auditoría, que se negó a aprobar el recuento de la compañía para 2019, reconoció «indicios claros de un fraude a gran escala, que implica a varias partes en el mundo y diversas instituciones, con una voluntad de engaño».

El problema es que esta manifiesto podría volverse contra él. EY, a cargo de aprobar las cuentas del agrupación bávaro desde 2009, es blanco de las críticas. Se le acusa de no deber informado antaño al divulgado de los problemas en Wirecard.

El conglomerado japonés Softbank prevé demandar a EY por su papel en el escándalo, según el semanario Der Spiegel.

Ernst & Young bajo la mira

Ernst & Young bajo la mira

Softbank compró en 2019 bonos convertibles Wirecard por un monto de 900 millones de euros, creyendo que invertía en una empresa confiable.

Preguntada por la AFP, EY dijo que por ahora no ha recibido ninguna denuncia.

Algunos comparan el caso Wirecard con la caída de Enron a principios de los abriles 2000. El agrupación de energía estadounidense, cuyas cuentas eran supervisadas por el recibidor de contabilidad Arthur Andersen, falseó su recuento antaño de hundirse.

Arthur Andersen fue pronunciado y condenado por obstrucción a la honradez, lo que precipitó la caída de la por aquel entonces casa de campo compañía de auditoría más vasto del mundo.

Conocé el valencia del dólar en Dólar Hoy y seguí la cotización y comportamiento minuto a minuto. CLICK AQUÍ
Enterate lo zaguero sobre bienes digital, startups, fintech, innovación corporativa y blockchain. CLICK AQUÍ



FUENTE

Be the first to comment on "«Un escándalo sin precedentes» pone en la mira a Ernst & Young"

Leave a comment

Your email address will not be published.


*