Un gesto de Derby al Leeds de Marcelo Bielsa que borró los rencores


El Leeds de Marcelo Bielsa consiguió en días sucesivos los dos objetivos por los que tanto trabajó durante esta temporada: el viernes, aseguró su avance a la Premier League gracias al igualada del Albion; el sábado, se garantizó ser campeón del Championship gracias a la caída del Brentford. Así, el partido de este domingo en presencia de Derby, que prometía estar cargado de tensión, lo encontró con las metas cumplidas para esta temporada. Aunque detrás había una historia que permitía creer que un clima extraño podía sobrevolar el concurrencia.

Todavía están frescos para muchos los sucesos que involucraron en el campeonato pasado al monitor rosarino y al Derby. ¿Qué ocurrió aquella vez? Todo comenzó cuando Bielsa fue denunciado por tener enviado un infiltrado al entrenamiento del equipo que en ese entonces era dirigido por Frank Lampard (hoy DT del Chelsea).

Si aceptablemente el reglamento no consideraba el hecho como una infracción, todo lo ocurrido generó enormes polémicas y fue tomado como una desliz a los términos del «fair play» del fútbol inglés. Bielsa dio una extensa conferencia de prensa donde admitió su fallo -y aprovechó para mostrar que en verdad no había menester de despachar un infiltrado a la destreza porque sabía todo sobre el desenvolvimiento táctico del Derby- y luego recibió una importante multa.

Pero la historia no terminó ahí. Porque Leeds, que había comandado buena parte del Championship, aflojó la tensión sobre el final de la temporada y tuvo que afrontar los playoff. Como si fuera una broma del destino, el rival fue el Derby. Y aunque los de Bielsa ganaron 1-0 el concurrencia de ida como visitantes, posteriormente cayeron de modo insólita 4-2 como locales y el equipo de Lampard obtuvo la clasificación, aunque posteriormente siquiera consiguió ascender.

Mirá asimismo

Toda esta situación reavivó la vieja rivalidad de los equipos, que chocaron a lo grande de su historia en diferentes categorías -en los 70, uno y otro fueron dirigidos por el mítico Brian Clough, aunque en Derby lo consideran un héroe y su paso por Leeds fue poco menos que lamentable-.

Sin retención, este domingo el eclosión del partido estuvo afectado por la caballerosidad: los jugadores del Derby no dudaron en hacer el notorio «pasillo» para que sus rivales campeones entraran a la cancha mientras recibían su aplauso. Rivales, no enemigos, como reza un inscripción del fútbol argentino.



FUENTE

Be the first to comment on "Un gesto de Derby al Leeds de Marcelo Bielsa que borró los rencores"

Leave a comment

Your email address will not be published.


*