Val Demings, la afroamericana que podría convertirs…


Por Andrew Buncombe *

Algunos de los que piden que Val Demings se convierta en la compañera de fórmula de Joe Biden te dirigirían con entusiasmo a un video del verano pasado. La filmación muestra a la congresista demócrata interrogando al abogado distinto Robert Mueller
, cuando testificó delante el comité sumarial de la Cámara luego de investigar los nexos entre la campaña de Donald Trump y el gobierno ruso.
Demings, de 63 primaveras, fue firme e incisiva, pero era claramente consciente del vistoso damnificación físico de Mueller y su frecuente confusión. No se deseo cero si se lo presiona demasiado, parecía reparar.

En superficie de eso, Demings le hizo una pregunta abierta: «¿Las respuestas del presidente demostraron que no siempre fue sincero?» «Diría que en general sí», acordó Mueller con una sonrisa, entregando una de las admisiones secreto que los demócratas habían estado buscando.

Otros te dirían, con la misma certeza, que el video que necesitas ver tuvo superficie una período antes, en un estado diferente, cuando Demings llevaba textualmente un uniforme diferente. Designada en 2007 para encabezar el Departamento de Policía de Orlando, la primera jefa en sus 132 primaveras de historia, decidió iniciar a codificar los mensajes de radiodifusión de la policía. Fue una medida controvertida; al sabido y a los medios les gustaba escuchar y monitorear el tráfico de la radiodifusión policial, pero Demings decidió cortar ese camino para seguridad de sus oficiales.

En una reunión pública, Demings dejó en claro que no estaba allí para negociar; la audacia ya había sido tomada. Pero quería discutir las preocupaciones que la muchedumbre pudiese tener. «Hemos convivido en esta comunidad durante mucho tiempo «, les dijo a los periodistas presentes. «Ciertamente no nos vamos a ir y sabemos que ustedes tampoco».

Kelly Cohen, una lobbista de Florida que alguna vez trabajó para el cónyuge de Demings, puede estar entre sus defensoras más entusiastas. «Biden sería increíblemente sabio al elegir a Val Demings como su vicepresidenta. Se sabe que Florida es una pieza crítica en el rompecabezas de ganar una elección», le dijo Cohen a The Independent.

Agregó que no sólo es una cuestión geográfica. Demings, como lo subrayan sus apariciones en la Cámara, es una pensadora dura y crítica, que inicialmente puede ser intimidante para algunos. Sin requisa, agregó Cohen: «Ella es verdaderamente una persona del pueblo. Ella es tan cálida, su risa es tremenda. Cuando estás cerca de ella, hay un aura, y es el tipo de persona que se conecta con todos».

Aquellos que trabajan para examinar a los posibles compañeros de fórmula de Biden sin duda han pasado las dos filmaciones y muchas más. En ambas se encuentran muchas de las cualidades que los partidarios de Demings dicen que ella puede aportar: la audacia con la voluntad de escuchar, la claridad íntegro con la capacidad de participar. Tiene el plus de ser una mujer afroamericana, que vivió y trabajó toda su vida en el estado de Florida, cuyos 29 votos en el Colegio Electoral son perseguidos por Biden y Trump.

Aún así, el video de 2007 subraya un problema que el equipo del exvicepresidente tendrá que considerar con cuidado. En cualquier otro ciclo electoral, una mujer negra de Florida que sirvió cerca de 30 primaveras como oficial de policía podría resultar un currículum imbatible para un compañero demócrata. Pero este no es un año habitual. 

El homicidio bajo custodia policial de George Floyd, un afroamericano desarmado, y el gratitud franquista sobre el racismo y las acciones violentas de la policía contra las personas de color, convertirían a su experiencia policial en una clara desventaja. Para algunos progresistas, el tiempo de Demings como policía superaría negativamente a las otras cosas positivas que aporta su posición como compañera de fórmula.

«Hay algunas preocupaciones del ala progresista del partido debido a su experiencia en la aplicación de la ley, que no ha sido analizada a un grado vicepresidencial, y especialmente en este momento en particular», dijo Christina Greer, profesora de ciencias políticas en la Universidad Fordham de Nueva York. «No sé, en la era del Black Lives Matter, si queremos a una exjefa de policía, salvo que tenga algo realmente creativo que decir sobre la vigilancia policial. Creo que esa sería la antítesis de lo que se está buscando en un candidato. No importa que ella sea negra, tampoco importa que sea mujer».

