Vilas es desde hace rato el capitán eterno del tenis nacional


Si los homenajes deben hacerse en vida, la dirigencia de la Asociación Argentina de Tenis, en cuyos tres cargos principales hay tres ex jugadores (Agustín Calleri, Mariano Zabaleta y Tomás Lynch), dio en la tecla en la semana al nombrar a Guillermo Vilas capitán honorario de la Copa Davis​ y embajador mundial del tenis franquista. Dos cargos que hasta parecen poco para quien hizo lo que nadie hizo en Argentina: transformó -o, mejor, inventó- un deporte.

Vilas, que a los 67 abriles vive anejo a su grupo en Montecarlo, pidió por aquella capitanía de la Davis en numerosas oportunidades. ¿La merecía? Seguramente sí por sus méritos conseguidos aunque ello no signifique que hubiera podido ser un gran conductor de grupos. De hecho, en el deporte argentino sobran los ejemplos de quienes fueron figuras en el campo de pasatiempo pero fuera de sus limites mostraron (y muestran) innumerables grietas. No viene al caso dar ejemplos de ello, pero hay. Y muchos.

Mirá igualmente

El marplatense pudo activo sido capitán en 1994. Un año antaño el presidente de la AAT, el escribano Juan José Vázquez, lo había prestigioso director honorario de la Copa Davis y el 6 de junio de 1994 fue designado director militar y quedó al frente de los equipos de la Davis y la Fed y de los juveniles. Pero en ese momento Vilas optó por Ricardo Rivera, un hombre muy cercano a él.

También pudo activo asumido el cargo diez abriles más tarde cuando los jugadores (algunos son dirigentes hoy) se reunieron en el Real Club de Tenis de Barcelona y el 27 de abril de 2004 le enviaron un fax al presidente Enrique Morea proponiendo a Alberto Mancini o Martín Jaite para la capitanía en zona de Gustavo Luza. En aquella registro estaban los propios Vilas y Luza y, por otra parte de Mancini (finalmente resultó el seleccionado) y Jaite, José Luis Clerc​ y Javier Frana.

Vilas es el referente mayor en Argentina. Y su gran símbolo en el mundo. El padre del tenis franquista merecía pródigamente ese mimo.



FUENTE

Be the first to comment on "Vilas es desde hace rato el capitán eterno del tenis nacional"

Leave a comment

Your email address will not be published.


*