Valdez Venita Butler, luego conocida como Val Demings, nació en 1957, la pequeño de siete hijos de una tribu insuficiente en la ciudad de Jacksonville. Su matriz fue una criada, y su padre trabajaba en una plantación de naranjos. Demings contó que su tribu vivía en una casa de tres habitaciones y que solo tenían una estufa de leño. Había persianas en superficie de ventanas adecuadas. La tribu cultivó verduras y crió pollos, y Demings asistió a una escuela primaria segregada.

«Nuestra primera casa se parecía a la casa de Jed Clampett en el programa de televisión The Beverly Hillbillies», dijo su hermanastro, Benny Woods, al diario Orlando Sentinel cuando fue nombrada jefa de policía. En DuPont Junior High School, Val Demings fue secretaria del llamado Charisma Club y formó parte del equipo de atletismo. Trabajaba en los locales de Dairy Queen y McDonald’s posteriormente de la escuela, y lavaba los platos en un geriátrico. En 1979, se matriculó en la Florida State University y obtuvo un título en criminología antiguamente de unirse a la fuerza policial.

Conoció a su cónyuge, Jerry, además policía, mientras patrullaba. Luego él pasaría a servir como presidente del Departamento del Sheriff del condado de Orange, convirtiéndose en el primer afroamericano en hacerlo. Actualmente, Jerry es el corregidor de Orange. La pareja tuvo tres hijos. A menudo, Demings es fotografiada manejando su Harley-Davidson. Además concurre asiduamente a la iglesia.

Demings fue elegida por el décimo distrito del Congreso de Florida en 2016, posteriormente de favor perdido su primera candidatura en 2012. Una vez en el Congreso, rápidamente causó una buena impresión, y cuando los demócratas retomaron el control de la Cámara en 2018, su titular Nancy Pelosi la nombró en el comité sumarial y de inteligencia. También le pidió que sirviera como uno de los siete fiscales del partido en el inteligencia político de los demócratas contra Trump.

Desde que Biden dio a conocer en mayo que estaba siendo considerada como una posible candidata a la vicepresidencia («Forma parte de un grupo de cerca de una docena de mujeres realmente calificadas y talentosas que están en la lista»), Demings ha enfatizado sus raíces humildes. «Es un honor», dijo a la esclavitud almacén de televisión ABC. «Y este es el tipo de oportunidades que quiero para todos los niños y niñas que están mirando, sin importar el color de su piel o cuánto dinero tengan ellos o sus padres, o dónde vivan en este país. Se supone que viven el Sueño Americano».

Y a medida que estallaron las protestas en todo el país tras la crimen de Floyd a manos de la policía en Minneapolis, siquiera evitó confrontar su historial, incluyendo sus cuatro primaveras como jefa del unidad de policía de Orlando en un momento en que se enfrentaba a acusaciones de mala conducta. Demings le dijo al Wall Street Journal que en su vida «eligió trabajos difíciles». También se presentó como una persona dispuesta a reparar el sistema policial de la nación, ya que Biden está bajo una presión cada vez decano luego de prometer «desembolsar» y reparar los departamentos de policía de todo el país si es favorito.

En un artículo de opinión publicado en el Washington Post el 29 de mayo, cuatro días posteriormente de la crimen de Floyd, la posible compañero de Biden escribió: «Como expolicía, déjenme comenzar con mis hermanos y hermanas de uniforme: ¿qué demonios están haciendo?» 

El hecho de que sea seleccionada dependerá de lo que esté buscando precisamente el exvicepresidente. Se dice comúnmente que los candidatos presidenciales a menudo seleccionan un compañero de fórmula con la esperanza de que puedan manejar su propio estado, y no hay un estado más crucial que el de Florida.

De The Independent de Gran Bretaña. Especial para Páginal12

Traducción: Celita Doyhambéhère



FUENTE

Be the first to comment on "Val Demings, la afroamericana que podría convertirs…"

Leave a comment

Your email address will not be published.


*